Local

Sin procesiones

Igea se lo comunica a los representantes de las Juntas de Semana Santa

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, ha mantenido este lunes una reunión por videoconferencia con representantes de las Juntas de Semana Santa de Castilla y León que tienen distinción internacional y nacional.

 

De primera mano, el vicepresidente de la Junta ha expuesto los datos del contexto grave y extremo derivado de la COVID-19 que afecta a la Comunidad así como su evolución.

Estas circunstancias impedirán que este año se celebren actos procesionales y otras actividades vinculadas con la Semana Santa que supongan la reunión multitudinaria de personas, según confirma la Junta.

El Gobierno autonómico afirma que mantiene «una interlocución directa con este colectivo, con encuentros como el realizado este, además de la comunicación habitual existente desde la Consejería de Cultura y Turismo».

El vicepresidente Igea ha agradecido «la colaboración, el clima de entendimiento y de diálogo de los representantes de la Semana Santa y ha quedado a su disposición para establecer futuras comunicaciones».

Mientras tanto, el concejal de hostelería de Salamanca, uno de los tres ediles de Cs contratados por el PP para garantizarse una legislatura plácida, cree que es prematura decir que no saldrán los pasos.

Para el edil de Ciudadanos, “es prematuro”, en cualquier caso, dar por cancelado el evento. “No hay que olvidar la trascendencia espiritual que tiene para un sector que se prepara durante todo el año. El cofrade lo vive por dentro y entiendo que necesitan una preparación, pero creo que, al final, estarán listos”, dijo Castaño, según informa Ical.

“Pensemos lo que es un cofrade. Vive su religión por dentro, se prepara durante el año y trabaja para salir. Cuántas veces no sale el paso porque llueve o hay otro problema», se preguntó. «Pero está preparado y sabe resignarse. Y si hay la oportunidad podrá realizarlo”, señaló.

Dijo ser consciente del escaso tiempo que resta hasta la primera semana de abril, cuando estaba prevista inicialmente la celebración de la Semana Santa, pero aún así expresó su intención de no tirar la toalla. “La incidencia está bajando, cada vez hay más gente inmunizada y las vacunas se irán administrando de manera exponencial. Nos estamos adelantando en lo malo y la situación es muy cambiante”. En este sentido, no descartó “que salgan los pasos”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba