LocalPortada

El nuevo hospital de Salamanca no estará hasta 2022

  • La mudanza al nuevo hospital de Salamanca costará un millón y empezará en 2021
  • Todavía falta por determinar el destino de 33 millones en equipamiento para el próximo año
  • Finalizado el equipamiento se trasladará el servicio asistencial y de demolerá el Clínico
  • Sobre su solar se levantará el edificio de consultas externas

La Gerencia Regional de Salud ha comunicado un gasto de 956.242 euros destinados a la contratación del servicio de organización, planificación y traslado al Nuevo Hospital Universitario de Salamanca del Hospital Clínico, Hospital Virgen de la Vega y Centro de especialidades anexo al mismo, el edificio Materno-Infantil y el edificio Industrial-Gestión. La mudanza empezará en 2021, año en el que debería terminar el equipamiento del nuevo complejo, para poder acaba en 2022 como muy pronto.

 

El servicio a contratar tiene por finalidad la planificación del traslado, el diseño del plan de trabajo, la coordinación de todos los preparativos para el traslado, el apoyo a la apertura, la colaboración en la recepción del equipamiento a trasladar y/o de nueva adquisición del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca (Causa) al nuevo hospital Universitario de Salamanca, cumpliendo los objetivos de calidad y la normativa vigente.

El plazo de ejecución para contar con esta planificación será de un año e incluye diez meses para la planificación del traslado y diseño del plan de trabajo (cuatro meses desde la formalización del contrato para la presentación de las bases del Plan de Traslado y seis meses para el Seguimiento del Plan de Traslado y diseño detallado del mismo con cada servicio); ocho meses para la recepción del equipamiento a trasladar o de nueva adquisición, a contar desde la presentación del Plan de Traslado (y por tanto en paralelo a él); y dos meses últimos que se destinarán a la finalización del traslado.

En estos momentos se encuentra en fase de dotación con el equipamiento adecuado el Bloque de Hospitalización, que contiene todas las unidades de hospitalización y del Bloque Técnico o de Tratamiento y Diagnóstico. También se encuentra en esta fase el nivel que alberga Rehabilitación, Hospital de Día Onco-Hematológico, Diálisis, Medicina Nuclear y Farmacia.

Una vez finalizado el equipamiento del centro, se procederá al traslado de toda la actividad asistencial del actual Hospital Clínico a la nueva infraestructura (a excepción de consultas externas que tendrán que reubicarse provisionalmente en el Hospital Virgen de la Vega), que es el objeto de este contrato.

Una vez desalojado el edificio actual del Clínico, se procederá a su demolición. Cuando esté terminada, se iniciarán ahí las obras de ejecución del Edificio de Consultas Externas, que albergará los servicios ambulatorios de este tipo de consultas y los gabinetes de exploración, principalmente.

La inversión total prevista en equipamiento será de aproximadamente 83 millones de euros, de los que en 2019 se han invertido 21 millones y en 2020 hay comprometidos en torno a 28,5 millones. Resta por determinar la distribución de créditos pendientes para completar el equipamiento en 2021. Se están tramitando cerca de 100 expedientes de adquisición para la dotación de todo el material necesario.


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. La demolición del Clínico es todo un disparate. Millones y millones de euros tirados a la basura.
    Si quieres firmar contra la demolición, puedes hacerlo aquí:
    https://www.change.org/contralademoliciondelhospital
    La construcción de un nuevo bloque en su lugar se puede evitar utilizando parcialmente el Clínico o el Virgen Vega que tendrá esa función de forma temporal y que pasará a ser, si no lo remediamos, un edificio abandonado. Esta es otra posibilidad: dejar el Virgen Vega para consultas externas.
    Durante esta pandemia hemos visto las graves deficiencias del sistema sanitario por falta de dotación estando al límite de espacio y de personal. El Clínico, podría ser también un hospital de larga y media estancia que tanta falta hace con una población envejecida como la castellanoleonesa. Con el nuevo hospital se pierden camas, y ese es precisamente uno de los propósitos del proyecto. Tenemos la posibilidad de evitarlo si conseguimos que el Clínico no se destruya.

Deja un comentario

Botón volver arriba