Local

«La culpa de los rebrotes no es de los salmantinos, sino de la Junta»

María García pide a Casado que su próxima visita sea para anunciar la apertura del hospital a pleno rendimiento

“La nefasta situación sanitaria de Salamanca es fruto de la falta de previsión, de la carencia de recursos materiales y humanos, escasa inversión y por una nefasta y caótica gestión prácticamente nula de la Junta de Castilla y León, de su presidente Mañueco y sus socios de gobierno de Ciudadanos que no cumplen con los Protocolos que ellos mismos imponen”.

 

Así lo ha manifestado la secretaria de Sanidad en la Ejecutiva provincial de los socialistas salmantinos y concejala en el Ayuntamiento de Salamanca, María García, en respuesta a la visita realizada por la Consejera de Sanidad Verónica Casado a la capital salmantina.

García ha pedido a la Consejera de Sanidad que la próxima vez que acuda a Salamanca sea para fijar la fecha exacta de la apertura del nuevo hospital y su funcionamiento a pleno rendimiento tras trece años de retraso, o con el anuncio de la contratación de más personal sanitario, mejores condiciones laborales para los profesionales, la apertura de los consultorios y centros de salud, mejoras en la atención primaria y el cumplimiento de los protocolos que ella misma establece en cuanto a la realización de pruebas PCR, el número de rastreadores necesarios, los controles y el seguimiento epidemiológico y proporcionar o asegurarse de que Salamanca cuente con el material y los aparatos que se necesitan para ello, ha afirmado en un comunicado la concejala socialista, “en vez de venir  para culpar a los salmantinos, acusándoles de irresponsables y de no cumplir con las normas o las cuarentenas, de la mala situación sanitaria en Salamanca”.

María García ha afirmado que la causa de los rebrotes y el repunte de la pandemia en Salamanca está en la falta de previsión, de inversión y en la carencia de recursos que la Junta de Castilla y León está aplicando, “y condenando” tanto a la capital como al resto de la provincia en una situación crítica como la que estamos viviendo. Recuerda a la consejera de Sanidad la limitación de medios, de recursos materiales y humanos para realizar los test y generalizar las pruebas de detección y cumplir con los rastreos y los seguimientos tal y como recomiendan sus propios protocolos y los del Ministerio de Sanidad.

En este sentido, ha denunciado que el Sacyl no está haciendo pruebas PCR suficientes, y que las que se hacen a los contactos de una persona que ha dado positivo por Covid-19 se hacen nueve o diez días después, cuando dicha prueba debería ser inmediata. Y no solo por la falta de reactivos y de productos para ello, sino también, por la ausencia y el envejecimiento de los aparatos con los que se cuenta en Salamanca y que están fallando, «y al trasiego del robot que hace dichas pruebas de forma más rápida que tiene que viajar de una provincia a otra, por lo que de nada sirve tener muchos rastreadores si no se les dan las herramientas necesarias para poder controlar los brotes y mucho más si no se cuenta con el número de ellos que se necesitan”.

Las pruebas de PCR, ha remarcado la responsable de Sanidad en el PSOE de Salamanca, es una técnica laboriosa que requiere de buenos equipos actualizados tecnológicamente y de personal cualificado para que en cuatro horas cómo máximo obtener el resultado. En estos momentos, ha demandado María García, Salamanca necesita actualizar su tecnología, obtener máquinas PCR de distintas marcas para asegurar su falta de stock y sus reactivos y, de esta forma, “aumentar su capacidad diagnóstica además de contratar más personal cualificado y esta responsabilidad y la toma de estas decisiones es directa de la Junta y del gobierno regional pero la Consejera nada de esto ha querido decir en su visita a Salamanca mientras tanto el alcalde Carbayo, como el presidente de la Diputación Javier Iglesias callan, otorgan, y acatan apareciendo a su lado y sin ser capaces de exigir nada”.

Es indispensable, ha manifestado María García, realizar el mayor número de pruebas PCR, «y Salamanca está a la cola en el número de ellas». Considera que tampoco se pueden retrasar los resultados de las PCR de pacientes, especialmente los sospechosos de haber contraído el virus, “por ello es inaceptable que la Consejería de Sanidad y la Junta no hayan hecho el acopio suficiente para prevenir esta situación y tampoco resulta aceptable que no se haya recurrido a la Universidad de Salamanca, como ya se hizo en el pico de la pandemia, con un convenio de urgencia para realizar estas pruebas”.

«Resulta lamentable», añade García, «que la consejera no asuma ninguna responsabilidad, venga a echar balones fuera y a culpar a la ciudadanía salmantina o a otras cuestiones ridículas como la movilidad de personas que, por cierto, no será mayor que la que se produce en otras provincias con mejores datos de incidencia de la pandemia, de la mala situación sanitaria en la que se encuentra Salamanca cuando la verdadera razón está en su pésima gestión«.

Una «pésima gestión» como también demuestra el hecho, según García, de que a pesar de que todos los expertos sanitarios coincidían a la hora de afirmar del repunte de la pandemia de Covid-19 en los meses de julio y agosto, información que era conocida por la Junta, «el gobierno regional del PP y Ciudadanos de Castilla y León se dedicó al cese y la no renovación del contrato de una gran cantidad de profesionales y de personal sanitario eventual y que a día de hoy se está necesitando. Personal sanitario que ha tenido que marcharse a otros territorios, y que se sigue marchando, ante las pésimas condiciones laborales y el maltrato que sufren aquí en la Comunidad por parte de la Junta y que está poniendo en riesgo la calidad y la propia asistencia sanitaria en la Comunidad. Profesionales que en muchos de los casos se han formado aquí, como por ejemplo en la Universidad de Salamanca, y que aprovechan en otros sitios, o lo que es lo mismo, invertimos y gastamos dinero en formar sanitarios de los que luego se benefician en otros sitios”.

Una circunstancia, concluye la responsable en sanidad de los socialistas salmantinos, a la que hay que añadir el cierre de consultorios y centros de salud, especialmente en el medio rural, la eliminación de las consultas presenciales, las largas colas a las puertas de algunos centros, en muchos casos a pleno sol, para realizar un trámite ante la imposibilidad de obtener cita previa vía telefónica por la saturación o el colapso de las centralitas, el retraso o el aplazamiento a la hora del seguimiento, detección o tratamiento de otras patologías que no son coronavirus.


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Así se habla si ahora estamos mal que será de los salmantinos cuando lleguen los estudiantes de todas partes de España

Deja un comentario

Botón volver arriba