Local

El PSOE cree que “el tándem entre Mañueco e Igea es letal para Salamanca”

Dice que el presupuesto de la Junta no contempla nuevos proyectos, ni genera empleo y bienestar social

El PSOE de Salamanca criticó este lunes los presupuestos de la Junta de Castilla y León publicados la pasada semana por el Ejecutivo autonómico. “Son muy malos para Salamanca y el tándem Mañueco e Igea es letal para la provincia, a la que dejan sin financiación para proyectos importantes”, valoró Fernando Pablos en comparecencia pública en la sede socialista, junto al resto de los procuradores del PSOE por Salamanca, Rosa Rubio, Juan Luis Cepa y Carmen García.

 

Ical.- Pablos manifestó que en los presupuestos para el año que viene “han desaparecido proyectos que ya contaban con financiación en el año 2011”, como el centro de salud en el barrio de Prosperidad de la capital. También indicó que “poco incluyen en relación con proyectos del Plan Social de Inversiones Prioritarias 2016-2020, que ni siquiera han empezado las obras, como el centro de salud del Zurguén o el nuevo instituto de Guijuelo”. Por otro lado, el portavoz socialista recordó que “hay también proyectos educativos que han desaparecido, como el instituto de Villares de la Reina.

Aunque, en su opinión, el “gran escándalo” es el nuevo hospital. “Cuando los socialistas advertimos allá por el año 2017 la Junta había retrasado las obras del  nuevo hospital y que no estaría hasta el 11 de octubre del 2020, los procuradores del PP, entre ellos Salvador Cruz, que ahí sigue, nos llamaron de todo. Pues ya nos hubiera gustado que hubiera sido el 11 de octubre de este año porque con los nuevos presupuestos el hospital no estará acabado antes del 2023”, consideró Pablos

En relación a esta infraestructura, Pablos subrayó que “prácticamente no destinan nada para el 2021, poco más de cien mil euros, y eso es reírse de los salmantinos”. Un tercio de la inversión que falta se prevé en las cuentas del 2022, y el resto para el 2023. “Más diez años de retraso. Se les tendría que caer la cara de vergüenza”, apuntilló el procurador socialista.

“Nos hubiera gustado hacer hoy otra valoración de los presupuestos, pero es lo que hay”, insistió Pablos, advirtiendo que “los socialistas no nos resignamos y presentaremos enmiendas para mejorarlos” Eso sí, Pablos advirtió que “las posibilidades de mejora son muy pequeñas porque el PP vota en contra de todo lo que los socialistas presentan. Recordó asimismo que cuando han aceptado enmiendas de otros grupos, las han incumplido, refiriéndose al acuerdo con Ciudadanos para pactar los presupuestos del 2018 a cambio de hacer el centro de salud del Zurguén, “del que no se ha puesto ni un solo ladrillo”.

“¿Dónde están los 400 millones de la tasa medioambiental?, se preguntó Pablos, indicando que tampoco aparecen en los presupuestos y que con “una división lineal” cada provincia tocaría a 50 millones más. “Muchas explicaciones tiene que dar el partido popular, pero lo peor que le ha pasado a Salamanca  en mucho tiempo es el tándem Mañueco e Igea, absolutamente letal para nuestra provincia”, reiteró.

El resto de procuradores socialistas por Salamanca desgranaron el proyecto de presupuestos por áreas. Rosa  Rubio incidió en que el incremento global se debe a los ingresos que ha aportado a Castilla y León el Gobierno de España. “De los 1.432 millones en que aumenta el presupuesto con respecto al año 2018, los anteriores y últimos que había, 1.398 corresponden al Estado”, afirmó.

Según Rubio se distribuyen de la siguiente manera: “911 millones de euros de entregas a cuenta adicionales, 127 millones a transferencia finalistas para pagar por ejemplo la Ley de Dependencia o los libros de texto en educación, 360 millones corresponden a la flexibilización del objetivo del déficit marcado por la Unión Europea”.

La PAC

A todo esto, según la procuradora, se deben sumar 924 millones de euros procedentes de la PAC, tras la “excelente negociación” del ministro de Agricultura, Luis Planas. “Si no fuera por las transferencias del Estado a la Comunidad el presupuesto de la Junta sería el mismo que el del 2018 y no crecería nada para afrontar las consecuencias de la mayor crisis sanitaria de Castilla y León”, aseguró Rubio.

Además, subrayó que “el incremento de la Junta en Educación es del 14,6 por ciento, mientras que en el Gobierno de España ha sido de un 70,2 por ciento”. En Sanidad, “un incremento de la Junta del 22 por ciento, frente al 75 por ciento de aumento en el presupuesto del Estado”. Y en servicios sociales, “Castilla y León sube su presupuesto en un 12 por ciento, mientras que el Gobierno de España lo hace en un 70,3 por ciento”, cifró la procuradora socialista. Lo mismo cree que ocurre con las deducciones autonómicas en materia fiscal donde tanto los ciudadanos, como las familias  y los empresarios de Castilla y León, “pierden gran cantidad de dinero” a la hora de aplicarse con respecto al resto de territorios.

Para concluir, Rubio insistió en la desaparición en este proyecto de presupuestos de un fondo dotado con 448 millones de euros procedentes de las tasa medioambiental creada en el 2012,“¿Dónde está este fondo?, ¿qué han hecho con este dinero?,  ¿por qué no lo han invertido en paliar las consecuencias de la pandemia?, se preguntó.

Por su parte, el procurador Juan Luis Cepa denunció que “con estos presupuestos Salamanca no tiene futuro”, ya que lo único que contemplan es la continuidad de proyectos antiguos, “algunos ya históricos”, y “ninguno nuevo”. Cepa puso como ejemplo el capítulo agrícola y ganadero donde, en una provincia como Salamanca, “no hay ninguna inversión nueva y todo se reduce a la continuidad de las tres concentraciones parcelarias que ya estaban en marcha”.

Cepa aseguró que “estos presupuestos son una tomadura de pelo a los salmantinos”, y puso como ejemplo del polígono industrial de Ciudad Rodrigo, “un proyecto prometido e incumplido desde hace 20 años por parte del PP, que había contado con partidas de hasta cinco millones de euros en el 2011, y del que ahora tan solo aparece una partida de 100.000 euros.

A su vez, la procuradora Carmen García, en resumen, apostilló que “son unos presupuestos continuistas, poco inversores, sin novedad alguna, que no aportan nada ni a Castilla y León, ni mucho menos a Salamanca”.  Añadió además que “no hay ninguna idea innovadora que genere empleo o bienestar social para los ciudadanos”. Estos presupuestos, según dijo, “condenan a Salamanca a continuar con la despoblación”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba