Local

El Ayuntamiento pide a la Junta que no se lleve sanitarios de Salamanca

Por unanimidad de todos los grupos políticos en el Consistorio

El Ayuntamiento de Salamanca instó a la Junta de Castilla y León a parar el traslado de un médico internista del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca al Hospital Río Hortega de Valladolid, así como de cualquier otro profesional a centros de la Comunidad mientras la situación de la provincia respecto a la pandemia del COVID-19 no esté controlada. Además, durante la sesión ordinaria del pleno municipal que tuvo lugar este viernes en el Palacio de Congresos y Exposiciones de la capital, el Consistorio pidió al ente autonómico reforzar las plantillas de atención primaria y especializada.

 

Javier A. Muñiz / ICAL

La propuesta fue elevada para su debate y aprobación por el Partido Socialista, a través de la concejala María García, que advirtió del “importante déficit” que tiene Salamanca en personal sanitario, recordando a su vez que han tenido que replantearse la organización de los servicios del Hospital para destinar médicos de diversas especialidades a la lucha contra la pandemia. “Las UCI de Salamanca están al límite y aún así colaboran con la Comunidad atendiendo a pacientes de otras provincias”, explicó la edil socialista, negando que se trate de una cuestión de falta de solidaridad interprovincial.

La moción encontró la unanimidad del voto en el resto de grupos y la casi total ausencia de debate al estar todos de acuerdo. Por su parte, la teniente de alcalde de Ciudadanos, Ana Suárez, anunció su apoyo destacando la importancia de que los sanitarios perciban en este momento el apoyo de su Ayuntamiento. En el mismo sentido, la popular María José Frendillo dejó a un lado las discrepancias porque “no es momento para la confrontación” y votó a favor. También el Grupo Mixto, en las personas de Virginia Carrera y Carmen Díez, mostraron su acuerdo con la parte dispositiva de esta moción.

No fue la única propuesta socialista aprobada por la unanimidad de los grupos del pleno. La sesión sirvió para sacar adelante una moción que insta a la Junta de Castilla y León a que dote a la provincia de Salamanca de dosis suficientes para culminar la campaña de vacunación de la gripe. Lo mismo sucedió con la propuesta socialista de habilitar una línea de ayudas para las comunidades de vecinos para la sustitución de elementos constructivos con amianto.

Peor suerte corrieron el resto de mociones del PSOE de Salamanca este viernes. El pleno rechazó, con los votos en contra de PP y Ciudadanos, la propuesta socialista de garantizar el derecho a la alimentación de menores con beca comedor que deban guardar confinamiento domicialiario. La causa, tal y como reconocieron las concejalas de Bienestar Social y Educación, Ana Suárez y María Victoria Bermejo, es que el Ayuntamiento, anticipándose, ya ha puesto en marcha esta posibilidad y los alumnos con beca comedor pueden disfrutar de su menú en casa. Tampoco salió adelante, por falta de precisión, una moción que reclamaba la implantación de un programa de terapia gratuita para pacientes que han pasado el coronavirus.

Presupuestos

Por otro lado, el pleno municipal aprobó instar al Gobierno a que los Presupuestos Generales del Estado incluyan medidas de apoyo a la entidades locales para afrontar la crisis derivada del COVID-19, y recojan inversiones importantes para Salamanca. Durante el debate de esta moción, auspiciada por el PP y Ciudadanos, Fernando Rodríguez, portavoz popular, criticó que el proyecto presupuestario del Gobierno solo contemple para los municipios el 4,28 por ciento del total de fondos europeos que recibe el país para paliar esta crisis, cuando la FEMP había reclamado que ese porcentaje alcanzara el 14,16 por ciento. Por ello, han instado al Ejecutivo a la creación de sendos fondos de 5.000 y 1.000 millones de euros a tal efecto.

Sobre las inversiones en la provincia, el concejal popular advirtió que estos presupuestos posponen la electrificación de la vía férrea hasta Fuentes de Oñoro, “de vital importancia para la provincia”, y contemplan partidas “totalmente insuficientes” para el enlace de la rotonda de Buenos Aires, con solo 10.000 euros para 2021, y para la construcción del depósito de documentos del Centro Documental del Centro Nacional de la Memoria Histórica, con 75.000 euros para el próximo año y proyección plurianual hasta 2024. Además, recuerda que el documento no consigna cantidad alguna para el acondicionamiento del acceso norte de la ciudad, ni para la financiación de la pista cubierta de atletismo de La Aldehuela. Una postura que apoyó el portavoz de la formación naranja, Juan José Sánchez, que considera que “una de dos, o se han olvidado de nosotros o nos tienen manía”.

El PSOE votó a favor de esta moción, en virtud de la importancia de las inversiones para Salamanca, aunque criticó las formas de los partidos proponientes, ya que “no se han molestado en proponer al PSOE una moción conjunta porque su único objetivo es atizar al Gobierno para desgastarlo”. En este sentido, su portavoz, José Luis Mateos, recalcó que “el PP defiende ahora los proyectos de Zapatero que Rajoy paralizó durante ocho años”, antes de sacar una lista de inversiones que, según el socialista, la Junta no ha hecho en Salamanca por valor de más de 20 millones de euros. “Ustedes prefieren una rotonda que salvar 10.000 empleos en la ciudad”, sentenció, aludiendo a las otras medidas aprobadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

También votó a favor la representante de Izquierda Unida en el Grupo Mixto, Virginia Carrera, argumentando su postura en el carácter local de la moción. Sin embargo, acusó a PP y Ciudadanos de presentar una propuesta “de pataleta” y se preguntó, en defensa del Gobierno central, si los populares hubieran invertido en la parcela social y paliado los efectos laborales de esta crisis a través de los ERTEs. Por último, aludió al retraso de la Junta en la inauguración del próximo Hospital de Salamanca, estableciendo un paralelismo inverso. Carmen Díez, representante de Podemos en el Grupo Mixto, por su parte, se abstuvo porque “no es el momento de que entren las  prisas” destacando que “son unos presupuestos sociales, pensados para las personas”

Otras mociones

La sesión ordinaria de este viernes también sirvió para aprobar una modificación de crédito que se empleará para construir, a cambio de 327.000 euros, una nueva nave de congelación en el pabellón de pescado de Mercasalamanca. El PSOE se unió a PP y Ciudadanos en la defensa de este cambio presupuestario que, sin embargo, el Grupo Mixto criticó por exceder reiteradamente las previsiones iniciales de inversión en esta infraestructura.

Por otro lado, los grupos sacaron adelante por unanimidad la aprobación inicial del nuevo Reglamento del Defensor del Mayor del Ayuntamiento de Salamanca. La concejala de Mayores, Isabel Macías, quiso agradecer su implicación a los interesados y al resto de grupos, aclarando que “es un reglamento que surge del diálogo con las personas mayores, sus principales promotores a través del Consejo Sectorial”.

No obstante, el primer debate enconado de la mañana, durante el que los grupos agotaron sus turnos de intervención, llegó con la aprobación, con los votos a favor del Partido Popular y Ciudadanos y la oposición del resto, de una modificación de crédito cercana al millón de euros relacionada con la instalación deportiva de La Aldehuela. Unanimidad, aunque no sin debate entre el socialista Álvaro Antolín y el popular Daniel Llanos, encontró la modificación del PGOU para llevar a cabo actuaciones de mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en los edificios de Salamanca.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba