fbpx
Deportes

Jorge Recio: «Este Avenida es juventud, ambición y orgullo»

El presidente del club salmantino asegura el futuro del club pese que el día a día "desgasta mucho"

Siempre es mejor ver las cosas con la perspectiva que da el tiempo, ese juez que ayuda a asimilar y analizar lo que ha pasado.

Pues bien, unos días después del éxito de Avenida en la Euroliga (subcampeón), el presidente del club, Jorge Recio, hace un repaso sobre lo que está siendo una temporada «muy intensa», en la que el equipo se ha visto asolado por las lesiones.

Pero, eso no ha sido impedimento para plantarle cara al mejor equipo de Europa, como es Ekaterinburg, y ahora el equipo va a por la Liga, para cerrar el año de la pandemia con otro título bajo el brazo.

El máximo representante de Avenida asegura el futuro del club pese a que reconoce que el día a día «desgasta mucho», y porque «mis hermanos no me dejan, son más forofos que yo», asegura. Confía al 200% en Roberto Íñiguez y habla sobre futuras renovaciones, sin dar muchas pistas…

Después de unos días desde la final de la Euroliga; obviamente perdieron un título, pero ¿tiene la sensación de que ganaron algo pese a la derrota?

Que perdimos el título está claro y así quedará para toda la vida; pero según han pasado los días, estoy muy orgulloso del reconocimiento que ha recibido el equipo y la gran gesta que ha sido estar en esa final. Si ya había diferencia entre un equipo y otro antes de empezar, encima se lesiona Maite, una jugadora clave, pero el equipo compitió hasta el minuto 38. Lo que viví en esa final creo que se ha transmitido a todos los salmantinos y eso es increíble.

Roberto siempre ha sido muy ambicioso y optimista; Jorge Recio no tanto, ¿no?

Para mí era un regalo estar ahí, viendo las plantillas y las circunstancias de esta temporada, la juventud del equipo… el favoritismo no era para nosotros nunca. Pero según empezamos a jugar y fueron pasando los partidos, fui siendo un poco más optimista. En la ‘semi’ contra Sopron lo pasé fatal y se dieron un cúmulo de cosas que el deporte no nos había dado en otras ocasiones; pero esto no se podía haber logrado sin el trabajo de Roberto y de esta plantilla, lo tengo claro.

El equipo llegó muy justo físicamente y en la final, Maite Cazorla se lesionó. Es difícil tener peor suerte en este apartado…

Creo que no se puede, no; esto va por rachas, pero otra vez más se nos lesiona una jugadora, como pasó antes de la Copa, en el final de la Euroliga… no te lo puedes creer que en un partido en el que nos jugábamos todo Cazorla se lesiona, Silvia estaba mermada, Gajic no pudo jugar, Andrea salía de una lesión, Hayes tuvo problemas… es más, damos por hecho que Gajic está, pero no porque ha tenido la mala suerte de romperse en la misma zona y ha estado mucho tiempo fuera.

¿Cómo pasa un club como Avenida de pensar si salir o no a competir a ser subcampeón de Europa?

Ha sido un proceso intenso; hace un año, marzo y abril fueron meses muy malos por tener que tomar la decisión de seguir o no y planificar el equipo con jugadoras que tuviesen hambre. Con Roberto hablamos mucho y hubo nombres que los descartó porque él quería jugadoras con ganas y no con tanta experiencia. Fuimos a una Supercopa atípica sin Lou y sin Tiffany, nuestras jugadoras diferenciales, y logramos el triunfo. Comenzó la Liga y el equipo fue muy bien con una gran evolución hasta a Copa, cuando el equipo comenzó a caerse físicamente, aunque no dijimos nada hasta el final sobre cómo la afrontamos. Luego hemos ido tirando poco a poco y ahora nos quedan dos semanas para ir a por todas y llegar en las mejores condiciones posibles, pero no serán las óptimas.

Roberto ha logrado un juego divertido y efectivo, con un equipo muy unido dentro y fuera de la pista y eso en un año tan raro como éste, te da triunfos; las jugadoras conviven como si fuesen una familia y en eso ha tenido mucho que ver el cuerpo técnico.

El equipo recibió muchas felicitaciones desde la distancia; ¿les hizo menos dura la derrota?

Ese reconocimiento es muy válido porque una derrota como ésta no debe empañar el gran trabajo que hizo el equipo y más en una final contra Ekaterinburg, con una selección mundial de jugadoras de cada país. Alba Torrens es la mejor española y no es titular… pero es un orgullo haber recibido tantas muestras de cariño y reconforta pese a no haber ganado. El equipo ha crecido mucho con todo esto.

Todo pasa y ya toca pensar en la liga; ¿sería un fracaso o una mala temporada no lograr el título después de haber sido dominador?

Bueno, primero hay que pasar la eliminatoria contra Gernika; el equipo viene muy castigado y vamos a ver cómo puede responder. Ojalá este Maite lo antes posible, Silvia está tocada… no sé lo que puede pasar. Prefiero hablar después porque no soy adivino; hemos ganado la Supercopa, en Copa no pudimos hacer más y en Euroliga fuimos subcampeones. No sé, pero será difícil bajar del sobresaliente.

Han sido meses intensos y duros, con una temporada complicada, pero ya casi ha terminado…

La verdad es que se me ha hecho más corta que otros años por el hecho de tener una incógnita en cada partido; saber si íbamos a poder jugar o no. Y mira que nosotros solo tuvimos el positivo de Hof y fue cuando llegó de la selección… cada vez que el equipo se hacía una PCR era una incógnita hasta que se conocía el resultado y ha sido una película de terror constante por este tema. Luego, por causas ajenas a nosotros, hemos tenido que jugar muchos partidos seguidos, lo que ha supuesto mucha carga para el equipo, pero es así. Veo ya el final de un año muy intenso.

Avenida - Euroliga
(Foto: FIBA)

¿Han pensado ya en el futuro de Avenida?

Desde hace mucho tiempo, porque Avenida no para. Llevamos mucho tiempo hablando y trabajando para la próxima temporada y hemos hecho ya algunos deberes, pero quedan por rematar muchas cosas. Al ser un año tan intenso, creo que no es bueno descentrar a las jugadoras y hablaremos cuando todo acabe.

¿Subirá el presupuesto del club para la 2021-22?

En principio, vamos a seguir en la misma línea del año pasado; estamos peinando el mercado con esas condiciones, pero si hay que hacer un esfuerzo como hicimos en su momento con Alarie al romperse Gajic por segunda vez, tenemos que poder hacerlo. También esperamos contar con la venta de los abonos pese a no saber qué año nos vamos a encontrar en Euroliga y cómo se va a plantear la competición. Está claro que no podrá ser con dos grupos de ocho y viajes por Europa… veremos porque en octubre nadie sabe cómo estaremos.

Hablando del futuro, Silvia Domínguez ya ha dicho que quiere continuar y el club quiere que continúe…

Ella quiere y nosotros también queremos y espero que haya que discutir poco para llegar a un acuerdo. Soy optimista porque tiene muchas ganas y nosotros también, pero creo que ahora no es momento de hablar de estas cosas. Silvia es una jugadora de fiar al 100% y sabemos que no está en el mercado ahora mismo, porque escuchará a Avenida primero. Nosotros tampoco estamos buscando una base.

¿Y Cazorla y Alarie tras una información que ha salido en redes sociales?

Ya saben más que nosotros, pero esa información no vale porque Alarie ya tiene contrato para el año que viene y con Cazorla ya diremos lo que haya que decir en su momento, si es que hay algo.

Será complicado retener a Hayes por su ‘temporadón’; ¿es vuestro deseo? ¿Queréis contar con todas las jugadoras?

Desde el mes de diciembre ya queremos contar con el 90% o el 100% de las jugadoras y nos gustaría mantener el bloque que tan buen resultado nos ha dado. Si alguna se va de aquí será por dinero y es algo que me parece muy lícito; Avenida ha reconstruido proyectos y no nos podemos volver locos a lo que hacen otros, eso está claro. El año pasado, a Hayes se le planteó una oferta a la baja y no dudó en aceptarla y tuvo que rebajar su caché para quedarse y no le ha ido mal, con Roberto ha crecido mucho. Lo de esta temporada es un gran escaparate y seguro que los turcos si vieron la final, habrán intentado o intentarán fichar a alguna de las jugadoras. Otra cosa es que lo consigan.

¿Y qué futuro le augura a Avenida como club?

El contrato de Roberto era por tres años; el primero está siendo muy bueno y soy optimista. Él nos dijo desde el principio que quería tres años para dejar un buen trabajo cuando se fuese y que el mejor Avenida se vería el último año; por nosotros, cómo si se quiere quedar más años… es un entrenador muy intenso al que le gusta coger equipos y hacerlos grandes porque nosotros llevábamos unos años sin tener protagonismo en Europa. Ya lo hizo con Sopron y después de irse todo el mundo le quería. Nos quedan, al menos, dos años muy intensos.

Y Jorge Recio, ¿tiene fuerzas para continuar?

No me queda otra; somos 4 hermanos y ellos con más forofos que yo todavía; yo puedo dedicarme a la parte financiera y ver otras cosas. No me queda otra porque siempre estoy en minoría con ellos. Carlos y yo hablamos todas las noches sobre cómo van las cosas, qué hay que mejorar, y ahora con Roberto, lo mismo. El día a día desgasta mucho y a veces me ha pesado el ir a los partidos porque todos tenemos problemas, pero mis hermanos siguen ahí. Alguna vez sí he pensado en dejarlo por lo que te he dicho y si lo hago, mis hermanos también; entonces seguiremos al pie del cañón porque Avenida es algo más grande de lo que parece, hay una responsabilidad social de la empresa con Salamanca y también con el equipo.

Los éxitos deportivos, ¿también dan energías para seguir?

El cargo de directivo es muy ingrato y cansado; cuando gana el equipo lo hacen el entrenador y las jugadoras y cuando pierde, se mira más arriba. Esto se ha montado así y hay que aceptarlo como viene; nosotros planificamos mucho el futuro y hablamos sobre muchas cosas, nuestro único periodo de un poco de descanso es el verano, cuando todo está ya hecho. Y unos cargos tan personalizados en Carlos y en mí, a veces es muy duro; es cierto que llevo ya 20 años y se me ha hecho la piel muy dura.

Si pudiera definir con una solo palabra a este equipo, ¿cuál utilizaría?

Con una no puedo; me quedo con tres palabras: juventud, porque así se ha construido el equipo; ambición, que se ha demostrado en cada partido; y orgullo, que se ha visto hasta en las derrotas.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba