Local

La Universidad no cerrará un aula si el contagio viene de fuera

Porque "la educación es un derecho fundamental"

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, afirmó este viernes que la aparición de “un positivo cuyo contagio no se produce en el aula sino fuera, no es justificación suficiente para el cierre de una línea educativa”, puesto que “la educación es un derecho fundamental”.

 

C.T.M. / ICAL.- Rivero respondió así a la pregunta sobre el presunto cierre de las clases en el tercer curso de la Facultad de Farmacia, revelando además que “la vicerrectora de Ciencias de la Salud está en comunicación con todos los responsables de todas las facultades para señalar el protocolo, que requiere la consulta con la autoridad sanitaria y educativa, y que marca criterios similares a los de la educación no universitaria”.

Si se produce un número mayor de contagios dentro de una determinada titulación, serán nuestros epidemiólogos, en colaboración con la autoridad sanitaria, los que tendrán que analizar las circunstancias de ese Grado o titulación”, continuó explicando Rivero, quien no obstante aseguró que desde la Usal están observando que “los contagios se están produciendo fuera del campus”, por lo que concluyó que “el riesgo no está dentro de las aulas, sino en otros lugares”.

“No vamos a sacrificar el derecho a la educación por comportamientos poco responsables fuera del aula”, sentenció Rivero, quien en cualquier caso afirmó que sí van a “proteger, como está haciendo la Consejería de Sanidad, la salud de toda la comunidad universitaria y la calidad de la oferta educativa en sus distintos formatos”, de cara a “pasar a modelos de formación ‘online’ cuando sea necesario”.

Reacción “rápida y eficaz”

Con respecto a la expulsión cautelar anunciada ayer de 36 alumnos de la Universidad de Salamanca por incumplir las medidas sanitarias y educativas decretadas ante la pandemia del coronavirus COVID-19, el rector de la Usal recordó que “este es un momento para la responsabilidad de todos” y que desde el equipo de Gobierno del Estudio salmantino deben “velar por la garantía de los derechos y los servicios públicos, así como por la protección de la salud de las personas”.

“Debemos estar seguros de que las medidas que se están adoptando son adecuadas, porque no hay transmisión apenas en el aula y la experiencia de la educación no universitaria da un mensaje de serenidad para la comunidad educativa”, continuó afirmando Rivero, quien concluyó que “si se detectan incumplimientos”, la Usal reaccionará “de manera rápida y eficaz, con responsabilidad”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba