LocalSucesos

Le piden el móvil para hacer una llamada y se lo quitan

Atraco en el casco antiguo de Salamanca

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca detuvieron a una pareja de jóvenes en la tarde del lunes como presuntos autores de un delito de robo con violencia o intimidación y de otro contra la salud pública, tras apoderarse de un teléfono móvil, valorado en 500 euros, después de forcejear con su propietario en Salamanca.

 

Los ahora detenidos pidieron a dos ciudadanos, que paseaban a media mañana por la zona del casco antiguo de Salamanca, que les dejaran realizar una llamada desde su teléfono, permitiéndoselo uno de ellos con la condición de marcar él el número que le indicaran y hablar mediante altavoz, para mantener el dueño la posesión del terminal en todo momento, informó la Policía Nacional de Salamanca.

Al sonar el primer tono, la joven de la pareja arrebató el terminal al propietario y salió corriendo junto al varón, mientras que el dueño del teléfono y su acompañante les persiguieron hasta darles alcance. En el forcejeo, el propietario del terminal consiguió recuperar su teléfono, pero su acompañante perdió el suyo al caerse al suelo, momento que aprovecharon los dos detenidos para cogerlo y huir nuevamente.

Los dos ciudadanos denunciaron los hechos en la Comisaría Nacional de Policía, donde además uno de ellos presentó parte de asistencia sanitaria de las lesiones que presentaba en su mano derecha por el forcejeo. Mientras, los agentes localizaron a los jóvenes, a quienes se detuvo.

Una vez en dependencias policiales, y previo a su ingreso en calabozos, se les intervino entre sus pertenencias diez bolsitas de plástico que contenían cogollos de marihuana dispuestos para su venta, así como un bote de cristal que también contenía la misma sustancia por un peso aproximado de 35 gramos. Tras ello, se puso a ambos detenidos a disposición de la autoridad judicial.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba