Deportes

Óscar Núñez: “El club trabaja para que la fase de ascenso a LEB Plata sea en Salamanca”

El entrenador de Usal La Antigua se muestra muy satisfecho por la trayectoria del equipo

¿Una fase de ascenso a LEB Plata en Salamanca? Ése es el sueño de Usal La Antigua, que trabajará para que así sea.

Así lo ha indicado el entrenador del equipo, el salmantino Óscar Núñez, quien tiene los pies en el suelo y no quiere lanzar las campanas al vuelo. Pese a todo, la buena trayectoria deportiva del equipo y su holgado liderato hacen pensar en lo más optimista.

Núñez analiza el momento del equipo, el futuro y cuál es el secreto del buen rendimiento en un año muy raro marcado por esta maldita pandemia; asimismo, sueña con volver a la LEB Plata para poder ser “nosotros mismos” tras la mala experiencia del pasado.

La victoria ante Cantbasket en esta última jornada es de oro…

No es definitiva, ni mucho menos, pero sí muy importante porque se trataba de un rival directo. Quedan 7 jornadas y les hemos dejado a 4 victorias y de Pas Piélagos nos hemos distanciado en otro porque perdieron este sábado. Está claro que es un paso muy importante para estar en esa fase de ascenso al final de la liga regular.

Al inicio de temporada, dijiste que el objetivo era luchar hasta el final por esa fase o tener opciones; ¿esperabas estar así a estas alturas?

Para nosotros lo más importante ante de empezar era llegar hasta el final con opciones de competir por meternos en la fase de ascenso. Ahora que estamos en la situación que estamos, sí sería un pequeño fracaso no lograr ese objetivo. Somos ambiciosos y queremos jugar ese campeonato y no cometer errores en ningún momento para no motivar a nuestros rivales.

Usal La Antigua

A día de hoy, ¿van a pedir que la fase de ascenso se juegue en Salamanca?

Como entrenador, está claro que me gustaría que fuese en Salamanca, pero de momento no hay nada seguro porque tiene muchos condicionantes y un coste económico. Se trata de una competición muy bonita con 8 equipos de toda España y seguro que la van a pedir en más ciudades. Hay que buscar apoyos y también tener en cuenta cómo puede estar el tema de la pandemia en el mes de mayo, por la presencia o no de público. Pero yo, como entrenador y salmantino, estaría encantado de que se jugase aquí.

¿Apostará fuerte el club porque así sea?

El club sí baraja esa posibilidad y vamos a trabajar en la dirección de solicitar que Salamanca sea la sede de la fase de ascenso a LEB Plata. Hemos solicitado ya condiciones y plazos para poder solicitarla a la Federación Española de Baloncesto (FEB), pero hay que ser cautos. Hemos esperado hasta ahora para ver cómo nos planteamos esta solicitud porque hacen falta apoyos.

La ciudad cuenta con Würzburg y el anexo, lo que facilitaría las cosas…

Sí, está claro; tener Würzburg para los partidos y además el anexo para que puedan entrenar los equipos es importante y muy bueno, y no creo que haya algo así en muchos sitios con equipos en esta categoría. Sería muy bonito, pero hay que ir paso a paso.

¿Ha superado el equipo las expectativas hasta el momento?

Estoy muy contento; es cierto que esperaba estar arriba en la clasificación porque aprovechamos la pandemia para organizar el equipo, contando con el inestimable apoyo de los jugadores de la casa, fichando a otros que nos han dado un salto de calidad; creo que hemos acertado de pleno. Quizá no esperaba ser tan dominador del grupo porque siempre es duro y cualquier partido se puede complicar o perder. Pero sí queríamos luchar hasta el final por esa fase de ascenso.

¿Cuál es el secreto para poder liderar con solvencia este grupo?

Es una gran suerte poder trabajar con este grupo todos los días porque hay muy buenos jugadores; tenemos una buena mezcla de gente de la casa, más los fichajes que se han adaptado muy bien, además de Milo y Sandro que ya casi son de aquí de toda la vida. También hay que destacar que son grandes personas y eso hace todo más fácil. En esta situación actual con la pandemia, es cierto que es una ilusión diaria el hecho de poder venir a entrenar y hacer lo que más nos gusta y es algo que le tengo que agradecer a los chicos; forman un vestuario muy sano.

Por ejemplo, si no hubiese unión, el partido contra Cantbasket, a lo mejor no lo hubiésemos podido sacar.

Algo de ‘culpa’ tendrá también el entrenador, ¿no?

Dicen que sí… (bromea). Pero tengo clara una cosa; en esta película, los protagonistas son los jugadores y mi trabajo es lograr que den el 100% siempre. Por mucho que yo haga, si ellos no fueran buenos o trabajasen bien, sería imposible estar donde estamos. Mi labor es hacer que ellos sigan así, en esta línea.

La última aventura en LEB Plata no fue muy positiva; ¿hay ilusión por volver a esta categoría?

Sí, tenemos mucha ilusión; la última vez que nos permitieron estar en esta categoría no pudimos ser nosotros mismos y ahora sí creemos que puede ser así, en caso de poder lograr el ascenso. Pero no existe ningún tipo de presión, ni mucho menos; quedan muchos pasos por dar, pero no es ninguna obsesión.

Usal La Antigua

¿Cómo se trabaja y se compite conviviendo con la Covid-19?

Existe un temor, claro está, cada día; y cuando llegan los partidos también porque tanto nosotros como los rivales debemos pasar las pruebas. Nosotros hemos sufrido el hecho de tener que estar confinados y luego volver a competir y eso es un castigo porque pierdes ritmo y forma; nos costó mucho volver y eso provocó la primera derrota y un partido que nos costó mucho sacar adelante. Nos quedan 7 jornadas y vamos a intentar disfrutar a tope de nuestro oasis que son los entrenamientos y que nos permiten evadirnos por un rato de la situación que vivimos.

¿Cumplen a rajatabla los jugadores las medidas de seguridad y protección?

No podemos ser perros policía; nosotros hablamos cada semana con ellos y les hacemos ver la situación actual y cómo tienen qué comportarse. Igual que a los que trabajan o van a la Universidad. Son muy metódicos y prácticamente van de casa al pabellón y viceversa. Eso sí, pueden pasar cosas como ya nos han ocurrido, no se puede evitar.

¿Cómo valoras el rendimiento de los salmantinos o de Milo y Sandro?

Sabemos que la gente solo mira los números una vez que termina cada partido; es verdad que hemos acertado en los fichajes de fuera y son los que más aportación tienen en números, son chicos con mucho talento y trabajo. Pero los de casa hacen un gran trabajo diario que provoca que el grupo esté unido y hace entender al resto cuál es la filosofía de este club. Igual que Sandro o Milo, que llevan aquí ya dos años y se han adaptado como si llevasen toda la vida; igual que Kike Flórez, que siempre está en la sombra porque sus números no dicen lo que hace en la pista, pero defiende y se deja la vida en la pista cada segundo. Todos aportan su granito de arena.

¿Sentís en cada partido un mayor respeto de los rivales por vuestra posición de privilegio?

Está claro que ahora todos los equipos nos quieren ganar y salen al 100% para intentar lograrlo; todos tienen mucho que ganar y poco que perder. No vamos a negar que eso se nota porque es una realidad, pero la confianza en nosotros mismos y nuestra buena dinámica hacen que podamos superar cualquier situación en la pista y no bajar nunca los brazos.

Bendita presión ir líderes, ¿no?

Para mí, como deportista, la presión por ir primero existe, claro porque cada partido es importante y puedes perder ante cualquier rival por asequible que parezca. La clave es mantener la tensión para jugar siempre igual sea cuál sea el equipo al que te enfrentes. La presión jodida es cuando vas abajo y te juegas un descenso de categoría.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba