Local

Salamanca recibe más de 108.000 kilos de alimentos de la primera fase del Programa 2021

De su distribución se encargarán, en la provincia, Cruz Roja y el Banco de Alimentos, cuyo almacén ha visitado este viernes la subdelegada del Gobierno

 

La provincia de Salamanca ha recibido 108.866,8 kilos de alimentos adquiridos por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), por valor de 72.215 euros, que se distribuirán entre más de 7.500 personas necesitadas de la provincia dentro de la primera fase del Programa 2021 de ayuda alimentaria a los más desfavorecidos

De esta tarea se van a encargar el Banco de Alimentos –cuyo centro de almacenamiento y distribución ha visitado este viernes la subdelegada del Gobierno, Encarnación Pérez, acompañada por su presidente, Godofredo García–, y Cruz Roja, a través de sus organizaciones asociadas de reparto, un total de 73 en la provincia. Estas últimas son las que los entregan directamente a las personas cuya situación económica o familiar les impide adquirir alimentos de forma regular.

En el caso del Banco de Alimentos, la salida de los primeros lotes y su distribución entre sus organizaciones asociadas, que atienden a 3822 personas, comenzará el lunes, tras haberse completado la recepción y supervisión de todos los productos. Cruz Roja hará lo propio entre sus 3757 beneficiarios.

Estos alimentos no perecederos permiten que las personas más desfavorecidas de la provincia puedan preparar fácilmente una comida completa para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés.

El Programa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación contempla también, a través del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, la implementación de medidas de acompañamiento, un conjunto de actuaciones dirigidas a favorecer la inclusión social de las personas más desfavorecidas destinatarias de la ayuda alimentaria.

La subdelegada, durante su visita, ha agradecido a las asociaciones de distribución su colaboración con el Gobierno en la atención a los más necesitados y ha destacado el trabajo desinteresado de los voluntarios sin cuya generosidad y compromiso no sería posible.

Asimismo, se ha mostrado esperanzada en que el número de personas a las que atienden disminuya con el avance de la nueva normalidad y la superación de la pandemia, y expresó su deseo de que, en un futuro próximo, no sea necesaria la dedicación de estas organizaciones al reparto de alimentos porque significaría que “no habría tantas necesidades”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba