Castilla y León

La Junta prorroga el cierre de León y Palencia

El alcalde leonés se entera por el Bocyl

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica este martes la orden de la Consejería de Sanidad por la que se adoptan distintas medidas preventivas para la contención del COVID-19 en Burgos y que entrarán en vigor a partir de la medianoche de mañana, 21 de octubre, así como las prórrogas de las mismas medidas que se venían aplicando en León, Palencia, Medina del Campo (Valladolid) y San Andrés del Rabanedo (León), que también entrarán en vigor a las cero horas del miércoles. El alcalde de León se enteró de la noticia al ver el Bocyl este martes.

 

En los cinco municipios las medidas se aplicarán durante 14 días, aunque podrían prorrogarse si así lo requiriese la evolución de la situación epidemiológica. En el caso de León, Palencia y San Andrés del Rabanedo estas medidas se venían aplicando desde el pasado 6 de octubre, mientras que en Medina del Campo entraron en vigor el pasado día 14.

De esa manera, en estos municipios se restringe la entrada y salida de personas, salvo para aquellos desplazamientos, adecuadamente justificados, que se produzcan por alguno de los siguientes motivos: asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios, cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales o legales o asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil.

La circulación por carretera y viales que transcurran o atraviesen estos municipios estará permitida siempre y cuando tengan origen y destino fuera del mismo. De acuerdo con estas modificaciones, las reuniones de carácter familiar o social se limitan a un máximo de seis personas y se prohíben tanto el consumo en barra en establecimientos de hostelería, de restauración y sociedades gastronómicas y como fumar en terrazas al aire libre, decisiones adoptadas para todo el territorio castellano y leonés.

Todos los establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público no podrán superar el cincuenta por ciento del aforo permitido y tendrán como hora de cierre la legalmente autorizada, no pudiendo superarse en ningún caso las 22 horas.

El alcalde de León

El alcalde de León, José Antonio Diez, reprochó este martes a la Junta de Castilla y León haberse enterado por el Boletín Oficial de Castilla y León la prórroga del confinamiento perimetral en la ciudad hasta el 4 de noviembre, por lo que solicitó al gobierno autonómico que informe con urgencia a los 126.000 leoneses de las medidas de control de la pandemia y los datos epidemiológicos.

“Es injustificable e incomprensible que carezcamos de información puntual y directa sobre el control en la ciudad, que los leoneses no sepan si van a poder salir de su municipio o las medidas que estarán vigente. Son medidas con tanta trascendencia y calado que no pueden ser fruto de una improvisación”, recalcó el alcalde.

El alcalde criticó la falta de lealtad institucional ya que, según aseguró, desde hace una semana, ningún responsable de la Junta de Castilla y León ha contactado con el Ayuntamiento para informar del resultado de las medidas restrictivas de la movilidad ni siquiera de su prolongación que condiciona la vida de toda la ciudadanía.

“Es cuanto menos curioso que se dé por hecho una prórroga en todos los medios de comunicación y tengamos que enterarnos por una publicación del Bocyl de la prolongación del confinamiento excepcional pero ni se comunique ni se valore con los responsables municipales”, precisó el alcalde que apuntó que toda la información que desde la Consejería de Sanidad se ha hecho llegar al Consistorio es el enlace con la página web de la institución.

Además, Diez apuntó que ni desde la presidencia ni desde la vicepresidencia de la Junta se ha informado de esta prolongación ni, por supuesto, de las medidas de ampliación de las camas hospitalarias o las plantillas sanitarias. En este sentido, el regidor leonés consideró “inconcebible que sigamos pendiente de una ampliación de camas UCI que se demorará no menos de ocho meses cuando es evidente que no se puede esperar ni ocho días”.

Diez apuntó que comparte la preocupación que otros alcaldes, como el de Palencia, han mostrado por la falta de resultados de las medidas restrictivas de la movilidad para contener la pandemia. “No están funcionando”, precisó el alcalde.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba