De la sombra a la luzLocalPortada

Bares, calles y nombres que dieron ‘lustre’ al barrio Chino de Salamanca

Un vídeo viral, con la banda sonora de Salamanca tierra mía de Rafael Farina, recorre las calles y establecimientos del que fue uno de los lupanares más famosos de España

 

Salamanca y la prostitución han estado unidas desde siempre. De hecho, El lunes de aguas, la tradición más querida de la ciudad, está ligada íntimamente al puterío, con la espera a orillas del Tormes del regreso de las meretrices.

La Celestina era la alcahueta más famosa de Salamanca. Vieja ramera que manejaba la hechicería, los conjuros y el emparejamiento. En su casa vivían dos prostitutas, Elicia y Areusa, y el joven Calisto acude a ella para conseguir el favor de Melibea, a través de un conjuro de amor.

Los miles de estudiantes que han paseado por las calles de Salamanca en los ocho siglos de historia de su Universidad han hecho que mujeres de compañía tuvieran trabajo.

No solo Fernando de Rojas se inspiró en el ambiente de la mancebía, otra autora salamantina, Matilde Cherner, escribió María Magdalena, una novela muy especial, porque es la primera vez que el tema de la prostitución se aborda desde el lado de la meretriz. Cherner tuvo que firmar este libro con el seudónimo de Rafael Luna.
Ya en el siglo XX, quizá por el pasado tan glorioso que tuvo el burdel salmantino, se convirtió en uno de los barrios Chinos más famosos de España.

Burdeles y sitios de mal vivir. Carmen Martín Gaite en el programa de TVE que realizó en 1983 ‘Esta es mi tierra’, donde comenta que la fachada severa de Las Agustinas era para ella como el muro que separaba lo permitido de lo prohibido, la vida ejemplar de la irreverente. «Por esta calle -refiriéndose a la calle Ancha- se sale al barrio Chino, es una calle que ninguna chica decente de mi generación traspasó nunca. No sé si antes estaría todo tan destartalado y sórdido, tan desnudo y lleno de baches. ¡Quién me iba a decir que era tan poco atrayente este barrio? ¡Vaya desilusión!».

Ahora, un vídeo viral que circula por whatsapp recoge las calles por donde se contoneaban las fulanas, los bares donde acudían los hombres y las ‘Celestinas’ más famosos de aquella época. Todo ello, con la banda sonora de la canción que popularizo Rafael Farina: ‘Salamanca tierra mía’.

 

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Pues sí, allá por los 80 a todos los que éramos niños nos tenían prohibido pasar del Parque de San Francisco, aunque el barrio chino entonces ya estaba en plena decadencia por la heroína.

Deja un comentario

Botón volver arriba