fbpx
Local

Twitter aplaude al dueño de un bar por defender a un camarero tras una reseña falsa

Los supuestos clientes dicen que tuvieron que llamar por teléfono al local desde la terraza para que los atendieran

La credibilidad de las reseñas y comentarios en las redes sobre negocios, personas y reputaciones cada día está más desprestigiada por falta de fundamento.

Lo más común es dejarlas pasar para no alimentar a quienes las ponen en circulaciones, pero a veces es inevitable responder para desmontarlas.

Es lo que ha hecho el dueño de un bar de copas de la zona de la Plaza de Monterrey – Bordadores, tras leer un comentario despectivo sobre el trato que supuestamente recibieron de un camarero.

Decía este cliente que el bar es «totalmente desaconsejable. El camarero nos tira una copa por encima y ni nos pide disculpas y nos cobra sin reponerla. A los dos días volvemos y nos dicen que no nos sirven en terraza por estar mojada por tres veces advirtiéndole que no nos molesta. Tenemos que entrar a buscarla, más las dos siguientes mientras está el local desierto y estando dentro de horario y con otros clientes se niegan a atendernos con contestaciones despóticas y soberbias. Totalmente insultante”.

En otras circunstancias, el camarero podía darse por despedido después de que el jefe leyera semejante reseña, pero el dueño de La Perla Negra habló con él, visionaron las cámaras de seguridad y vio que era un comentario malintencionado, sin fundamento y con el único fin de desprestigiar al establecimiento.

Así que decidió contestarle y se ha ganado la adhesión de los tuiteros. Una pillada en toda regla. “…Cuando vinisteis el otro día se os repuso el cóctel sin coste alguno, recuerda que en la segunda pedisteis 4 y se os cobraron 3. No entendemos como habéis vuelto hoy si la experiencia fue tan mala…»

Y prosigue: «Hoy habéis pedido directamente en la barra y después, como el camarero no salía (estaba liado haciendo otras cosas) habéis llamado por teléfono al local para que os sacaran una copa a la terraza en vez de acercaros al camarero a preguntarle (creo que el gesto retrata perfectamente la actitud que habéis mostrado en este comentario)».

El propietario no termina ahí: «No sé si seréis conscientes de que este tipo de comentaros infundados pueden poner en peligro el empleo de las personas que os hayan atendido, con mayor o menor acierto, ya que no todos los responsables piden la versión a los empleados cuando leen estas valoraciones».

Parte de la respuesta del dueño:

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba