Economía

Copasa Salamanca: proyectos de innovación para el futuro del campo

La cooperativa celebró su Asamblea Anual con un incremento en facturación y fabricación y nuevos proyectos en el horizonte

La cooperativa salmantina Copasa goza de muy buena salud y lo ha demostrado haciendo frente, con trabajo y una clara apuesta, a una pandemia como la de la Covid-19.

 

Así ha quedado ratificado en la Asamblea General celebrada este 13 de mayo en las instalaciones de la cooperativa, en la que se ha hablado sobre todo lo ocurrido en un “año complicado”, pero que se ha saldado con la tramitación y aprobación de todas las cuentas.

“Hemos tenido un ejercicio complicado, igual que para todos los sectores, pero hemos logrado aumentar la facturación en más de un 24%, mientras que la fabricación lo ha hecho en casi un 19%. Pese a sufrir un pequeño bajón en lo peor de la pandemia, luego pudimos remontar el vuelo y seguir creciendo”.

Ésta es una primera valoración del gerente de Copasa, Víctor Rodríguez, quien ha asegurado que cerraron 2020 por encima de las “expectativas por cómo iba a venir este año y en la línea de lo que habíamos previsto o un poco por encima de los planes”.

Muchos planes de futuro en forma de proyectos

Copasa cuenta con muchos planes de cara a un futuro más o menos próximo. “Tomamos la iniciativa de comprar la antigua fábrica de salmantina de pienso, en Santa Marta, y hemos fabricado pienso para el antiguo propietario hasta finales de 2020; luego iniciamos la reforma de la misma, que concluirá en un mes más o menos”, explica Rodríguez, para empezar a producir en el segundo semestre de 2021.

“El objetivo principal es hacer piensos diferentes, distintos a lo que hacemos ahora; queremos desmedicalizar todo, crear pienso sin medicamentos para tender, con el paso del tiempo, a hacer pienso ecológico y diferenciarnos del resto”.

Asimismo, el plan es hacer también pienso para un sector como la avicultura, de nuevo en auge, y que pueda ser una oportunidad para los socios. “Igual que en el porcino hemos cerrado acuerdos con empresas importantes para hacer nuevos proyectos y que haya un beneficio para todos, lo mismo haremos con especies como el pollo o el pavo, todo sin medicamentos y más natural”, analiza el gerente de Copasa.

Copasa Salamanca
(Fotos: Pablo Casado de Juan)

Otro aspecto importante se ha realizado a través de Agropecuaria Copasa SL, con dos proyectos de producción; uno de ellos se terminará de construir a mediados de julio y es el cebadero de porcino en la localidad de El Arco, con 5.000 plazas, cuya seña de identidad será “reducir al máximo las molestias con el entorno con un sistema de purines ‘in situ’, donde se separará la parte física del mismo con un proceso que ya elimina el mal olor casi por completo. Entonces, se genera un purín más estable e inodoro que no tiene sólido y es más fácil de tratar, con el objetivo de convertirlo, mediante un proceso químico, en agua utilizable para el riego”, analiza Víctor Rodríguez. “Defendemos una producción equilibrada e intensiva, pero respetuosa y que no contamine”.

Nuevo cebadero en Rágama

Además del proyecto de la localidad de El Arco, Copasa ha adquirido las instalaciones de uno nuevo en Rágama, para 5.700 plazas de porcino, “en otro sistema que no es el de rejilla como el del Arco y sí sobre suelo de hormigón y paja, trabajando con estiércol sólido. Queríamos tener los dos modelos de producción del ibérico para que estas dos granjas sean un modelo o chalé piloto, en definitiva, una granja escuela al servicio de nuestros socios”.

La cooperativa también ha aprobado el plan estratégico (2021-2025), con el objetivo de marcar una serie de objetivos que sirvan «como camino o guía para el camino de Copasa y lo que queremos que sea la cooperativa. Ya es el tercer plan que aprobamos y no somos nuevos en esto, queremos cumplir todo lo que nos proponemos».

Asimismo, Copasa se sigue adaptando a los nuevos tiempos y ha renovado su página web y añadido perfiles en las redes sociales Twitter e Instagram al ya existente en Facebook, «porque de nada vale lo que hacemos si no lo damos a conocer, es algo necesario», señala Rodríguez.

Por último, el gerente de Copasa hizo referencia a los dos últimos aspectos. «Seguimos con los proyectos de investigación y monitorización en el vacuno de campo para predecir el parto en los animales; seguimos con este plan cuya ayuda ya ha terminado, y ahora correrá de nuestra cuenta si no hallamos otra línea de apoyo porque tenemos muchas esperanzas en este proyecto. Hay otra línea como es la de tratar purines ‘in situ’ a nuestra práctica para que sean menos contaminantes y molestos, pero aún hay que cerrarlo«, concluyó Víctor Rodríguez.

(Sigue la flecha para ver las imágenes)

_MG_9999 copia

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba