Castilla y León

Sanidad se dota de 4.366 millones para “salvar vidas”

El PSOE ve al presupuesto “obsoleto” y pide más plantillas e inversiones rurales

El pleno de las Cortes de Castilla y León aprobó este martes con los votos de PP, Ciudadanos y Por Ávila, el rechazo de PSOE, Podemos y UPL y la abstención de Vox, las cuentas de la Consejería de Sanidad para 2021, que buscan “salvar vidas” con una asignación de 4.366 millones de euros, un 21,68 por ciento más, en un ejercicio marcado por el COVID-19.

 

Ical.- Ninguna enmienda de la oposición fue aceptada al considerar PP y Cs que los recursos cubrían las necesidades, puesto que el montante total crece hasta suponer el 7,58 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad. La parlamentaria ‘naranja’ Alba Bermejo señaló que la dotación “es la que es” y el ‘popular’ Alejandro Vázquez defendió el “realismo” de la asignación presupuestaria, huyendo de “medias verdades y propagandas” que para él solo buscan confundir.

El socialista Jesús Puente advirtió de que Sanidad es el departamento que más recursos necesita y la que marcará el futuro de la Comunidad, porque afirmó que los sistemas de salud son un “bien público fundamental” que si no funcionan lastran todo lo demás. Aseguró que el presupuesto presentado es “obsoleto” y está alejado de la realidad, lo que -dijo- obligó a PP y Cs a presentar enmiendas.

Denunció el abandono de la inversión en la sanidad rural, el “olvido premeditado” de los hospitales comarcales, que se reduzcan los servicios de atención directa al ciudadano y el “fallido” modelo de gestión presupuestaria del Hospital Universitario de Burgos.

Expuso que las 70 enmiendas del PSOE permitirían ejecutar inversiones sociales prioritarias, hacer frente a las nuevas actuaciones en las comarcas, ofrecer soluciones adecuadas al entorno rural, frente a la “doctrina Aliste”, o la mejora de los equipamientos y las plantillas, tras una “errónea” política de recursos humanos de los últimos años. Además, defendió la necesidad de presupuestar nuevas obras hospitalarias, como el proyecto de Segovia, que recordó no tiene “cuidados intermedios”. También, planteó una mayor atención a las asociaciones de pacientes.

El procurador de Ciudadanos José Ignacio Delgado aseguró que las enmiendas socialistas atienden más al “relato” y la “propaganda” que al “hecho real”, porque defendió que Sanidad contará con casi un 22 por ciento más de fondos para un sistema “público”, “universal” y “gratuito”. Además, destacó que “por fin” cubre el gasto real del servicio de salud y añadió que se garantiza el “refuerzo” de la Atención Primaria y Hospitalaria, en virtud del Pacto por la Recuperación, el Empleo y la Cohesión Social.

Delgado indicó que se mejoran las retribuciones, con 318 millones más para personal, pero también en farmacia y equipos. Además, la Atención Primaria aumenta un 19 por ciento sus recursos, la hospitalaria, un 23 por ciento y las Emergencias, un 33 por ciento. El procurador acusó al PSOE de detraer 30 millones del HUBU, pero señaló que se debe pagar el contrato “nos guste o no el modelo” y de obras en edificios, porque señaló no se puede “desvestir a un santo, para vestir a otro”.

El socialista denunció la condiciones a una profesional de enfermería para criticar la “propaganda” sobre la Atención Primaria y criticó que se dificulte el acceso a los servicios sanitarios y añadió que el HUBU no sale “nada gratis”. “No, no son unos presupuestos adaptados a la realidad”, dijo y les pidió que no sigan jugando con los ciudadanos de Castilla y León, dejando “caer” el servicio público.

El parlamentario ‘naranja’, que valoró el trabajo de los profesionales del HUBU, denunció el “relato” y “propaganda” del Gobierno, frente a las comunidades que aseguró asumen la lucha contra la pandemia. Desde Castilla y León, aseguró que trabajan todos los días por la vida de los ciudadanos, la gente de los pueblos. “Ya está bien de hacer propaganda de la mala”, sentenció, para defender unos presupuestos “sensatos” y “coherentes”. “El dinero no es ilimitado”, dijo y preguntó a los socialistas si creen que Sanidad tiene una “máquina de hacer dinero”.

En nombre del PP, Alejandro Vázquez afirmó que el presupuesto dota de los recursos suficientes a Sanidad para hacer rente con seguridad a la pandemia y aseguró que atiende los compromisos asumidos con los profesionales.

Déficit

La procuradora de Podemos Laura Domínguez presentó 128 enmiendas de 67,9 millones por la “lógica” situación sanitaria y por una serie de “déficits, arrastrados y estructurales”, que a su juicio las cuentas siguen sin paliar. Defendió que se detraigan fondos de una parte de la asignación al HUBU, para aumentar las plantillas, que aseguró “flaquean” y para reforzar la lucha contra el COVID en la atención especializada, porque aseguró no entienden el reparto del fondo adicional entre provincias.

También planteó inversiones necesarias, como el Hospital de Aranda de Duero (Burgos), centros de salud como el de La Magdalena de Valladolid o los servicios de radioterapia pendientes o reformas en el Hospital del Mirón de Soria o en el centro de Villarcayo. Además, pidió fondos para abrir una unidad de endometriosis, la investigación en las universidades públicas y el refuerzo del servicio de transporte sanitario, la psicología clínica y la fisioterapia.

La procuradora de Cs Alba Bermejo señaló que con estos presupuestos Castilla y León apuesta por un sistema público, de calidad y sostenible en el tiempo y pidió a Podemos que abra el “abanico” en términos presupuestarios porque detraen fondos del HUBU y de las partidas de gasto de personal y gastos corrientes. Además de aumentar las plantillas, defendió la mejora de las condiciones de los profesionales actuales, a través de las oposiciones y la carrera profesional.

Laura Domínguez criticó que Cs no considere “sostenible” plantear inversiones en centros de salud o abrir unidades de radioterapia. “Para Cs es insostenible todo lo que sea la sanidad pública”, apostilló para añadir: “El HUBU debe revertirse”, dijo para que haya un “sistema fuerte”. La parlamentaria ‘naranja’ señaló que evidentemente “todo es poco”, pero le respondió que lo que es “insostenible” es la actuación del Gobierno central y adelantó que la Consejería contempla un aumento de la inversión de los diferentes apartados de la Atención Primaria.

Inversiones en pueblos

El procurador de UPL Luis Mariano Santos defendió sus 13 enmiendas, que en su mayoría se destinan a actuaciones en los pueblos. El ‘leonesista’, que remarcó el papel de la Atención Primaria, pidió inversiones en los consultorios de Valdeviejas y Santibáñez de la Isla, para los centros de salud de Cistierna, Pola de Gordón, el barrio de Prosperidad y El Zurguén, en Salamanca.

También planteó dedicar fondos a tres centros de especialidades en Ponferrada (León), Vitigudino (Salamanca) y Puebla de Sanabria (Zamora) y para los hospitales comarcales de Béjar y para uno nuevo en Ciudad Rodrigo (Salamanca). Además, demandó más recursos para la unidad de radioterapia del Bierzo, después de que PP y Cs se hubiera “autocensurado” con sus enmiendas.

La procuradora de Cs Alba Bermejo rechazó las propuestas de la UPL y aseguró que las cuentas reflejas las exigencias de la pandemia y rechazó que se detraigan fondos de otras áreas para acometer actuaciones. Indicó que los gastos en bienes y servicios son “muy ajustados”, por lo que no compartió que se reduzca sus asignación y consideró que el “compromiso” de la Junta no es solo la lucha contra el coronavirus, sino mejorar también la asistencia y atención.

El ‘leonesista’ recordó a Cs que la coordinadora autonómica, Gemma Villarroel, prometió el centro de salud de Pola de Gordón en la localidad y sentenció: “Otra vez será”. Alba Bermejo apeló a su comprensión y su responsabilidad porque reiteró que los presupuestos se centran en salvar el “mayor número de vidas posibles” en la peor crisis de los últimos 100 años, teniendo que buscar el “equilibrio” entre lo necesario y lo urgente.

Finalmente, el procurador de Por Ávila Pedro Pascual reconoció el esfuerzo presupuestario pero planteó tres enmiendas por compromisos pendientes como el centro de salud de Las Hervencias de la capital, una partida para desfibriladores y para abrir unidades de ictus. La procuradora Alba Bermejo (Cs) rechazó sus propuestas, pero recordó que se ha incluido una partida para el helipuerto del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba