Castilla y León

Cinco siglos del fin del sueño comunero

Castilla y León conmemora en 2021 el quinto centenario de la batalla de Villalar, que puso fin a un revolucionario movimiento social y político que sentó las bases de la España moderna

 

De una vez por todas, conoceremos de forma objetiva qué ocurrió entre 1520 y 1522 en estas tierras para que España evolucionara de una sociedad medieval a la sociedad moderna en la que seguimos viviendo a día de hoy”. Las palabras del presidente de las Cortes y de la Fundación de Castilla y León, Luis Fuentes, condensan la esencia de la conmemoración del quinto centenario del movimiento comunero que se celebra este año, un ambicioso proyecto que bajo el lema ‘El tiempo de la libertad. Comuneros V centenario’, y comisariado por el catedrático de la Universidad de León Salvador Rus, recuperará la memoria de cuantos entregaron su vida por unos ideales que no eran tan quiméricos como parecían.

César Combarros / ICAL. El 23 de abril de 1521, las tropas del Emperador Carlos V derrotaron al ejército comunero en la batalla de Villalar, en un enfrentamiento que marcó el desenlace de la Guerra de las Comunidades de Castilla. Ese día se puso fin a un movimiento social, a un proyecto político y a un intenso debate de ideas políticas sobre la organización y los fundamentos de la comunidad, el gobierno, la figura del monarca y el papel de los súbditos.

“Hoy día, quinientos años después, podemos y debemos realizar un nuevo balance de este movimiento social y político, que fue tan importante y decisivo para la configuración de una España moderna que entró con velas desplegadas en una nueva época en la que asumió el liderazgo mundial. Estos líderes comuneros fueron personajes históricos de fronteras que se movieron entre dos mundos, uno que declinaba y otro que emergía, con sendos centros de poder para la política española al otro lado del Atlántico y en Europa, que a la postre fueron incompatibles y que conllevaron grandes quiebras y un empobrecimiento económico y de la población”, resume Salvador Rus en declaraciones a Ical.

ICAL. ‘Los Comuneros de Castilla’, Antonio Gisbert.

En ese complicado escenario, los comuneros “propusieron volver la mirada hacia el protagonista de la política: el ser humano libre y comprometido con un proyecto social, un ciudadano que es leal a un rey que gobierna siguiendo los preceptos legales y construyendo una sociedad justa”, si bien “su derrota los privó de ver cómo algunas de sus ideas y propuestas fueron asumidas por un rey y se arraigaron en la monarquía hispánica”, completa Rus.

Castilla y León se prepara ahora para conmemorar un acontecimiento único. ‘El tiempo de la libertad. Comuneros V centenario’ se apoya en cinco líneas básicas de actuación: un congreso internacional, la digitalización de cerca de 100.000 documentos relacionados con el movimiento que hasta ahora solo se podían consultar en los archivos que los custodian, una gran exposición, una ópera y un documental, y decenas de proyectos impulsados por entidades locales de la Comunidad que contarán con el respaldo financiero de la Fundación de Castilla y León.

Congreso internacional

La primera línea de trabajo es académica, “para la difusión y profundización sobre el acontecimiento histórico”, y tiene dos aspectos visibles. El primero será el congreso internacional que se celebrará en Valladolid y en el Castillo de la Mota de Medina del Campo del 19 al 22 de mayo. El objetivo del congreso es actualizar y generar nuevos conocimientos sobre el significado del movimiento social y político, y su repercusión e influencia en otros posteriores que dieron lugar a grandes cambios históricos y sociales. Se ha articulado en cuatro grandes secciones temáticas: ‘Historia e Historiografía del movimiento comunero’, ‘Comunidades, propaganda y cultura escrita’, ‘Derecho e instituciones jurídicas’ e ‘Ideas políticas y sociedad’.

El catedrático de Historia Moderna en la Universidad Autónoma de Barcelona, y Premio Nacional de Historia en 2012, Ricardo García Cárcel, será el encargado de inaugurar las sesiones con su ponencia ‘El sueño comunero y la España que no pudo ser’. Pero antes, Burgos acogerá un “prólogo” de ese congreso con un homenaje académico a la figura de Joseph Pérez, uno de los principales estudiosos y divulgadores de los comuneros, fallecido el pasado 8 de octubre.

ICAL. Salvador Rus, catedrático de Derecho.

Esa jornada será una sesión académica donde intervendrán tres especialistas que lo conocieron y trataron, como son la catedrática de Historia Moderna de la Universidad de Burgos, Cristina Borreguero, que es la directora de la Cátedra de la Fundación de Castilla y León; Luis Ribot, que fue su padrino en la concesión del honoris causa por la Universidad de Valladolid, y Michel Bertrand, el director de la Casa Velázquez, la institución académica francesa instalada en España de la que Joseph Pérez fue director un tiempo.

El segundo aspecto visible de esta primera línea de trabajo serán las publicaciones, firmadas por diferentes expertos sobre los comuneros, que servirán para hacer un balance desde el punto de vista académico y de la investigación de lo que fue el movimiento.

Digitalización de archivos

Las actividades incluirán también un trabajo de digitalización en los archivos de Simancas y Chancillería de cerca de 100.000 documentos, que pueden incrementarse con otros fondos más adelante. “Queremos poner a disposición de los investigadores el material conservado en los archivos los documentos, que hablan de las comunidades y del movimiento comunero, para que puedan seguir profundizando en este hecho que fue el movimiento social y político de las comunidades. Mucha de esa documentación está ahí, pero nadie la ha leído nunca porque su accesibilidad es complicada, pero con las técnicas modernas se puede reunir un repertorio documental que se pueda consultar haciendo búsquedas por palabras, como por ejemplo Torrelobatón”, señala Rus.

En lugar de crear un portal nuevo, toda esa información estará accesible para su consulta en portales como la Biblioteca Digital de Castilla y León, la Biblioteca Digital Europea (Europeana), el Directorio Nacional de Recursos Digitales (Hispana) y el Portal de Archivos Españoles (Pares), y además el contenido se pondrá a disposición de las universidades que quieran crear en su web un micrositio dedicado al tema.

Exposición en las Cortes

La gran exposición itinerante ‘El tiempo de los comuneros. La sociedad castellana entre la Edad Media y la Moderna’, reunirá objetos y recreaciones de ambientes de la sociedad castellana entre finales del siglo XV y los inicios del XVI. Entre ellos se dedicará un apartado relevante a las riquezas de Moctezuma, los primeros objetos americanos expuestos en Europa (Sevilla, Toledo, Valladolid y Bruselas, 1519-1520) y el gran impacto que causaron en Castilla, así como originales y réplicas de los objetos que Hernán Cortés envió a Carlos V como prueba de las riquezas de sus conquistas.

La muestra exhibirá en la sede de las Cortes de Castilla y León a lo largo de aproximadamente cuatro meses 150 piezas, algunas de ellas inéditas, vinculadas a la sociedad castellana entre finales del siglo XV y los inicios del XVI, que permitirán recrear la entrada de España en la Edad Moderna. Una de las piezas estrella podría ser el monumental lienzo ‘La ejecución de los comuneros de Castilla’, de Antonio Gisbert, que permanece en el Congreso de los Diputados a la espera del visto bueno definitivo para su traslado temporal a Valladolid con motivo de la muestra. “Se están haciendo todas las gestiones y parece que en principio sí va a venir”, apunta satisfecho Rus, que adelanta que además se podrá contemplar en el hall del Parlamento autonómico “un conjunto muy significativo” de piezas procedentes de los depósitos del Museo del Prado. También se está trabajando para que, tras su paso por Valladolid, la exposición pueda recalar en alguna otra ciudad de la Comunidad, si bien las complicadas gestiones para la cesión de las piezas determinarán si eso es finalmente posible o no.

Ópera y documental

Para fomentar la divulgación del movimiento se han programado actividades relacionadas con las artes escénicas y audiovisuales entre las que destaca, por su proyección y magnitud, la composición, producción y representación de una ópera contemporánea cuyo libreto, escrito por Igor Escudero, estará basado en los hechos históricos que ocurrieron en el primer cuarto del siglo XVI.

La ópera se dividirá en tres actos: 1517, con Cisneros como regente y la llegada del autoproclamado rey Carlos I; el segundo, 1521, con la llegada de los comuneros a Tordesillas y su entrevista con Juana, donde le informan de la muerte de su padre; y el tercer acto, 23 de abril 1521, con la batalla de Villalar. La interpretación musical correrá a cargo de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL), tras el acuerdo alcanzado con la Consejería de Cultura y Turismo, y se estrenará en noviembre en el Centro de Artes Escénicas y de la Música (CAEM) de Salamanca, y tras representarse en todas las provincias de la Comunidad, probablemente cerrará su gira autonómica en el Teatro Calderón de Valladolid.

ICAL. Salvador Rus, catedrático de Derecho.

Con el mismo afán divulgativo en los próximos días comenzará el rodaje de un documental dirigido por Pablo García Sanz y coproducido por Visual Creative y Plan Secreto, el mismo equipo que dio forma al largometraje documental ‘¡Folk! Una mirada a la música tradicional’. En la película, el grupo palentino El Naán se encargará de actualizar al estilo contemporáneo y de musicalizar el poema ‘Los comuneros’, escrito por el berciano Luis López Álvarez en 1972, que ya fue musicalizado con gran éxito en 1976 por el Nuevo Mester de Juglaría.

El objetivo del documental es acercar y permitir conocer a los ciudadanos los hechos ocurridos hace 500 años y el ambicioso programa político de los comuneros, frustrado por su derrota en Villalar pero que acabó siendo asumido, al menos en parte, por el emperador Carlos V, vencedor en aquella contienda. El documental pondrá especial interés en reflejar la preclara intuición política de los líderes de la revuelta comunera, aspecto que pocas veces ha sido reconocido y que, pese a su derrota entonces, los llevó a protagonizar una victoria histórica con mayúsculas. La idea es que “en octubre o noviembre” la película pueda estar lista para su estreno, de forma que pueda verse en los colegios de la autonomía a partir del inicio del próximo curso académico.

Proyectos de las entidades locales

El último pilar sobre el que se asienta el proyecto se basa en la colaboración de la Fundación de Castilla y León con las entidades locales de la Comunidad que programen actividades conmemorativas, con el objetivo de que la conmemoración llegue al mayor número posible de municipios y de ciudadanos. Un total de 28 propuestas han recibido ya el visto bueno para adherirse a la iniciativa, desde la realización de un mural al aire libre hasta cuentacuentos, recreaciones históricas, mercados de época, ciclos de música renacentista, de raíz y juglar; danzas y poesía, talleres infantiles y para adultos, conferencias y jornadas, un ‘videomapping’ o un concurso de pintura al aire libre.

También se celebrarán exposiciones, representaciones teatrales y visitas teatralizadas, publicación de libros, cómic y materiales didácticos para escolares, rutas gastronómicas, obras de arte en la naturaleza (‘land art’) y ciclos de conferencias y de cine sobre el movimiento comunero.

Cada proyecto recibirá un máximo de 10.000 euros, que puede ser mayor en el caso de proyectos promovidos conjuntamente por varios ayuntamientos. En total se presentaron cerca de medio centenar, promovidos por 91 entidades locales, que superaban los 800.000 euros de inversión, de los que se solicitaban a la Fundación de Castilla y León más de 315.000. “La primera convocatoria tuvo bastante éxito, y estamos valorando hacer otra convocatoria, pero aún es pronto para poder confirmarlo. Si hay una segunda probablemente tendrá más repercusión, porque el boca a boca está funcionando muy bien entre los alcaldes”, apunta el comisario de la conmemoración.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba