LocalPortada

«No quiero que en otoño estemos mal, por eso hacemos esto»

Verónica Casado pide comprensión y responsabilidad a los salmantinos por las nuevas restricciones para frenar los contagios

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, visitó Salamanca este miércoles para explicar los motivos por los que la Junta ha decretado nuevas restricciones en la ciudad del Tormes y Valladolid para evitar las aglomeraciones  y grupos grandes con el fin de romper la cadena de transmisión del coronavirus.

 

Dijo que «son medidas duras» pero lo comparó con un tumor que si no se extirpa a tiempo puede hacer metástasis y su curación sería más difícil.

Atribuyó el aumento de contagios desde mediados de agosto a la densidad de población (que aumenta las posibilidades de transmisión), a la movilidad propia del verano y a la existencia de personas que «no son rígidas con la cuarentena», sobre todo, en el caso de los contactos de alguien que ha dado positivo, que no acaban de entender muy bien que ellos también deben permanecer en aislamiento durante 14 días y someterse a las pruebas pertinentes para saber si se han contagiado y, a su vez, transmitirle el virus a otras personas. «No se trata tanto de exigir que les hagan la PCR rápidamente, porque a veces (una persona contagiada) tarda tres o cuatro días en positivar. Lo importante es la cuarentena, que es lo que rompe la cadena de transmisión«, insistió.

Aislarse en esos casos y siempre mantener las medidas de seguridad imprescindibles, como el lavado de manos «hasta el aburrimiento», el uso de gel hidroalcohólico, de la mascarilla y respetar la distancia interpersonal, son las reglas de oro para tener más opciones de no infectarse. En caso de presentar síntomas de coronavirus, contactar con el médico de familia.

Destacó que ahora en verano estamos más al aire libre y en el exterior disminuye el riesgo de contagio, pero reconoció que con la llegada del frío » esto va a ir a peor», y si uno se contagia pasa más tiempo en casa y aumenta el riesgo de contagio. «No quiero que en septiembre y octubre estemos mal y por eso hacemos esto», con el fin de que la situación no vuelva a ser «terrible».

Vacunarse contra la gripe

Además, en otoño suelen llegar los problemas asociados a catarros y gripes. Esta última tiene síntomas «indistinguibles» de los del coronavirus, por lo que señaló que Sanidad adelantará a octubre la campaña de vacunación contra la gripe con el fin de poder distinguir una infección de Covid-19 llegado el caso. Por eso, hizo un llamamiento a vacunarse a los mayores de 65 años, sanitarios y otros ciudadanos enfermos que están frágiles.

Casado apeló continuamente a la responsabilidad individual para que cada uno haga lo que esté en su mano por no propagar el virus y «tener mucho cuidado cuando estamos con personas con las que no convivimos, porque si ahora se han tenido que adoptar medidas «duras» no dejan de estar en un punto intermedio entre el confinamiento y «no hacer nada».

veronica casado sanidad salamanca (3)
La consejera, en el Ayuntamiento de Salamanca.

Resaltó la elevada incidencia del virus en Salamanca, sobre todo, desde mediados de agosto, y su facilidad de transmisión, por lo que advirtió de que «si no ponemos límites podemos contagiarnos todos y tener muchos más fallecidos».

A día de hoy, el hospital de Salamanca ya es el que más presión asistencial tiene por enfermos covid, y con un perfil de pacientes muy heterogéneo, con edades que oscilan entre los 22 y los 101 años. »

Asegura que el hospital está preparado para ampliar el número de camas UCI si fuera necesario y que en el peor de los supuestos se podría utilizar el nuevo hospital, aún sin terminar.

Hay un túnel o pasarela interior que comunica el Clínico con el nuevo edificio, en el que se podría habilitar una zona de camas UCI equipada y acondicionada en 24 horas desde que se diera el aviso. Vamos, que no sería como el Ifema de Madrid.

Casado también pidió comprensión y tranquilidad a los salmantinos, porque estas medidas que entran en vigor en la medianoche el miércoles al jueves, se revisarán cada siete días en las dos próximas semanas, que es el periodo en el que se incuban nuevos contagios y aparecen síntomas en los casos que se complican. Una vez evaluada la situación se pueden aflojar las limitaciones o endurecer si fuera preciso.

Insistió en que se han decretado estas restricciones en Salamanca y Valladolid no porque iban a entrar en fiestas, sino por su situación epidemiológica, aunque seguro que ha influido en esta decisión algunos planes, como el del Ayuntamiento de Salamanca de autorizar la feria de día con las casetas instaladas por la ciudad.

Asimismo, adelantó que si los test de saliva para detectar positivos en coronavirus se muestran fiables, la Junta los distribuirá por los centros de salud. Esta prueba es sencilla y muy rápida y agiliza la detección de positivos, lo que contribuiría a romper cadenas de transmisión.

Por último, recomendó a los padres salmantinos que lleven a sus hijos al colegio a pesar de esta nueva situación, porque si los pequeños se contagian «les afecta menos y su capacidad de contagiar a otros grupos de edad no es tanta como se creía».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba