fbpx
Deportes

Pablo Espina: «Mi objetivo es siempre ser mejor que ayer, no miro más allá»

El jugador asturiano de Unionistas CF promete trabajo y tiene ganas de ver a su afición

Oviedo vio nacer hace 31 años a este futbolista (14-04-1990) cuya pasión siempre ha sido el fútbol; empezar a jugar en la calle no tiene precio y curte a cualquiera. «Es mi pasión», reconoce.

Y se nota en cada entrenamiento y en cada partido porque sus ganas de seguir mejorando van mucho más allá de lo que se pueda imaginar; ‘trotamundos’ de este deporte llamado fútbol, ha jugado ya casi 250 partidos en la desaparecida Segunda B y ya nada le va a pillar por sorpresa.

Bueno, casi nada; Unionistas le ha devuelto esa chispa por su mejor fútbol en una ciudad que ya conoce de su etapa en el Guijuelo, club del que guarda un recuerdo maravilloso.

Ahora, con la madurez que le dan la edad y la experiencia, quizá esté en su mejor momento para ver la versión de Pablo Espina que maravilla en la categoría. Y si está acompañada de Carlos de la Nava, la afición va a disfrutar mucho… una afición deseosa de volver a gritar gol.

¿Por qué el fútbol?

Desde que tengo uso de razón, siempre me ha gustado. He sido el típico enfermo de este deporte y estaba todo el día con el balón… es mi pasión.

¿Dónde empezaste jugando?

Comencé en el pueblo, en la calle… y mi primer equipo fue La Fresneda. Luego pasé a la cantera del Real Oviedo y varios equipos de Asturias.

¿Siempre fuiste delantero?

De crío jugaba un poco de todo, del centro del campo hacia arriba; después, un poco más mayor pasé a jugar en banda y luego ya por detrás del punta o de delantero.

¿Cuál es tu mejor recuerdo en el fútbol?

Tengo varios, la verdad; al Lealtad le tengo mucho cariño porque pasé unos momentos difíciles de mi vida y creo que fue un punto de inflexión. Luego en el Guijuelo estuve muy feliz y tranquilo tras unos meses malos.

¿Por qué destacas Guijuelo? ¿Qué te hizo sentir?

Bueno, Guijuelo me hizo recuperar mi mejor versión; venía de medio año en Ponferrada donde no estaba bien y no acabada de dar mi mejor versión. Pero desde que llegué a Guijuelo, Ángel Sánchez me dio toda la confianza, al igual que la gente del club y el pueblo, me sentí muy bien y pude dar el máximo.

Pablo espina

¿Cómo te defines como jugador?

Siempre he dicho que no soy el típico ‘9’ de área, aunque puedo jugar como tal; me gusta ser segundo delantero, moverme entre líneas, bajar a recibir, tener movilidad y no esperar tanto el balón entre los centrales; un poco de libertad de movimientos. Me gusta generar cosas en ataque y, claro está, marcar goles.

¿Marcar un gol o dar una asistencia?

La verdad es que hacer un gol te da una sensación especial, pero cuando más feliz estoy es cuando juego y gana el equipo. Jugando y ganando soy feliz y me voy tranquilo sabiendo que he podido ayudar al equipo, aunque también pienso lo que pude hacer y no hice para seguir mejorando.

La dupla Pablo Espina – Carlos de la Nava puede ser una de las grandes de la categoría; ¿en qué sois parecidos y en qué no?

Sí, es una cosa que dice mucha gente, pero creo que nos parecemos en unas cosas y en otras no. Somos dos jugadores a los que nos gusta jugar de espaldas, usar el cuerpo, recibir en banda… pero somos complementarios porque nos entendemos muy bien y tenemos cosas que son distintas en la zona de ataque.

¿Seréis la pareja de ataque titular?

No tengo ni idea, ésa pregunta es mejor para el míster. Creo que es una posibilidad de cara a esta temporada y si nos toca, seguro que nos entendemos muy bien.

Pablo espina

¿Qué esperas de este año en Unionistas?

Lo voy a dar todo y Unionistas me gusta Unionistas por su línea de crecimiento y de ilusión. Lo he seguido desde hace tiempo y comparto esa humildad en una categoría dura como va a ser ésta, con un grupo muy difícil. Creo que desde la solidez, el bloque y la seguridad podemos hacer grandes cosas si trabajamos todos juntos a tope.

¿Por qué Unionistas?

Ya conocía al míster porque había intentado llevarme con él antes y tuvimos conversaciones; cuando firmó por Unionistas se puso en contacto conmigo, negociamos… pero la intención por ambas partes era clara y no hubo ningún problema.

Conocer Salamanca también ayudó…

Un poco todo, sí; estuve aquí viviendo un año con la familia y estuvimos muy bien. Dani Mori me ha dado mucha confianza y Unionistas es un club que va en la línea de lo que me gusta por su ilusión, por creer en cada reto y porque busco mejorar cada día; y eso es algo que podemos hacer de la mano.

¿Cuál es tu mayor deseo?

Mi objetivo es siempre ser mejor que ayer, no miro más allá; quiero seguir mejorando y mi idea es crecer y si puedo jugar en una categoría superior, mejor. Lo voy a pelear a tope.

¿Qué secreto tiene Unionistas?

Es el equipo, el bloque, ser compacto y sólido; es la seña de identidad del club desde que lo conozco. A partir de ahí, podemos ir creciendo y encaja poco a poco las piezas.

La permanencia, ¿sería un éxito para el club?

En lo que se refiere al club, está claro que sí porque la 1ª RFEF será una categoría muy dura y difícil, pero en lo que se refiere a los jugadores y al equipo, no podemos renunciar a nada. El año pasado ya se vio que este equipo puede hacer cualquier cosa, aunque sin perder la humildad y el trabajo; de lo contrario, estaríamos equivocados.

¿Tienes ganas ya de que llega la jornada 1, la competición de verdad?

Hombre, está claro; la pretemporada es la parte menos bonita del fútbol, más allá de las lesiones claro, pero es un periodo muy necesario y que va a marcar el futuro, la adaptación de todos los jugadores y el equilibrio en el equipo.

Después de dos temporadas ‘a medias’, todo vuelve a la normalidad. ¿Hay ganas?

Podemos volver un poco a la normalidad; la primera temporada se frenó en seco por el coronavirus y el año pasado fue un formato distinto y una sensación muy rara por ver los campos vacíos o medio vacíos. Ahora, la competición regresa a un formato más clásico y por eso en esta liga hay que ser más regulares.

Y estará la afición… por fin

La afición tiene un papel vital y mucho más en este club; seguro que es una de las más implicadas de toda la categoría y creo que tenerla a nuestro lado nos va a dar un plus porque siempre da el máximo. Viví el ambiente como rival y siempre me sorprendió por todo; es un privilegio ver que siempre está ahí.

¿Te ves muchos años en el club?

Nunca se sabe; ahora con esta categoría tampoco sabemos qué pasará, pero yo en mi carrera siempre he ido año a año, nunca he mirado más allá. Alguna vez pude firmar en equipos por más tiempo y no lo hice; yo quiero estar en un sitio en el que me quiere y yo quiera estar, para darlo todo. No quiero obligar a un club a tenerme si no me quiere y no me preocupa. Si al final de temporada me quieren y yo estoy bien, no habrá problema en seguir.

Has comentado que Guijuelo es uno de los sitios que te marcó; ¿te duele ver así al equipo ahora?

Tengo contacto con gente de Guijuelo y he estado allí hace poco; hay personas que están fastidiadas por este mazazo, pero tienen ganas e ilusión por trabajar y devolver al club al lugar que se merece. Tienen buen proyecto.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba