Opinión

Dirección de fotografía: ¿Qué veo? ¿Cómo lo veo?

 

Hace unas semanas, de manera somera, explicaba las funciones principales que tenía el director/a de un proyecto audiovisual, ese jefazo o jefaza que tomaba tantas decisiones a nivel artístico y recibía toda la atención para bien o para mal de un proyecto. Pues bien, hoy quiero acercar otra de las figuras indispensables y que forma parte de la cabeza del proyecto trabajando codo con codo con el director/a, el director/a de fotografía.

¿Quién es? ¿Qué hace realmente? Poéticamente hablando podríamos decir que es la persona que transforma y juega con la luz para llevar la imagen del director a la pantalla. Y sin ser tan metafóricos, se trata del encargado/a junto al director/a de la película, de la creación de la imagen del film, tomando decisiones en torno a la iluminación, óptica, encuadre, relación de aspecto, composición, paleta de colores, etc.

¿Y esto qué quiere decir? Pues que cada elemento que está en la pantalla, ya sea del reparto, del atrezzo o vestuario, está mostrado e iluminado de una manera concreta gracias a la labor de esta figura. Hasta la cantidad de pantalla que se proyecta, es decir, la relación de aspecto, es una decisión importantísima a la hora de componer, y en la que no solemos reparar como espectadores, pero inconscientemente está afectando al film y eso también es fruto de una decisión. Un ejemplo lo encontramos en la premiada película “Las niñas”, ejemplo en varias de las columnas pasadas, cuya premiada directora de fotografía, Daniela Cajías, utilizó un formato 4:3 para acompañar la estética de los 90.

Y como siempre todas estas decisiones no vienen marcadas por el simple hecho de “es lo que mejor queda”, sino que siempre se hacen para ayudar a que la narrativa llegue de la mejor manera al espectador.

Además es el jefe/a del equipo de cámara y cuenta con una serie de personas que cumplen la función de ejecutar su visión. Por un lado su equipo de ayudantes y auxiliar de cámara y por otro lado el grupo de iluminación (liderado por la figura del gaffer) y el grupo de maquinistas (liderado por el key grip o jefe de maquinistas).

A lo largo de la historia han existido innumerables directores y directoras de fotografía, aunque es cierto que debido al tipo de sociedad y de industria que era el cine antes, las mujeres tuvieron menos oportunidades de llegar a ese puesto y además muchas veces su trabajo se vio infravalorado. Afortunadamente, hoy en día eso está cambiando y encontramos cada vez más mujeres ocupando este puesto.

A continuación voy a dejar algunos de los grandes directores de fotografía que sirven para ilustrar esta labor, con una breve descripción y un video de cada uno recogiendo sus mejores trabajos.

Nestor Almendros (1930-1992)

Seguramente el director de fotografía español más influyente de la historia, ganó el premio Óscar a mejor dirección de fotografía por la película Días de cielo, de Terrence Malick. Famoso por su control de la iluminación y operador en múltiples ocasiones de la cámara. Trabajó con grandes como Truffaut, Éric Rohmer, Robert Benton, el citado Malick, o Vicente Aranda. A continuación dejo un video tributo que recoge parte de sus mejores fotógramas.

 

Roger Deakins (1949)

Británico de nacimiento y uno de los mayores exponentes modernos de la fotografía cinematográfica. Su carrera comprende numerosas películas entre las que destaca su participación con Sam Mendes (1917), Denis Villeneuve (Blade Runner 2049 y Sicario) o los hermanos Cohen (No es país para viejos o Fargo, entre otras). Su estilo comprende todo tipo de registros, sin estar encasillado en ninguno y siempre de una manera impecable.

Vittorio Storaro (1940)

Nacido en Italia, es uno de los mayores referentes de su país, ganador de tres premios Óscar con Apocalypse Now (F. F. Coppola), Reds (Warren Beatty) y El Último Emperador (Bertolucci) y considerado el mejor director de fotografía por Coppola. Su obra también se plasmó en España trabajando con Carlos Saura y su filmografía comprende más de 40 películas y una larga lista de premios y nominaciones.

Gordon Willis (1931-2014)

Neoyorkino e hijo de un maquillador de Warner Bros, Willis siempre estuvo unido al cine y estamos hablando de uno de los grandes transformadores del estilo clásico de Hollywood. Trabajó filmando documentales y anuncios hasta que en la década de los setenta comenzó a trabajar con tres directores de renombre: Alan Jay Pakula, Francis Ford Coppola y Woody Allen. Con ellos alcanzó la fama y con El padrino Pt. I y Manhattan se consagró por su composición y estilo propio, que tendría infinitos seguidores más adelante. Uno de los grandes, sin duda alguna, y que no obtuvo tanto reconocimiento.

Rachel Morrison (1978)

No podía abandonar el artículo sin nombrar a Rachel Morrison, la primera directora de fotografía de la historia nominada a un premio Óscar por Mudbound, en 2018. Esto retrata bastante bien la descompensación de género que ha existido en este y en otros puestos de los equipos de rodaje, pero sin duda Rachel, con un trabajo impecable a sus espaldas, ha sido más que merecedora del premio por su trabajo.

Evidentemente podríamos mencionar muchos directores y directoras más, pero simplemente trata de ser una selección para explicar la importancia artística que tiene este puesto en una película.

Por el momento, ¡nos vemos en los cines!

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba