Deportes

Óscar Núñez: “La unión es vital, solo con talento y experiencia no se logran resultados”

El entrenador de Usal La Antigua asegura que la fase de ascenso es un “objetivo y no un sueño”

Segunda fase de ascenso en seis años, la tercera en toda su historia; Usal La Antigua afrontará del 13 al 16 de mayo un nuevo sueño.

Se trata del play off de ascenso a LEB Plata, un sueño que el club aún no ha podido lograr por méritos deportivos y que, quizá, ahora sea el momento por el equipo, la unión y esta pandemia que lo ha complicado todo.

Uno de los grandes protagonistas, y quizá al que menos mérito se le da, es al entrenador del equipo salmantino, Óscar Núñez, quien analiza cómo ha sido esta temporada, cuál es la clave del éxito del equipo y por qué han sido tan superiores a sus rivales. Y no, no todo es talento y experiencia…

Cuando comenzó la temporada, ¿esperabas algo así?

Desde el principio fui muy ambicioso y dije que sería un fracaso no llegar hasta el final teniendo la oportunidad de luchar por la fase de ascenso, pero creo que se han superado las expectativas tras haber logrado este hito antes de terminar la fase regular y con solo una derrota hasta ahora. Pensar en esta situación sí que no era esperado, pero sí luchar hasta el final por estar en esta fase y luchar por subir a LEB Plata.

Habéis tenido casos de Covid, pero no han trastocado mucho vuestros planes. Los chicos se han portado bien, ¿no?

Sí, la verdad; es algo en lo que llevamos insistiendo toda la temporada y lo haremos de cara a esta fase de ascenso, porque no podemos descuidarnos. Es cierto que en este aspecto la suerte juega un papel muy importante, pero los chicos están teniendo un buen comportamiento y están cumpliendo las medidas. Pasamos por un mal momento y un positivo en el momento de más incidencia en Salamanca y no lo pasamos bien, no por temas de salud por suerte, y sí por tener que estar diez días sin poder entrenar. Haber salido de esa situación nos unió todavía más.

¿Por qué este año sí se ha logrado la clasificación para la fase de ascenso?

La verdad es que este año empezamos a planificar la temporada muy pronto y tuvimos más tiempo para conocer y ver jugadores de EBA, teniendo claro lo que quería en la plantilla para esta temporada. Entre los meses de marzo y junio pudimos trabajar mucho y creo que los jugadores que hemos elegido están rindiendo al nivel esperado o incluso por encima de él. Conseguimos también tener una base de jugadores salmantinos que para mí son clave en este proyecto porque te hacen tener un sentimiento de club y de club como es el CB Tormes, no es solo un grupo de jugadores; va más allá. Además de mucho talento, en el equipo tenemos buenas personas.

¿Has notado que habéis sido muy superiores a vuestros rivales en cada partido?

Con el paso de los partidos, sí; al principio no porque no habíamos cogido el ritmo de la competición por las lesiones sufridas. Hubo un punto de inflexión que fueron los partidos que jugamos en casa ante Piélagos y Burgos, que con altibajos ganamos de manera justa y entonces fue cuando nos dimos cuenta de que esto iba más en serio de lo que pensábamos. Y, en la segunda vuelta, ha habido algo que no me ha gustado, como es la relajación cuando tenemos el marcador a favor y es algo a trabajar que no nos puede pasar en la fase de ascenso.

¿Qué aspecto es el que más te preocupa de cada a este play off?

Mi primera preocupación es que llegue el equipo completo y bien físicamente, como hasta ahora. Guzmán y Petis han hecho un gran trabajo en ese aspecto, tanto en la preparación como en la prevención de posibles lesiones y es algo clave. También quiero trabajar muchas situaciones de juego y quiero ser un equipo reconocible, que seamos nosotros mismos. Que hayamos dominado el grupo no tiene nada que ver con lo que habrá en la fase y tenemos que responder al máximo.

¿Qué diferencias encuentras entre el equipo de la 2014-15 y el de la 2020-21?

A nivel de dominio en lo deportivo, con el equipo de 2015 quedamos segundos y nos tocó sufrir porque empezamos mal y tuvimos que hacer una gran remontada con, creo que 13 partidos ganados seguidos, con 5-6 jugadores que aportaban casi todo el juego y una rotación muy corta. Ahora, contamos con una rotación mucho más extensa y con todos los jugadores aportando cosas, salvo Moreta que juega poco porque es su primer año; pero el resto juega minutos importantes y es una gran diferencia porque el castigo es menor.

Y, al contrario, ¿qué similitudes encuentras entre esas dos temporadas?

Lo más importante es el grupo, aunque la calidad y el talento también influyen mucho, claro. En ambas temporadas logramos que los chicos sean algo más que compañeros de equipo, que se lleven muy bien y se respeten, eso es lo más importante. Creo que lo logramos en 2015 y ahora, también.

Óscar Núñez

Con la perspectiva que da el tiempo, ¿cuál crees que es la clave de este éxito?

Es similar a lo que he comentado antes; para mí, que haya unión en el grupo es fundamental porque cuando las cosas van mal, esas cosas te dan victorias y nos pasó el día de Ávila o con Burgos, cuando después de ir ganando nos remontaron y tuvimos que hacer un último cuarto muy bueno. Es cierto que con la victoria es más fácil que todo vaya bien, pero solo con talento y experiencia no se logran resultados.

¿Cómo es ahora el Óscar Núñez entrenador? ¿En qué has cambiado?

Como entrenador, intento adaptarme y evolucionar en todos los apartados para no quedarme anclado. Antes era mucho más testarudo y me costaba mucho cambiar algo, pero ahora soy mucho más tranquilo y accesible, y si veo algo que no funciona o no sale bien, pues lo cambiamos, esa es mi evolución. También influye mucho la madurez que me ha dado haber tenido hijos y cosas que te hacen ver que el baloncesto no es lo más importante en la vida, me tomo las cosas de otra manera y eso creo que también se transmite en la pista.

A día de hoy, subir a LEB Plata ¿es un sueño o un objetivo?

Para mí es un objetivo, al contrario que ocurrió en el año 2015; entonces, recuerdo que fuimos con mucha ilusión, pero había la percepción de que eso era un premio y que si se perdía, no pasaba nada. Ahora, más que disfrutarlo, que también, queremos ascender y creo que tenemos nuestras opciones porque somos un buen equipo y lo hemos demostrado.

¿Te ves entrenando al equipo en LEB Plata?

No lo sé, se tiene que dar muchas circunstancias para que eso ocurra; para mí sería muy bonito ascender porque el club no lo ha logrado nunca en la cancha y es algo histórico para nosotros. Pero claro, si se logra necesitaríamos muchos más apoyos económicos de los actuales porque creo que somos un club preparado y con buena estructura y más estable que en 2018 con Fuenlabrada. Yo, como entrenador, no veo más allá del 16 de mayo.

Entiendo… ¿pero te gustaría entrenar a este equipo en LEB Plata si se diesen todas las circunstancias?

Claro, me haría mucha ilusión y una vez superado el escenario económico, estaría encantado. Supondría un reto enorme y motivador porque no lo he hecho nunca; entrenar en LEB Plata como primero sería un reto.

¿Habéis tanteado ya a patrocinadores por si el equipo da el salto a la Plata?

Es difícil valorarlo ahora; en este club, nos gusta ir siempre paso a paso y primero hay que lograrlo en la cancha y luego ya veremos. Lo que sí puedo decir es que pese a todos los problemas económicos de los patrocinadores, tema de cantera y socios, vamos a cerrar el presupuesto de esta temporada sin deuda y eso es muy importante para poder afrontar lo que venga. No es ninguna obsesión…

César y Pedro son los único que repiten de aquella gesta de 2015…

Me parece algo maravilloso y como entrenador y para el club es muy bonito haberlos enganchado de nuevo porque han tenido altibajos emocionales con el baloncesto y las prioridades poco a poco van cambiando porque no son profesionales, aunque en trabajo casi lo seamos. Compaginar la vida personal y profesional con el baloncesto no es fácil y es difícil que sigan ahí; por eso estoy encantado porque son una pieza fundamental y marcan el camino a otros como Moreta, Morán o Manzano.

En el último partido de Liga, jugaron 5 salmantinos a la vez casi un cuarto entero; ¿qué significa eso para un club como el CB Tormes?

Para nosotros es mucho y se notó en la grada; hemos echado en falta este año la conexión entre la cantera y el primer equipo en el pabellón por el tema sanitario, para que pudiesen compartir momentos como éste y pueden verse reflejados en ellos y luchar por estar algún día ahí jugando. Incluso algún junior ha ido convocado… Tampoco me olvido de Rober Herrero, al que un problema de salud no le ha dejado jugar esta temporada porque estoy seguro de que hubiese disfrutado mucho.

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba