LocalPortada

«El confinamiento es bastante inevitable»

La consejera de Sanidad anticipa una "parada intensa" a partir del 9 de noviembre

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, anunció este lunes que el confinamiento domiciliario en Castilla y León «es bastante inevitable» dado el empeoramiento de la situación epidemiológica de la región.

 

En declaraciones a la Cadena Ser, dijo que «necesitamos una parada más intensa» para frenar la expansión del virus, salvando el trabajo, la educación y otras limitaciones que se pusieron en marcha en el primer encierro de marzo, pero aclaró que «tendremos que limitar todas las actividades que no son imprescindibles».

Requirió de nuevo al Gobierno para que dote  las comunidades autónomas de «un paraguas legal» para poder declarar el confinamiento para detener el avance del coronavirus, de forma que que el 9 de noviembre, que es cuando decae el toque de queda, «se valore tomar una decisión a nivel nacional o dar herramientas para que las comunidades autónomas avancen en las decisiones para frenarlo ya», dijo. Sin embargo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, insistió en que aún no se puede habar de confinamientos.

La consejera reconoció que en el estado actual del país ya no sirven las decisiones descentralizadas para que comunidad autónoma decida en su territorio y apeló a la restauración de la coordinación central desde el Gobierno. «En verano las comunidades autónomas podíamos tomar medidas, pero ahora deben ser nacionales y coordinadas desde el Estado, porque necesitamos unidad de acción y criterio y el Estado tome las riendas», comentó.

Respecto a la Navidad, indicó que «será diferente» a como solemos celebrarla, «mientras haya una persona frágil y el coronavirus esté entre nosotros». No obstante, dijo que si «lo frenamos mucho, mucho» antes de legar a esas fechas «podremos hacer alguna cosa, pero será difícil».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba