fbpx
LocalPortada

La Junta pedirá al Gobierno el toque de queda

Casado anuncia el inminente cierre de la hostelería a las 2 de la madrugada y pide evitar fiestas patronales

La quinta ola de la pandemia ya es una realidad en Castilla y León, que en dos semanas ha visto dispararse la incidencia debido a la expansión del virus, lo que ha motivado que la Junta se replantee la desescalada y piense ya en dar marcha atrás.

 

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, anunció el inminente adelanto el cierre de la hostelería a las 2 de la madrugada y volverá a pedir al Gobierno un toque de queda «general» entre la 1 y las seis de la madrugada como ocurrió en Portugal.

Mientras se analiza en el Consejo Interterritorial (reunión del Gobierno y las autonomías) la vuelta a un toque de queda más suavizado y que el Gobierno ya ha descartado, la Junta aplicará posiblemente esta misma semana (hoy no lo pudo acordar debido a la ausencia de Mañueco) la restricción del horario nocturno de los bares de copas y si esto tampoco diera resultado, volver al Nivel 2 de riesgo (menos aforos, horario de cierre anticipado y sin consumo en barras).

Casado dijo que el toque de queda «es una de las grandes medidas, porque evitaría que al cerrar el ocio nocturno los jóvenes siguieran en las calles, pero el toque de queda necesita un paso por parte del Gobierno: dar herramientas para que eso sea así» como el estado de alarma o un «paraguas legislativo». ya se lo ha comentado a la ministra de Sanidad, pero sin verla cree que debió poner los ojos «como platos» ante la propuesta.

Entretanto, la conclusión del comité de expertos de la Junta propone actuar «quirúrgicamente» y de forma transitoria sobre el ocio nocturno y las aglomeraciones en las calles, y si la incidencia no baja, escalar al nivel 2 de riesgo y restricciones.

También recomendará a los alcaldes que este verano eviten las fiestas patronales «lo máximo posible» para reducir los eventos multitudinarios o susceptibles de generar aglomeraciones, «porque cuanto antes controlemos esta ola, que está llegando de forma muy dramática, mejor».

La consejera reiteró que la diana del virus en esta quinta ola son los jóvenes, colectivo entre el que «ya hay transmisión comunitaria, el virus va a por ellos. Al virus le guastáis mucho, no se lo pongáis fácil», dijo dirigiéndose a los jóvenes.

El virus ha encontrado, según concluye la Junta, su nuevo campo de expansión por las fiestas para celebrar el fin de los exámenes, los viajes de fin de curso, la mayor movilidad y el avance de las nuevas variantes que son más contagiosas, como la sudafricana y la india, aunque en CyL el 84% de los casos son por la variante británica.

Pedro Sánchez descarta el toque de queda

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, realizó desde Tallin (Estonia) un llamamiento a la población, especialmente a los jóvenes, a “preservar la prudencia” para frenar el incremento de contagios de COVID-19, y recordó a las comunidades autónomas que tienen “respuestas” en su mano para actuar.

En rueda de prensa junto a la primera ministra de la República de Estonia, Kaja Kallas, Sánchez indicó que hay “una serie de respuestas que pueden dar las comunidades autónomas y que no es necesario aprobar nada más que lo que está acodado por parte del Ministerio de Sanidad con las comunidades autónomas” dentro del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, pidió hoy prudencia a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ante su deseo de implantar el toque de queda entre las 01.00 y las 06.00 horas. A su juicio, todavía existe recorrido y la Junta puede desarrollar otras muchas medidas como están haciendo otras comunidades autónomas, antes de implantar “una tan drástica que afecta a los derechos fundamentales”.

Izquierdo, quien recordó que la Autonomía está en nivel 1 de alerta, lejos del 4, que sería propio de una situación de estado de alarma, pidió a Casado que deje de camuflar lo que realmente quiere hacer, que pasa por limitar horarios de apertura en locales de hostelería o el cierre nocturno. “Plantear una medida de encerrar a todos en casa es muy restrictivo, cuando hay otras muchas que podrían adoptarse si fuera necesario”, incidió en declaraciones recogidas por Ical.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba