Local

‘Le Monde’ define a Salamanca: «Es solo la sombra de sí misma»

El prestigioso periódico francés señala que la vida universitaria "está en hibernación"

La ciudad de Salamanca es una de las que más está sufriendo los efectos de la pandemia de la Covid-19, y no solo por sus nefastos datos sanitarios y de vidas humanas.

La vida de la capital del Tormes se ha visto cercenada por un virus que se ha empeñado en dejar a una ciudad con tanta tradición universitaria, turismo, ‘tapeo’, gastronomía y ocio nocturno siendo «solo la sombra de sí misma«.

Ésa es la definición que hace de la Salamanca actual el prestigioso periódico francés ‘Le Monde’ en un artículo en el que habla sobre la vida de los Erasmus en la ciudad, cuya «vida universitaria está en hibernación«, apunta el medio francés.

La noticia comienza alabando la historia monumental de la capital y su tradición universitaria, para dar paso a todas las medidas existentes como el toque de queda a partir de las 22.00 horas y hasta las 06.00 horas. Además de todo esto, «la Junta de Castilla y León ha impuesto el cierre de bares y restaurantes durante 15 días renovables…«.

«Tengo la sensación de haberme perdido la verdadera Salamanca”, indica Benjamin, un Erasmus de Ciencias de Burdeos de 19 años, que ha tenido que estar confinado por el coronavirus.

‘Le Monde’ indica que cada curso universitario, Salamanca acoge a «32.000 estudiantes universitarios y 35.000 extranjeros que vienen a cursar los idiomas; en este curso académico, debido a la Covid-19, casi un tercio de los Erasmus no vino, a los que hay que sumar los que ni se han molestado en registrarse«.

Debido a los bares cerrados y las restricciones derivadas de la Covid-19 en la capital salmantina, «para nosotros, estar aquí en este Erasmus es un poco desperdicio«.


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Es decir, es un desperdicio porque están cerrados los bares.
    Ahí queda dicho: no vienen por la calidad de la enseñanza, sino por la juerga y los bares.
    Se retratan y retratan a la enseñanza en esta ciudad.

    1. Le doy toda la razón. Parece ser que primero el bar y luego el estudiar. Esperemos no esté haciendo la carrera del «galgo» y caigamos en sus manos!!

Deja un comentario

Botón volver arriba