fbpx
Castilla y León

«Nadie se va a quedar sin médico en Castilla y León”

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, tajante

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, aclaró este viernes que “todas las personas de Castilla y León, todos los segovianos, van a tener adscrito un médico de familia y una enfermera” porque, en esta comunidad, “absolutamente nadie se va a quedar sin médico”. Invitada por la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia, Casado compartió unos minutos con un grupo de 25 alcaldes de 13 zonas básicas de salud, en una reunión celebrada en el salón de actos de la Biblioteca de Segovia.

 

Ical.- En sus declaraciones ante los medios, Casado defendió que no se puede seguir trabajando con una planificación que tiene 30 años. “Teniendo en cuenta la distribución, la geografía, todos los aspectos y hablando mucho con los profesionales y con los alcaldes, estamos trabajando sobre el modelo”, argumentó, para matizar que hay un documento que está circulando, que es “de trabajo y no es ni mucho menos el documento final que se está trabajando”.

La consejera dijo, sobre este plan de reordenación, que “hay varios equipos que están de acuerdo con ello, otros quieren introducir algún cambio y otros hacen una contrapropuesta y eso es donde estamos”, por lo que remarcó que “no es el documento final y que se está trabajando de la mano de los profesionales, de los alcaldes e ir hacia un modelo solvente”, que significa que “no se pueden dejar las cosas como están ahora mismo”.

La responsable de Sanidad explicó que este plan se está estudiando en todas las provincias, reconociendo que en Segovia hay “más ruido”. El punto de partida es que “no hay médicos” y esa es la realidad” y, por eso, en Castilla y León que “tenemos médicos, lo que tenemos que hacer es organizarlo bien para todos los pacientes estén perfectamente atendidos pero es un problema de reorganización interna y es algo muy antiguo”.

Casado argumentó la pérdida de población en muchas zonas de Castilla y León, incluida Segovia y reclamó tener en cuenta que un médico de Familia pierde competencias si tiene menos de 500 tarjetas sanitarias. “Pasa como todas las profesiones. Está muy estudiado que el mejor dintel se haya entre 500 y 1.500 tarjetas”, resumió, por lo que, en el medio rural, se acerca a las 500 por la dispersión geográfica, y en el urbano, más cerca de las 1.500.

“Se tiene que hacer por sostenibilidad y se tiene que hacer ahora, para no tener que cerrar cuando no haya médicos. Más vale que lo hagamos ahora que podemos hacerlo y lo hagamos bien para dar una respuesta sin exagerar las tarjetas sanitarias de nadie”, subrayó Casado, para dar, en esta Comunidad, “un respuesta para que todo el mundo tenga un médico todos los días”.

Casado reclamó que todos los ciudadanos tengan “un médico de base y ordenado” y evitar que en los equipos de Atención Primaria, “vaya un profesional cada día” a los municipios. “Si hay un valor fundamental en la Atención Primaria es la longitudinalidad, tener siempre el mismo médico de familia, la misma enfermera de base”, defendió, porque fruto de ese conocimiento hace que “la Atención Primaria consiga los impactos sobre la salud”.

La Consejería de Sanidad, según su responsable, trabaja para adaptar el modelo a la nueva situación, para dar la mejor respuesta de calidad para la población, así como trabajar en conectividad y telepresencialidad. “Estamos avanzando en la presencialidad, en un 40 por ciento, vamos subiendo poco a poco. Hay pacientes que prefieren la no presencial, objetivo del 50-50, que se irá viendo y adaptando”, explicó.

Verónica Casado también remarcó que los sitios básicos de atención asistencial son los mismos, con la cita previa, para saber la carga de trabaja diaria, como se tiene, desde hace mucho tiempo, en el medio urbano. “La atención será en su consultorio, centro de salud o domicilio, según la situación. Están abiertas todas las posibilidades. Nosotros no cerramos consultorios ni muchísimo menos, lo que queremos es atender lo mejor posible”, resumió.

Igualmente, la consejera negó que “el aumento del número de enfermeras” sea para sustituir a los médicos, sino que se busca la paridad. “Un equipo que tiene que trabajar juntos. La enfermera tiene un papel fundamental en una comunidad como la nuestra por los cuidados. Buscar la equiparación de equipos para que los dos puedan trabajar, avanzar y avanzar juntos”, afirmó Casado.

Mensaje de tranquilidad

Casado, a petición del gerente de Asistencia Sanitaria de Segovia, Jorge Elízaga, estuvo en la reunión convocada con 25 alcaldes de toda la provincia, de municipios integrados en 13 zonas básicas de salud: Cantalejo; Carbonero el Mayor; Cuéllar; El Espinar; Fuentesauco de Fuentidueña; Nava de la Asunción; Riaza; Sacramenia; San Ildefonso; Segovia Rural; Sepúlveda; La Sierra y Villacastín.

Una reunión para tratar de aclarar y explicar las críticas y preguntas sobre los cambios en el proceso de vacunación, con tres puntos fijos en Segovia capital, Cantalejo y Cuéllar, y sobre el llamado ‘Plan Segovia’ de Atención Primaria.

Plan de reordenación de las lista de espera

En cuanto a la situación de los hospitales, la consejera de Sanidad explicó que dentro de unos días se presentará con todos los datos y detalles, el resultado del plan de reordenación de las listas de espera. “Al no necesitar los quirófanos para las camas de críticos, los estamos utilizando mucho, con lo cual hemos pegado un importante decrecimiento en las listas de espera”, señaló, para añadir que “se está haciendo un gran trabajo y quiero agradecérselo muchísimo a los profesionales y los equipos directivos”.

Para Verónica Casado, el trabajo de organización y readaptación de los hospitales tiene como objetivo “intentar que no haya ni un solo paciente en Prioridad 1 que este más de un mes esperando y todo lo demás está bajando de una manera importante”. Un plan de reordenación de la lista de espera hospitalaria que, resaltó, “está funcionando gracias a la implicación de los profesionales”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba