fbpx
Castilla y León

Las Edades de la discordia

Burgos eclipsa a las otras dos sedes que quedan como meras comparsas

Habría que haber oído, es fácil de imaginar, lo que hubieran dicho el PP y Ciudadanos del alcalde de Carrión de los Condes si este edil fuera de otro partido. Pero José Manuel Otero, el edil que ha decidido plantar al Rey no asistiendo hoy a la inauguración oficial de la nueva edición de “Las Edades del Hombre”, pertenece a la formación naranja, por lo que a los partidos que gobiernan la Junta no se les ocurrirá comparar su actitud con la de los independentistas catalanes.

Además, aunque se tome como un feo protocolario, Otero ha tomado dicha decisión no contra la presencia del Rey, sino justamente por lo contrario, en protesta porque la visita real se acote a la ciudad de Burgos, sin extenderse a Carrión de los Condes y Sahagún de Campos, que comparten con la capital burgalesa “Lux”, la triple muestra que conforma la 25ª edición de “Las Edades”. En una carta dirigida la pasada semana a la Casa Real, el alcalde de Carrión invitaba al Rey a incluir la localidad en el programa de su visita, dejando caer que la ausencia del monarca podía interpretarse como un desprecio al mundo rural.

En la actitud del alcalde subyace el resquemor, compartido con Sahagún de Campos, de que estas dos localidades parecen condenadas a ser meras comparsas de una edición de “Las Edades” en la que Burgos y su catedral, que celebra este año su VIII Aniversario, van a acaparar todo el protagonismo. Dado que es materialmente imposible visitar en una misma jornada las tres sedes, tanto en Carrión como en Sahagún temen que la afluencia de visitantes quede muy lejos de las expectativas generadas habitualmente por “Las Edades”.

Y en este punto hace al caso recordar la conflictiva gestación de “Lux” en lo que se refiere a su despliegue en tres sedes ubicadas en tres provincias diferentes. La idea fue impulsada por la Junta de Castilla y León invocando el nexo común del Camino de Santiago y acabó siendo asumida por la Fundación de “Las Edades”, pero no sin tensiones. En octubre de 2019, el vicepresidente Francisco Igea, quién si no, anunció la celebración de la triple muestra antes de que el Patronato de la Fundación, integrado exclusivamente por los obispos de Castilla y León, hubiera aprobado el proyecto.

Ello dio lugar a un sonado encontronazo entre el secretario de la Fundación, Gonzalo Jiménez, y el vicepresidente, quien, con la sutileza que le caracteriza, llegó a amenazar con retirar el patrocinio de la Junta, indispensable para poder mantener el invento. Y como había que mantenerlo a toda costa, los obispos se plegaron ante la imposición del vicepresidente de la Junta. Pero como lo que mal empieza mal acaba, ahora el alcalde de Carrión, para más inri de Ciudadanos, empaña con su plante el fasto de la inauguración. Un plante sobre el que el vicepresidente y supuesto correligionario político del alcalde de momento no ha dicho ni pío.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba