fbpx
Castilla y LeónPortada

Casado pide que nos apliquemos el toque de queda por nuestra cuenta

El 35% de los brotes son por contactos sociales, frente al 4% de las anteriores olas

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, pidió este martes a la población que se autoaplique el toque de queda de 1 a 6 de la madrugada y evite al máximo los contagios para luchar contra esta quinta ola, que estimó que podría haber llegado a su cresta, pero que asiste a un momento de transmisión comunitaria, donde los contagios no son sólo ya entre los jóvenes. Además, la tendencia es creciente, pese a que la velocidad de los contagios se ha desacelerado.

 

Ical / LCS.- «Estamos en una situación grave por el aumento de los contagios en otros grupos de edad que pueden conllevar la hospitalización», dijo la consejera. «Nadie, por joven que sea o muy inmunizado que esté está libre de contraer el virus», por lo que pidió a los ciudadanos que «intenten evitar circular por las calles entre la 1 y las 6 de la madrugada o ir por la calle por sitios aglomerados. No podemos bajar la guardia», concluyó.

“Esta quinta ola llegó hace tres semanas manera abrupta con la explosión de casos entre los 14 y los 29 años”, por la relajación de las medidas de protección, como el uso de la mascarilla en exteriores, y el aumento de la movilidad, junto con las nuevas variantes más contagiosas, dijo, para precisar que el semáforo actual, que fue «muy útil” en otros momentos, ahora es más difícil de aplicar por la tipología de los contagiosa, que tiene que ver con grupos etarios y con el ocio nocturno, “regular e irregular”.

Casado explicó la negativa de la Junta de Castilla y León a solicitarlo, como están haciendo muchas autonomías, por el informe de los servicios jurídicos y la anulación del que se aplicó en Castilla y León en marzo por parte del TSJCyL. “Esto nos obliga a medidas lo más quirúrgicas y selectivas posibles”, sentenció.

Si en la tercera ola se tardó cuatro semanas en multiplicar por 12 los casos, en esta en dos se ha multiplicado por 16. Ahora toca bajar en espejo, porque la situación sigue siendo grave, la Comunidad está en riesgo muy alto, y las infecciones están dando la cara en los hospitales, donde ya hay 415 ingresados.

El 35 por ciento de los brotes por COVID-19 que se registran en Castilla y León en esta quinta ola son por contactos sociales, muy por encima del dato del 4-5 por ciento de las anteriores, en las que el 90 por ciento eran por relaciones familiares.

“Es evidente donde se producen y tenemos que hacer una escisión quirúrgica” para frenar los casos en el ocio regulado y el no regulado, explicó hoy la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en la rueda de prensa para informar sobre la situación epidemiológica en la Comunidad, donde justificó la prohibición de consumo en barra, el cierre de los bares a la 01.000 y los parques, entre otras medias que hoy entran en vigor en Castilla y León.

Perfil de los ingresados

Casado explicó que el 62 por ciento de los ingresados en planta es un varón con 56,9 años, edad que desciende a 49 en los servicios de Neumología. A ello se une que el 41 por ciento estaba vacunado al completo, y un 13, tenía ya una dosis. El de las unidades de críticos, en un 66 por ciento son varones, con 51 años de media. De éstos, sólo diez tenían la pauta completa, y el 67 por ciento, ninguna dosis.

“Estar vacunado evita peor pronóstico”, pero no lo la enfermedad, y junto a la edad, la hipertensión y diabetes y obesidad siguen siendo factores de riesgo entre los ingresados, indicó la consejera, quien precisó que la estancia media es de 20,5 días y que paciente que más días lleva hospitalizado suma 113 días.

Por lo que respecta a la incidencia por edades, el comportamiento en Catilla y León es similar al del conjunto del país, donde si hace dos semanas se concentraban entre los 12 y 29 años de edad, hoy aumenta también entre los menores de 12 y hasta los 69, en comparación con otras semanas. El único grupo que “parece que se está salvando es el de mayores de 70”.

En concreto, si entre los 12 y 19 años la incidencia es de 2.676,27,  entre los 20 y 29 años está en los 3.591,84. En el grupo de 30 a 39 está en los 1.163,26, muy por encima de los 515,54 de los que tienen entre 40 y 49 años.

En estos momentos, toda Castilla y León está en riesgo muy alto. Es tercera autonomía en incidencia acumulada a 14 días, con 896,52 casos por 100.000 habitantes, y la cuarta a siete días, con 431,16, y todas las provincias están en riesgo muy alto.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba