Deportes

Chuchi, ante la final del Zamora: “Tenemos que pensar en querer, porque al final, querer es poder”

El entrenador del Guijuelo aseguró que necesitan una victoria para cambiar el ‘chip’

El CD Guijuelo tiene ante sí un nuevo partido, sí… el último después de un interminable maratón, con una gran necesidad de victoria.

El equipo de Chuchi Jorqués (colista) recibe a un Zamora que si gana se colocaría como líder del Subrgupo IA, algo que quieren evitar sí o sí los ‘verdes’, para lograr su segunda victoria del campeonato.

Así ve el entrenador palentino del Guijuelo al equipo, sus posibilidades, al rival… y lo más importante: querer es poder…

Otro partido más: “Tenemos que ser inteligentes y adaptarnos a la situación; es verdad que teniendo una fecha libre el fin de semana, lo suyo hubiese sido jugar ese día, después de los viajes y partidos, pero es así. Lo que les he hecho ver a los jugadores es que en la vida, el deporte o el fútbol te da una nueva oportunidad para poder competir. Hay gente que por esta situación que estamos viviendo no tiene una nueva oportunidad de estar aquí y nosotros podemos demostrar que estamos vivos y que queremos; tenemos que pensar en querer porque, al final, querer es poder. Si yo como entrenador no se lo sé transmitir, lo estoy haciendo mal. Necesitamos esa victoria porque yo los veo entrenar, competir y tenemos muchas armas para no estar tanto tiempo sin ganar”.

¿Tiene fuerza Chuchi Jorqués?: “Sí… todos tenemos problemas personales en la vida, pero si yo he tenido la suerte de tener gente que me ha arropado para superar momentos complicados, ¿no voy a ser capaz de transmitirles hasta el último día que me dejan estar o hasta que no pueda, mi ilusión, ganas y compromiso? Tengo un equipo que merece la pena y me siento muy orgulloso de ser su entrenador; necesitamos ese resultado que nos pueda cambiar el chip para que sigan creyendo. Cambias de entrenador, están contentos… pero si no ganas no vale. Tengo las fuerzas al 100% y quiero que vean que cada partido ellos deben dar el 102%; al 95%, con lo que nos penalizan los errores, no nos da, pero al 102%, sí. Va a ser difícil, pero hasta el último minuto, sería injusto no ir a luchar por conseguirlo”.

¿Qué Zamora esperas?: “La garra del Zamora es la que les intento transmitir yo, en cada balón, en cada jugada… si vives el partido minuto a minuto tienes mucho ganado. El momento de desconexión nos penaliza mucho y hay que evitar esas cosas; el Zamora tiene un entrenador cojonudo y mucha hambre y ambición. Yo quiero eso del Guijuelo, que los jugadores quieran dejar al equipo en Segunda B y si no se logra el objetivo, será un prejuicio para todos, yo el primero, porque igual no me llama nadie. El más perjudicado va a ser el club, claro está, y el pueblo, pero los jugadores también, y se lo he hecho saber a ellos. Cuando vayan a negociar un contrato, no es lo mismo haber salvado al equipo que descendido a Tercera, no será el mismo caché. Yo descendí con el equipo de mi ciudad y es muy jodido, no puedes exigir nada, es la realidad del fútbol. Ahora es momento de apretar un huevo contra otro y estos jugadores tienen buenos pies y el problema es anímico, necesitamos 11 guerreros que compitan como auténticas bestias y con eso sus pies van a salir y vamos a sumar”.

Siguen las bajas: “Me gustaría dar aire a jugadores, pero no puedo. Tengo que sacar el mejor once posible con lo que tengo y dar descanso a jugadores que lo están jugando todo. Pero no me voy a parar en eso, aunque sea una realidad. Es nuestra final y tengo ganas de ganar porque es mi objetivo y también de que pase el partido para tener 10 días para meter carga, planificar la semana, dar descanso a los jugadores… un microciclo de semana normal porque hasta hora no hemos podido. Hemos puesto parches, pero no hemos podido trabajar todo; priorizamos las cosas más urgentes”.

Apoyo de la afición: “Desde que he estado aquí como jugador, me tengo que quitar el sombrero con la afición. Cuando no he jugado bien, la gente me lo ha dicho y la mayoría de las veces tenía razón y bajar el otro día al campo es importante. Es momento de creer todos; tiene que estar enfadados porque no ganamos y yo lo estaría, pero desde el minuto 1 al 95 y luego nos podrán reprochar cosas, pero no durante el partido. Hay que apoyar y animar y si nos dicen algo, que lo hagan al final del partido porque están en su derecho”.

El Zamora, a por el liderato: “Espero un equipo como el que he visto, muy bien trabajado y que es proactivo, capaz de lanzar presiones y que aprieta mucho. Pero, como todos, tiene sus defectos y vamos a intentar aprovecharlos; me lo demostró el equipo en Pontevedra y Vigo y durante el partido hay momentos para nosotros. El Zamora no es invencible, aunque esté en un gran momento y vamos a tratar de que no sea líder”.

¿Cómo está el grupo?: “El domingo fue un día complicado para los jugadores, como es normal. Mentalmente es complicado y mi mensaje puede ser bueno y los entrenos también, pero hay que ganar. Y si mañana se ponen por delante, con 0-1 estás en el partido, ya con 0-2, no. Hay que evitar los picos malos, que no nos vengamos abajo. Pero cuando estás en el campo, cada pequeña cosa nos hace dudar y sé que lo que les digo lo quieren hacer… no es nada fácil. Hoy le he dicho a los jugadores que el partido que ganemos va a ser con un gancho en el cuello y sufriendo. Me gustaría un 3-0 y me voy directo al Pernil a comer jamón y tomar una caña, pero será colgados, viendo fantasmas… no veo otra manera”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba