fbpx
Castilla y LeónPortada

Mañueco dice que razones sanitarias, sociales y jurídicas avalan el adelanto del toque de queda

Asegura que se adoptó para contener el aumento de contagios y ahora bajan a la misma velocidad con la que subieron

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, afirmó este miércoles que él personalmente decidió el adelanto del toque de queda en dos horas para proteger la vida y la salud de los ciudadanos y ocasionar el menor daño posible a la economía en plena eclosión de contagios, y que razones sanitarias, sociales y jurídicas avalan la «eficacia» de esa medida recurrida posteriormente por el Gobierno de España. «Por supuesto, volvería a tomarla y estoy convencido que el Tribunal Supremo nos dará la razón. Proteger la vida siempre merece la pena», dijo.

 

Esa es la línea argumental de las alegaciones presentadas este mismo miércoles por la Junta ante el Tribunal Supremo, último día del plazo para hacerlo, contra el recurso del Ejecutivo.

Mañueco alegó que la ampliación del toque de queda ha permitido «mejorar la situación epidemiológica de Castilla y León, ha contado con e, respaldo mayoritario de la población y desde el punto de vista judicial también es positivo».

«La decisión que he adoptado como autoridad delegada del Gobierno es un acto propio del Gobierno de España. Es respetuosa con la legalidad vigente y se ha tomado respetando el criterio de proporcionalidad por su idoneidad para frenar la pandemia, el criterio de necesidad debido a la urgencia para proteger la salud pública y el de proporcionalidad porque conlleva más beneficios» que daños para la colectividad, especialmente al derecho a la libertad de movimientos, según explicó el presidente de la Junta.

Añadió que «frente al planteamiento del Gobierno de España que invocó al interés general y a la libertad de movilidad, en mi decisión yo he dado prioridad a la protección de la vida, la salud y la integridad física de las personas», dijo.

Alegó también que la medida «es  atribuible al Gobierno, porque soy autoridad delegada del Gobierno»  y los servicios jurídicos de la Junta dudan de que el Gobierno pueda recurrir una decisión gubernamental.

Precisó que la actitud dl Gobierno al recurrir el acuerdo sin pedir medidas cautelarísimas (la suspensión de la ampliación del acuerdo hasta que se pronuncie el Supremo) y acudir a la vía judicial sin agotar la vía política o la administrativa. «Al no pedir medidas cautelares ha debido entender que no había vulneración de derechos fundamentales», recalcó.

Cuando el Supremo quiera pronunciarse la medida habrá estado en vigor cuatro semanas y, si al final el Alto Tribunal rechaza los argumentos de la Junta y declara ilegal esa ampliación del toque de queda, «cumpliremos lo que dicte».

Mañueco reiteró en varias ocasiones que lo que le motivó para tomar esta decisión es proteger la vida y la salud de los ciudadanos ocasionando el menor daño a la economía. «Ha sido una decisión adecuada, acertada y con todas las bendiciones legales», concluyó explicando que tres semanas después de entrar en vigor esta ampliación del toque de queda los contagios bajan a la misma velocidad que subían cuando se activó.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. eres un verdadero mentiroso compulsivo eres un titere de igea y ha le le interesa que haya comentarios y mas comentarios

Deja una respuesta

Botón volver arriba