Castilla y León

Castilla y León acudirá a los tribunales si se prohíbe la caza del lobo

Acudirá a la Justicia junto a Asturias, Cantabria y Galicia por defectos de forma

Los consejeros de Medio Ambiente de las cuatro CCAA, reunidos por videoconferencia, estudian también recurrir la sesión de la Comisión Estatal de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, celebrada a instancia del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, al apreciarse defectos de forma.

Entre otras cuestiones, no se facilitó participar en las votaciones a la Ciudad Autónoma de Ceuta, teniendo en cuenta que el resultado final de la votación fue de nueve a favor, incluido el voto del Ministerio, y ocho votos en contra de la propuesta de prohibir el control cinegético al norte del Duero, lo que constituye un impedimento determinante en el resultado de la reunión.

Tras la aprobación ayer en la Comisión Estatal de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad sobre la propuesta de inclusión del lobo en el Listado de Especies de Protección Especial (LESPRE), los consejeros de Medio Ambiente de las cuatro comunidades autónomas que albergan más del 95 % de los lobos de España -Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia- se han reunido por videoconferencia para analizar el resultado de dicha comisión estatal, tanto por la forma indebida en que se celebró la misma, como por las consecuencias tan perjudiciales para la Comunidad, acordando las acciones a seguir. La iniciativa que el Ministerio persigue supone una invasión de competencias exclusivas de la Comunidad, impide la gestión de la conservación y control población del lobo, y constituye un gravísimo daño para el sector agropecuario.

La postura que defiende el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico va en contra de la propia Estrategia de Gestión y Conservación del lobo ibérico aprobada por ese mismo Ministerio con el consenso de todas las Comunidades en unos tiempos en los que la especie era muchísimo menos abundante que en la actualidad, y aun así se consideraba su conservación compatible con su consideración como cinegética, no atendiendo tampoco a las consecuencias legales y económicas que tendrá este cambio, en contra de las legislaciones de las comunidades autónomas.

Ante lo ocurrido ayer en la Comisión Estatal, los representantes de las cuatro comunidades autónomas del noroeste de España piden a la ministra Teresa Ribera que abandone la política de imposición y que se siente con ellos para abordar la problemática desde el diálogo –algo que llevan reclamando desde hace meses sin resultado alguno- con el fin de evitar el grave perjuicio al medio rural que supondría que el Ministerio decidiese sacar adelante esta propuesta.

En caso contrario, Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia acudirán a los tribunales de Justicia ejercitando las acciones judiciales de todo tipo que procedan con la intención de frenar esta iniciativa. Está en juego la supervivencia del medio rural, que no pervivirá sin el sector ganadero. En la reunión se ha puesto de manifiesto la perplejidad que causa que esta iniciativa la tome la Vicepresidencia Cuarta del Gobierno, que es titular de un Ministerio que en su nombre está el reto demográfico.

Asimismo, los servicios jurídicos de las cuatro comunidades autónomas, de forma coordinada, analizarán todo el proceso administrativo, hasta llegar a la propuesta de inclusión en el LESPRE aprobada ayer, donde a primera vista se aprecian múltiples irregularidades en el procedimiento, entre ellas el hecho de que no se facilitara en la comisión estatal de ayer participar y votar a la Ciudad Autónoma de Ceuta, que fue determinante, teniendo en cuenta que el resultado de la votación fue de nueve votos a favor, incluido el voto del Ministerio y ocho comunidades, y otras ocho comunidades –entre ellas estas cuatro que albergan el 95 % de población de lobos de España- en contra de la propuesta de prohibir el control cinegético al norte del Duero al incluir el lobo en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial.

Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Así que, según la Junta, el lobo pone en peligro la supervivencia del mundo rural.
    Después de miles de años en que casi todo era rural, y la ganadería exclusivamente extensiva, libre, en el campo, ahora, en plena sociedad post-industrial urbanita, el lobo es una gran amenaza. Poco más de mil lobos en Castilla y León y son la principal amenaza para la supervivencia de los ganaderos y pastores. ¿Así es como la Junta pretende disimular su falta de apoyo estratégico al mundo rural y el sector de la ganadería extensiva?

  2. Me parece bien hay que proteger la especie y solucionar los problemas con los ganaderos. Pero el lobo tiene que seguir en nuestro monte por valor medioambiental e incluso economico si se sabe llevar. Y antes de que me digáis «ecologista urbanita» soy más de pueblo que atar la portera con cuerdas,un saludo

Deja un comentario

Botón volver arriba