Local

Federico Martín: “Los docentes van a dar el máximo para que la vuelta a las aulas sea segura”

El presidente de CSIF Salamanca critica a las administraciones porque las medidas para la vuelta al cole “son tardías e insuficientes”

 

Lleva cuatro años al frente del sindicato CSIF en Salamanca y, como nadie, nunca pudo imaginar que tendría que vivir una situación como ésta, la de la pandemia de la Covid-19

Federico Martín, presidente de este sindicato en Salamanca, analiza todos los puntos calientes del sector público: sanidad, educación, vuelta al cole, el papel de los políticos y la sociedad… todo ello en mitad de una crisis que nunca habíamos vivido.

¿Se sienten valorados los funcionarios?
La valoración social ha subido en algunos casos como consecuencia de la Covid-19 pero, en general, no están valorados lo suficiente por la sociedad. Eso sí, a la cabeza de una mejor posible valoración están los sanitarios, aunque no solo ellos; parece que este virus nos ha dado una visión un poco distinta de lo que significa el servicio público. Hemos hecho buena la frase, en cierto modo, de que solo valoramos las cosas cuando las perdemos o hay algún problema. Estábamos acostumbrados a tener a los empleados públicos a nuestro servicio y ahora nos hemos dado cuenta de que la estructura que hay no está cohesionada, cuando es el tejido de los funcionarios el que ha mantenido unido a toda la sociedad”.

¿Pérdida de capital humano?
no lo creo, es que es así; el problema de la función pública en España es que se ha ido descapitalizando con los años, al contrario de lo que ha ocurrido en otros países europeos. Miramos a las naciones nórdicas o a Dinamarca donde el empleo público es muy superior al que hay aquí. Una estructura de empleo público sólida garantiza un bienestar al ciudadano, algo que en España se ha perdido con el paso del tiempo. Otro de los aspectos a tener en cuenta es que debemos tener unas fuerzas de seguridad, una educación, una sanidad… muy fuertes. Una de las lecciones que nos ha dado la Covid-19 es que hay que reforzar todo el servicio público en campos como la sanidad, la educación, la administración o la seguridad; eso nos hará una sociedad más fuerte y capaz”.

¿Sobran políticos y faltan funcionarios?
Sin ninguna duda; uno de los grandes problemas de la administración es que está plagada de cargos de confianza. Este país necesita una regeneración o reestructuración, de modo que la actividad política no sea profesional o que la mayor parte de ella se haya dedicado profesionalmente. O lo que es lo mismo, el político puede representar a los ciudadanos si ha sido uno más en algún momento, y debe volver a serlo; si no se garantiza esto, al final creamos una ‘casta’ o estrato político que se aleja de la ciudadanía. Este hecho es mucho más sangrante en segundos o terceros niveles, hablando de los asesores. La función pública tiene los técnicos suficientes y si no, debe buscarlos porque hay líneas políticas en las que vale una persona. En España sobran muchos políticos en sectores medios (asesores, cargos de confianza…) que deberían ser funcionarios. Los políticos deberían rodearse de los que tengan mejores capacidades.

¿El teletrabajo es una opción de futuro?
Desde CSIF llevamos años reivindicando que el teletrabajo se debe implantar en los niveles en los que sea posible; con la pandemia, hay muchas cosas a las que antes nos obligaban a ir a la ventanilla y ahora se pueden hacer a distancia. Es una de nuestras tareas pendientes ir hacia la administración electrónica. El ciudadano medio sí ha percibido que la opción electrónica ha favorecido muchas de sus gestiones, sin olvidad que hay mucha gente que no tiene acceso a ello todavía, y por eso hay que mantener las dos vías. Se debería potenciar la electrónica donde fuera posible, con el teletrabajo como protagonista, siempre que se pueda, porque ahorraría mucho dinero a la administración.

Medidas para la vuelta al cole; ¿son bastantes?
Las medidas son claramente insuficientes, además de tardías. Es muy difícil que haya una sociedad más estable y tranquila que afronte la complicación de la vuelta al colegio si nos falta información sobre cómo va a ser ese regreso. Ha habido mucha tardanza y falta de liderazgo por parte del ministerio de Educación, que tenía que haber actuado y trabajado antes con las CCAA desde que acabó el estado de alarma. Reunirse con las comunidades un 27 de agosto para ver qué hacemos, es el colmo del despropósito y la dejadez; y, por parte de la Junta, no ha puesto a disposición de la educación todos los recursos necesarios ni ha actuado con la celeridad deseada. Ambas administraciones se usan para disculpar sus errores, pero es una responsabilidad compartida. Para CSIF es fundamental que haya menos ratio de alumnos por clase y un aumento de los docentes y personal de administración; es la única fórmula válida para que la vuelta al cole sea segura.

Labor de los docentes…
Mira, tengo una cosa clara y es que los docentes de Castilla y León van a dar el máximo para que la vuelta a las aulas sea segura, que eso no lo dude nadie; los padres deben estar tranquilos en este aspecto. Obviamente, si ponen a mi cargo 25 alumnos, no podré tener el mismo control sobre lo que hacen ni supervisarles del mismo modo que si son 15. Y esto es lo que la Junta no ha sabido entender ni atender; en la región, se han contratado 600 profesores para la pública y 200 para la concertada, mientras que en el País Vasco se han contratado 1.000 profesores. Con 1.300 centros que hay en nuestra región, los profesores contratados no son suficientes.

¿Les han consultado las medidas?
Desafortunadamente, no. Los protocolos que se han planteado han sido sin pasar por las mesas de negociación. Cuando los sindicatos hemos conocido lo que la Junta quería hacer, en su mayor parte ya estaba decidido. Esto provoca que los trabajadores no se sientan representados y su implicación no puede ser la misma si les han consultado las cosas que si se las han impuesto. Perder en Castilla y León las aportaciones de los profesores es un lujo que no nos podemos ni debemos permitir.

En materia sanitaria, ¿cómo valora la actuación de los profesionales?
Mi mayor deseo es que la presión sobre el personal sanitario no vuelva a ser cómo lo fue en marzo y abril. Y esto no debería volverse a producir porque tendríamos dificultades serias para que pudiesen resistir física y anímicamente. Debe existir una mayor responsabilidad social y darnos cuenta de que esto no puede volver a pasar.

Gobierno y sociedad, ¿hemos estado a la altura?
Una cosa es consecuencia de la otra; el Gobierno no ha estado a la altura, pero porque sale de una sociedad que ha perdido, en gran medida, los valores del trabajo por el bien común. Uno de los grandes problemas educativos es que los valores comunes se han perdido por la falta de conciencia de los políticos y por una sociedad hedonista, que va a lo suyo y que se olvida del colectivo. Los políticos no tienen la talla suficiente y la sociedad no tiene la responsabilidad que debería. Si fuese así, elegiríamos a los políticos que tuviesen la capacidad de trabajar para todos y no solo para sus acólitos o seguidores. Va todo unido, al igual que la educación para poder trabajar como una sociedad unida.

¿Temen congelaciones salariales?
En este apartado, esperamos que los políticos sí den la talla y no recurran a lo fácil, que es meter la mano en los bolsillos de los funcionarios; estos siempre han demostrado ser responsables y solidarios y no ha habido ningún colectivo que haya sufrido el hecho de perder más poder adquisitivo. En Salamanca, reducir un 5% el dinero en circulación a los funcionarios como hizo Zapatero implicó que un 5% del dinero para bares, tiendas, concesionarios de coches… dejara de existir porque Salamanca es una provincia de servicios, con funcionarios y una bajada de su sueldo supuso un descenso de los ingresos en muchos sectores; esto no es deseable. Los funcionarios en España están mucho peor pagados que en otros países europeos; y lo que no puede ser es que la subida del sueldo del funcionario esté por debajo de la del empleo privado.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba