LocalPortada

Primero los contagios y ahora se disparan los ingresos por coronavirus

El Hospital Clínico vuelve a niveles del pico de la segunda ola en solo diez días

En la tercera ola se repite de forma inapelable el patrón de las dos primeras, pero parece que todo va más rápido. Primero se dispararon los contagios, que están desbocados (este jueves 441 más, la tercera cifra diaria más alta de la pandemia), y solo unos días después se ha empezado a llenar el Hospital Clínico, que ya tiene 200 pacientes covid en planta y otros 26 en la UCI.

 

Solo en la última jornada se han registrado 20 ingresos netos más en planta y otros 8 en cuidados intensivos. En solo diez días los ingresos netos en planta se han multiplicado por cuatro y los de la UCI, por tres. Esto deja al Hospital Clínico en niveles de ocupación similares a los de mediados de noviembre, en el pico de la segunda ola.

De momento, la mortalidad sigue siendo baja, aunque este jueves se registraron dos muertes por coronavirus en el hospital (ya hay 656 en el ámbito sanitario desde el pasado mes de marzo), pero en vista del aumento de ingresos y, sobre todo, de la ocupación de la UCI, las dos próximas semanas pueden ser trágicas.

La incidencia acumulada sigue creciendo de forma incesante y ya está en 758 positivos por cada 100.000 habitantes en el conjunto de la provincia (48 más que la víspera) y solo en la ciudad del Tormes es de 669 (59 más en las últimas 24 horas).

El único indicador que transmite ciertas expectativas de cambio, de momento, es el índice reproductivo. Este jueves cada infectado contagiaba a 1,21 personas, levemente por debajo del dato del miércoles y bastante mejor que el 1,44 del lunes.

Castilla y León rozó de nuevo este jueves el máximo de contagios por COVID-19, con 2.968 casos, solo 13 menos que este miércoles, cuando se marcó el récord desde que se iniciara la pandemia en el mes de marzo de 2020. La cifra, aunque roza la barrera de los 3.000 que la Comunidad nunca ha superado, al menos se contiene en las últimas jornadas. Sin embargo, la autonomía anota una cifra desorbitada de fallecidos, con un total de 28, techo de esta tercera ola, de los que 25 han perecido en hospitales y tres en residencias. De los primeros, además, otros cinco también procedían de centros sociosanitarios. Con esta tenencia, los números asustan y elevan los muertos hasta los 4.436.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba