LocalPortadaSucesos

Tres detenidos tras una persecución originada en una fiesta clandestina

Embistieron hasta en cuatro ocasiones a los vehículos policiales

Tres personas, dos varones y una mujer, resultaron detenidas durante la madrugada de este viernes tras protagonizar una persecución por las calles de Salamanca. Fue la Policía Local quien siguió al vehículo, tras determinar su participación en una presunta fiesta ilegal, y quien pudo darles alcance ya en el término municipal de Cabrerizos tras sufrir varios accidentes hasta acabar en un callejón sin salida.

 

Según confirmaron fuentes municipales a Ical, los hechos se iniciaron a las 23.05 horas tras un aviso por ruidos en un taller de la calle Fernando de la Peña en la capital del Tormes. Los agentes de la Policía Local se desplazaron hasta el lugar pero no obtuvieron respuesta al llamar a la puerta en reiteradas ocasiones. Sin embargo, pudieron confirmar, a través de las rendijas del local, que había al menos cinco jóvenes en el interior. Así que decidieron esperar patrullando por la zona hasta que, llegadas las 02.45 horas, divisaron a tres personas abandonando el establecimiento.

Los dos varones y la mujer se montaron en un vehículo y salieron hacia la avenida de Portugal, donde les detuvieron y trataron de identificarlos. Fue en ese impasse cuando el conductor arrancó por sorpresa y se inició una persecución a toda velocidad por las calles de Salamanca hasta salir del término municipal por la carretera de Aldealengua.

En la rotonda de entrada al polígono de Villares de la Reina, la Policía atravesó la patrulla por primera vez, tratando de frenarles, pero no dudaron en embestir al vehículo policial y dar un viraje para encarar la A-66 en dirección Valladolid a 180 kilómetros por hora. El vehículo huido atravesó las localidades de Moriscos y Castellanos de Moriscos y, finalmente, entró en el término municipal de Cabrerizos.

En la calle Labradores, los policías volvieron a cruzar su vehículo y fueron embestidos en dos ocasiones. El conductor huyó marcha atrás por la calle Los Rosales y fue a parar contra la pared de un chalet. Sin pensarlo, volvieron a chocar contra la patrulla, que perdió el parachoques delantero. El periplo siguió de nuevo por la carretera de Aldealengua, esta vez en dirección Salamanca, donde entró por la calle Jesús Arambarri. En ese momento se sumó a la persecución la Policía Nacional.

El coche fugado volvió a Cabrerizos por la calle Los Arroyos y fue interceptado una vez más, pero esta vez, se encontraba en un callejón sin salida, donde se estampó por última vez. Uno de los hombres y la mujer se quedaron en el interior del habitáculo donde fueron detenidos. Sin embargo, el conductor prosiguió su huida a pie.

El tercer detenido enfiló el campo y no cejó en su empeño de salir airoso. Para tratar de evitarlo, los agentes llegaron a realizar incluso dos disparos al aire para tratar de disuadirle. El hombre, finalmente, cayó al suelo y fue atrapado por los agentes, ofreciendo resistencia en forma de patadas y puñetazos. Los detenidos llegaron a prestar declaración a la comisaría de la Policía Nacional, en la calle Jardines, a las 05.23 horas de esta madrugada.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba