Castilla y León

Reclaman a Igea el número de cánceres sin diagnosticar provocados por la falta de asistencia presencial

El PSOE lamenta la falta de autocrítica de la Junta en su informe sobre las residencias

El secretario general del PSOE de Valladolid, Manuel Escarda, aseguró este jueves que la falta de asistencia presencial en la sanidad pública de Castilla y León ha provocado un incremento del número de cánceres sin diagnosticar o cuya detección se ha realizado tarde, por lo que reclamó al vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, que suba al Portal de Transparencia las consecuencias que ha tenido la falta de una atención sanitaria de calidad.

 

Ical.- Escarda realizó estas declaraciones durante una rueda de prensa en la que analizó el informe sobre las consecuencias del COVID-19 en las residencias de mayores de la Comunidad, elaborado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, documento que aseguró que “llega tarde” y que no contempla ninguna medida para evitar que se repita la situación caótica vivida en las residencias de la Comunidad.

Además, el secretario general del PSOE de Valladolid, criticó la falta de autocrítica de la Junta y aseguró que el informe es un intento de “autoexculpación” y de acusar el Gobierno, cuando lo único que provocó la dramática situación vivida en las residencias fue la falta de medios de protección para personal y la falta de una asistencia sanitaria adecuada, factores que se unieron a la falta de recursos materiales y humanos del sistema sanitario provocados por las “políticas de recortes” de los últimos años.

Por su parte, la coordinadora de Igualdad y Familia del Grupo Socialista en las Cortes Regionales, Nuria Rubio, aseguró que el informe de la Junta sobre las residencias está plagado de errores y no aporta ninguna claridad a lo ocurrido. “No sabemos qué paso y por lo tanto no podremos tomar las medidas adecuadas”, se lamentó Rubio.

La dirigente socialista denunció que faltan inspecciones y que la Consejería de Familia sigue mirando hacia otro lado. “No saben lo qué paso, ni lo que está sucediendo en la actualidad”, aseveró, a la vez que advirtió de que no se ha reforzado al personal.

“Es vergonzoso que después de 5.900 fallecidos en las residencias de la Comunidad al menos no exista ni un poco de autocrítica. De todas formas, desde el PSOE vamos a pedir explicaciones y llegaremos hasta el final”, sentenció.

También se refirió a los grupos de trabajo que están participando en la confección de la futura ley de residencias, y aseguró que urge más participación, a la vez que reconoció que las reuniones telemáticas no están siendo muy productivas.

Falta de personal

Mientras tanto, la procuradora socialista vallisoletana Isabel Gonzalo, advirtió que además del incremento de contagios y de fallecidos que se está registrando desde mediados de septiembre, lo más preocupante de la situación es la falta de personal cualificado para sustituir a los trabajadores contagiados o que tienen que guardar cuarentena. “Aunque fue una situación que ya advertimos desde el PSOE, la realidad es que no se han tomado medidas y no hay personal de sustitución formado”, recalcó.

En este sentido, se refirió a la residencia Plaza Real de Zaratán (Valladolid), donde de los 42 trabajadores auxiliares están contagiados 35, y de los 172 residentes 80 están infectados. Además, indicó que desde el inicio de la pandemia han muerto en residencias vallisoletanas 453 personas, y que solo desde el pasado 15 de septiembre se registran 260 contagios y 24 fallecidos en los geriátricos.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba