Castilla y León

Luz verde a las cuentas de Educación

PSOE y Podemos cruzan su modelo de defensa de lo público con el “privatizador” del PP

Las cuentas de la Consejería de Educación, dotadas con 2.359 millones, las segundas en recursos tras Sanidad, recibieron esta tarde los votos a favor de populares, naranjas y Por Ávila en las Cortes, en contra de PSOE, Podemos y UPL y la abstención de Voz, para mantener la calidad de “uno de los mejores sistemas del mundo”, el pluralismo y la libre elección de centro.

 

Ical.- El debate de las enmiendas cruzó dos modelos, el presentado por PSOE y Podemos a favor de la enseñanza pública y reducir la aportación a la concertada, como explicaron Fernando Pablos y Laura Domínguez, y el defendido por el PP, basado en la libertad y el compromiso con padres y docentes, según las populares Carmen Sánchez Bellota, Noemí Rojo y Paloma Vallejo.

Todas las enmiendas de PSOE, Podemos y UPL fueron desestimadas al considerar las procuradoras del PP que irían en contra de un “buen sistema” y que el presupuesto de Educación es el más elevado de la historia de la Comunidad. Por el contrario, la oposición ahondó en compromisos incumplidos durante años y en “la falta de palabra” con el pacto para la recuperación.

En la presentación de 75 enmiendas, el socialista Fernando Pablos explicó que se detrae dinero de la enseñanza concertada y denunció que en la sección de Educación se incumple el pacto para la recuperación tanto en la reducción de tasas universitarias para situarlas en la media nacional, eliminar la brecha digital o la convocatoria de becas.

Pablos, que lamentó que el presidente de la Junta no siguiera el debate, subrayó el incumplimiento con el Centro del Cáncer de Salamanca con 70.000 euros en el presente ejercicio cuando se acordó en 2019 un total de 250.000 cada año para llegar a un millón en 2023.

También, enumeró una serie de infraestructuras educativas pendientes y recordó que si les acusan de presentar los mismas enmiendas se debe a que las obras están pendientes, donde citó, entre otras, los colegios de las Hervencias y Valle Ambles, nueva escuela infantil en Palencia, colegio de Tejada o instituto de Guijuelo o la escuela de Enfermería se Segovia.

“Con sus enmiendas no pretenden mejorar la educación, sino implantar un modelo único y laico”, argumentó la popular Carmen Sánchez Bellota, que criticó que quieran acabar con la escuela concertada, pilar del sistema y que garantiza la libre libertad de los padres. “Atacan la libertad de elección y la pluralidad para imponer un pensamiento único”, valoró, para defender que es el mejor presupuesto de la historia y que Castilla y León tiene la mejor educación de España y “una de las mejores del mundo”.

Según el socialista, la intervención de la popular estuvo “llena de generalidades”, sin entrar a rebatir las cifras recogidas en las enmiendas, donde recordó que las becas han pasado de más de seis millones en 2016 a los cinco de este presupuesto. “Inconsistentes y reiterativas”, tildó Sánchez Bellota las propuestas socialistas, a la vez que criticó la falta de acuerdo en la aprobación de la ley de Educación del Gobierno.

Cara de Sarrión

El leonesista Luis Mariano Santos, al presentar 12 enmiendas a esta sección, ironizó con que se le está “poniendo cara de Sarrión” al que cada vez entiende más, en referencia al procurador de IU en la pasada legislatura y la valoración realizada al ver como todas sus propuestas caían. Así, enumeró partidas para el instituto de Villaquilambre (18.000 habitantes), único en España con esa población sin un instituto, comprometido de “puño y letra” por el presidente de la Junta.

La popular Noemí Rojo argumentó que Educación destina 30 millones para otras en colegios, de los que seis corresponden a la provincia de León, y aseguró, a la pregunta de Santos, que existe el compromiso con la cátedra de estudios leoneses aunque la gestión corresponde la Universidad de León.

Santos afirmó que él cree en el compromiso de la Cátedra de Estudios Leoneses pero manifestó que traslada una inquietud de la ULE y subrayó que esta iniciativa se aprobó con el anterior consejero Fernando Rey, cuando consideró que UPL era “importante”, lo que ahora estimó que ha cambiado, sin saber por qué.

Mentiras

Para asentar sus 176 enmiendas, Laura Domínguez (Podemos) explicó que detraen dinero de la escuela concertada para potenciar la pública tanto en las plantillas de profesorado, con una tasa elevada de interinidad, como en obras pendientes en centros educativos. Se alegró de que la educación de cero a tres años esté incluida en esta Consejería, pero afirmó que se deben elevar sus plazas.

En contra de las propuestas, la popular Paloma Vallejo afirmó que pondrían en peligro un modelo educativo situado entre “los mejores del mundo”, rechazó que se penalice a la concertada en favor de la pública y criticó el modelo educativo “unilateral” de la reciente aprobada Lomloe. Vallejo achacó a la pandemia que no se hayan convocado las oposición.

Domínguez acusó a la popular de “mentir” por decir que la Lomloe elimina los centros especiales y está en contra de la concertada, en una argumentación aplaudida por la bancada socialista, a la vez que enumeró una serie de proyectos e inversiones para pedir a los procuradores del PP que vayan a explicar a sus provincias a explicar por qué se rechazan.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba