LocalPortada

Sanidad pide prudencia al tiempo que se plantea eliminar las restricciones en Salamanca

La Junta ve posible abrir la hostelería antes del puente

Las restricciones adoptadas por la Junta el pasado 6 de noviembre, entre las que destaca el cierre de la hostelería, han dado sus frutos de forma inmediata y la incidencia acumulada en Salamanca se ha desplomado, bajando este lunes por debajo de 400 positivos por cada 100.000 habitantes. Eso ha llevado a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, a anunciar este lunes que la Junta se plantea levantar esas restricciones antes del puente, a sabiendas de que han sido el principal factor que ha permitido frenar la propagación del virus. En la misma comparecencia, Casado ha vuelto a pedir prudencia a los ciudadanos parta evitar aglomeraciones y cumplir las medidas individuales de protección.

 

En definitiva, que las limitaciones que entraron en vigor el 6 de noviembre es muy probable que se desactiven esta semana y todo quedará de nuevo a expensas de las conductas individuales para evitar concentrarse en lugares como los establecimientos hosteleros, ante lo que la consejera apela a la responsabilidad de cada uno, que es la vía directa para que volvamos a las andadas.

Casado explicó que el Consejo de Gobierno del jueves aprobará si continúa la tendencia actual la suspensión de las restricciones del 6 de noviembre en Salamanca, al igual que ocurrió la semana pasada en Ávila y Salamanca, al bajar de los 400 casos por cada 100.000 habitantes de incidencia acumulada a 14 días. Además, lo había adelantado previamente el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea.

La consejera de Sanidad, que compareció junto a la directora general de Salud Pública, Carmen Pacheco, indicó que el criterio para levantar las restricciones es el provincial, aunque reconoció que existe debate sobre si algún municipio, con una situación epidemiológica mejor que la de su provincia, puede abrir la hostelería, el comercio y los centros deportivos.

Verónica Casado señaló que se mantiene el cierre perimetral de Castilla y León, así como de Ávila y Segovia, a las que se unirá Salamanca el viernes si finalmente se ordena la suspensión de las medidas más restrictivas. Además, si se añadiera alguna zona, también se establecerían limitaciones a la movilidad para proteger la salud de sus ciudadanos.

Por ello, la consejera de Sanidad señaló que se hacen análisis diarios y señaló que si hay algún cambio en las restricciones en las provincias se anunciará antes de jueves, aunque la decisión la adopte ese día el Consejo de Gobierno, con el objetivo de que se aplique posteriormente. Además, reconoció que los expertos no están muy de acuerdo con el umbral de los 400 casos, puesto que ellos siempre les piden “prudencia”, “mucha calma”.

De hecho, la consejera indicó que bajar de 400 casos por cada 100.000 habitantes está bien, porque supone que «la situación es mucho mejor, pero lejos de ser buena», pero que «una discreta mejoría es estar por debajo de 250 casos y salir del riesgo extremo. Ahora las cifras siguen siendo altísimas y solo se puede estar tranquilos por debajo de 26 casos por cada 100.0000 habitantes».

Aglomeraciones

Casado expresó su preocupación por las aglomeraciones que se empiezan a ver «aunque sean en la calle», porque es demasiado frecuente ver que no se usa bien la mascarilla (tendencia a dejar la nariz fuera o bajarla para hablar) o no se guarda la distancia de seguridad. Por eso, alertó de que «si no mantenemos la responsabilidad individual probablemente volvamos a la casilla de salida. El virus nos sigue y si se lo ponemos fácil lo a aprovechar con toda seguridad».

 


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Es lo que tienen que hacer. «SU TRABAJO», pero sin ser dictadores que a veces da esa impresión. Por lo demás siento lo de la Jueza esa porque no hay ninguna razón que justifique esa acción y nadie, ni ellos mismos, pueden retorcer las leyes para que beneficien a unos y otros .

Deja un comentario

Botón volver arriba