Castilla y León

La Junta negociará el cambio de las condiciones laborales de los sanitarios

Los sindicatos rompen las negociaciones con Sacyl mientras mantenga el ‘decretazo’ y anuncian movilizaciones

La Consejería de Sanidad mantiene abierta la puerta para culminar la negociación abierta con los sindicatos presentes en la Mesa Sectorial sobre la reordenación del personal sanitario ante las necesidades extraordinarias marcadas por la pandemia de la COVID-19, proceso que se hará a través de las correspondientes órdenes que desarrollen el decreto que modifica las condiciones laborales de los sanitarios una norma que es “solo un marco legal, nunca un obstáculo” diseñado para habilitar a la Gerencia Regional de Salud a mantener esa negociación, trasladó la Junta a través de un comunicado.

 

Ical.- La Consejería de Sanidad recordó que la propuesta defendida hoy en la Mesa Sectorial es “la misma” que la de la semana pasada, y que no se ha variado “nada de lo hablado antes de la publicación del decreto”, ya que el objetivo de la Consejería de Sanidad es seguir negociando “en las mismas condiciones previas”, es decir, confluir en la defensa de la salud de la población manteniendo el equilibrio necesario y obligatorio con los derechos adquiridos por los profesionales de Sacyl.

En este contexto de puertas abiertas a la negociación, Sanidad recordó que normas “muy similares” a la que se quiere poner en marcha en Castilla y León ya han sido acordadas en otras regiones, como son Cataluña, Andalucía, La Rioja, Aragón y Asturias, aunque el de Castilla y León es muy similar a que planteó Andalucía y que ha tenido que retirar.

Reacción sindical

Por su parte, los representantes de los trabajadores de Sacyl se levantaron este lunes de la Mesa Sectorial y rompieron las negociaciones con la Gerencia Regional de Salud, en una tensa reunión sobre la regulación de sus condiciones laborales en esta segunda ola de la pandemia. La postura se mantendrá mientras la Junta siga con el que ya han denominado como “decretazo” sobre prestaciones obligatorias y que cuenta con el rechazo de los representantes de los trabajadores, así como con los partidos de la oposición, tal y como han demostrado ya Podemos y PSOE. Por ello, los trabajadores anuncian movilizaciones para esta semana en centros de trabajo y a las puertas de la Consejería de Sanidad, en una fecha aún por definir, para “no aceptar este atropello”.

“Las organizaciones sindicales no pueden tolerar la farsa de negociación que ha planteado la Consejería de Sanidad a continuación del Decreto publicado el sábado”, trasladaron de forma unánime los diferentes sindicatos que integran la Mesa Sectorial a través de un comunicado conjunto en el que acusaron a la Junta de “despreciar e ignorar” la postura negociadora y las propuestas que presentaron durante diez días las organizaciones sindicales para “garantizar la prestación de la asistencia sanitaria y de la calidad asistencial” a la población, así como preservar los derechos de los trabajadores.

Por ello, las organizaciones sindicales reclamaron al Ejecutivo autonómico “responsabilidad, respeto y seriedad” con los trabajadores sanitarios y con los castellanos y leoneses ante el “mayor abuso jamás realizado sobre las condiciones de trabajo de cualquier empleado público” a través de una “imposición” anunciada “con alevosía y nocturnidad”, algo que “no concuerda” con las declaraciones que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, hacía hace solo unos meses en relación a la “talla humana” de los trabajadores de la Sanidad.

“Poco ha durado el agradecimiento y reconocimiento eterno a estos gigantes trabajadores de la Sanidad”, lamentaron los sindicatos sanitarios quienes lamentaron el “menosprecio” de una administración “desagradecida” y que “no ha hecho los deberes” para planificar la contratación de personal suficiente después de la primera ola del coronavirus.

“El maltrato sin piedad que está soportando el colectivo de sanidad, es una agresión sin precedentes en la historia de nuestro país, llevándose al límite a los profesionales que están exhaustos, agotados física y psicológicamente sin haber si quiera recuperado fuerzas tras una primera ola, como para que se les intente exprimir más”, añadieron.

Los responsables sindicales apostillaron que los trabajadores sanitarios no están reclamando reconocimientos sino que se les deje trabajar “con respeto, medios materiales y de seguridad suficientes” así como “tranquilidad” y “unos mínimos derechos para poder afrontar con fuerza la atención a los usuarios” en lugar del “fustigamiento continuo” hacia el colectivo.

“Desconocemos si hay una batalla soterrada o aireada entre los socios de gobierno de la Comunidad, pero pedimos que el campo de batalla no sea la sanidad, y las consecuencias no las paguen ni los trabajadores ni la población”, apelaron. En el caso de que no puedan afrontar la gestión sanitaria, los sindicatos pidieron a los responsables del Gobierno autonómico “que se vayan y no se aferren al cargo eterno”.

Ante esta situación, el colectivo anunció convocatorias “inmediatas” de movilizaciones “esta misma semana” para trasladar el “absoluto rechazo” ante este “despropósito” que pretende cometer la Junta con la atención sanitaria. “Seguimos exigiendo la retirada inmediata del Decreto y la obligada dimisión del presidente de la Junta de Castilla y León, que “no merece tener un presidente que no cumple sus promesas y que miente a la población”, sentenciaron.


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba