Local

«No quiero limosna, quiero que me dejen trabajar»

Guillermo, responsable de Le Petit Prince, es uno de los hosteleros que este miércoles se ha manifestado en Salamanca

 

Son las 10.00 horas y Guillermo cierra Le Petit Prince, establecimiento que regenta desde hace más de un lustro. A la puerta lo esperan compañeros de la zona de Van Dyck que, al igual que él, se manifiestan este miércoles para reivindica ayudas para el sector

Guillermo levanta la trapa del Le Petit Prince, establecimiento ubicado en la avenida de Portugal, a 9.00 a 14.00 horas para servir cafés y pinchos. También tienen el servicio a domicilio y recogida en el local de comidas a través de plataformas. «Ahora mismo estoy yo solo trabajando y éramos seis personas en la empresa. Cuatro están en el ERTE y uno lo he tenido que despedir porque ya se le cumplía contrato y no podía ampliarlo, porque era volver a incluirlo en el ERTE y entrar en la trampa de mantenerlo en el empleo durante seis meses una vez que ha estado en ERTE. Es una locura.

Con esas horas que trabajas, ¿qué gastos cubres?
Me da para cubrir los gastos básicos de pagar luz, telefonía, medio préstamo de la hipoteca,… ni para el alquiler.

¿En algún momento se ha puesto en contacto contigo el dueño del local?
Primero me puse yo en contacto con él, después él conmigo. Los dos primeros meses me bajó a la mitad el alquiler, pero estuvimos cerrados tres meses. Ahora, para este último trimestre del año me ha planteado bajar 400€ el alquiler. Pero, el mes de noviembre vamos a estar cerrados. ¡Tú me dirás qué hago!

¿Cómo han respondido los clientes?
¡Chapeau, por los cliente! Vienen se toman algo, te dejan bote, te regalan buenas palabras,… No quiero que me den limosna, quiero que me dejen trabajar y ya está. ¿Para qué me vas a dar cinco hoy, si mañana me tendrías que dar 20, porque no voy a tener un duro?

VÍDEO. Manifestación de los hosteleros de Salamanca, aquí.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba