Cultura

El Palacio de Monterrey abre su cocina para descubrir el modo de vida del servicio doméstico

El Ayuntamiento de Salamanca contribuyó a la rehabilitación del monumento y lo ha gestionado durante tres años, ahora lo gestionará la Fundación Casa de Alba

 

La Fundación Casa de Alba retoma desde este martes la gestión turística de Palacio de Monterrey, cedida al Ayuntamiento de Salamanca desde su apertura al público en mayo de 2018, con la apertura de nuevas salas. Finaliza así el periodo de tres años en los que ambas instituciones han colaborado activamente para promover la apertura al público de este espacio, acercando a la sociedad la cultura e historia que encierran sus paredes.

 

ICAL. Según recordó la Fundación, el acuerdo ha posibilitado además el proceso de restauración de este emblemático edificio de estilo plateresco, en un “claro y destacado” ejemplo de colaboración entre una fundación y la administración para la mejor conservación de patrimonios culturales privados en situación comprometida.

“Agradecemos sinceramente la sensibilidad e implicación del Ayuntamiento en este proyecto, sin cuyo apoyo no hubiera sido posible”, afirmó el duque, quien destacó que “esta colaboración establece un nuevo hito en el proceso de renovación conceptual en la gestión del patrimonio cultural privado”. Desde 2014, la Casa de Alba, con especial impulso por parte de Carlos Fitz-James Stuart, ha reforzado su compromiso de apertura, conservación y difusión del patrimonio histórico-artístico de su familia, iniciado en 2016 con la apertura de Las Dueñas.

Torreón Palacio de Monterrey. Foto. Fundación. Casa de Alba.
Torreón Palacio de Monterrey. Foto. Fundación. Casa de Alba.

Nuevo recorrido y visitas nocturnas

La nueva gestión por parte de Fundación Casa de Alba supondrá además importantes novedades para el visitante, incorporándose a la visita nuevas salas, con la posibilidad de descubrir las cocinas y celdas de servicio. Se amplía además la oferta de visita con la opción de visitas nocturnas.

El nuevo recorrido cocinas y celdas ofrecerá a los visitantes una visión diferente de la vida del personal del Palacio a lo largo del tiempo, descubriéndoles el modo de vida del servicio doméstico del palacio. Un suplemento a la visita general que incorpora la zona del pasillo de las celdas y otras zonas que aún hoy utiliza el personal del Palacio, así como la cocina, donde conocerán las recetas gastronómicas que han degustado los diferentes Duques de Alba.

Las visitas nocturnas ofrecerán además un aliciente adicional, permitiendo descubrir el palacio a la luz de los candiles, en un recorrido muy especial por los salones y estancias de Palacio de Monterrey.

Dormitorio Palacio de Monterrey. Foto. Fundación Casa de Alba.
Dormitorio Palacio de Monterrey. Foto. Fundación Casa de Alba.

El visitante seguirá disfrutando de la importante colección artística y mobiliaria. Una colección de arte que incluye cerámicas, tapices, esculturas de artistas como Mariano Benlliure, pinturas de autores como Salvatore Rosa o Tiziano, así como otras interesantes artes decorativas. Destacan los dos paisajes del célebre retratista José Ribera, únicos conocidos del emblemático pintor valenciano, así como uno de los tres juegos de llaves con los que se custodia el sepulcro de Santa Teresa de Jesús, dada la vinculación de la impulsora de la reforma de la orden de las carmelitas con la Casa de Alba.

Con estilo de fortificación o torre militar, Palacio de Monterrey es uno de los principales exponentes de la arquitectura civil española del Siglo de Oro y Bien de Interés Cultural con categoría de monumento desde 1929. Tras el proceso de restauración al que ha sido sometido (el tercero desde que se construyó en 1539), los visitantes pueden disfrutar de su espectacular fachada y singulares cresterías como de un recorrido por el interior de una casa habitada y cuidada, distribuida en varios niveles.

Despacho del Palacio de Monterrey. Foto. Casa de Alba.
Despacho del Palacio de Monterrey. Foto. Casa de Alba.

Las entradas pueden adquirirse online así como en las taquillas situadas en el propio edificio a un precio general de siete euros. Las visitas son audio guiadas y estarán disponibles en español, inglés y francés. Se mantienen además las visitas gratuitas los viernes a las 10.30 horas, siendo necesario su reserva anticipada por internet. Las visitas tienen una duración de entre 45 y 55 minutos dependiendo de la modalidad escogida y se realizarán en grupos de máximo 15 personas, acompañadas por un guía presencial.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba