fbpx
Provincia

Primer bus eléctrico en el transporte metropolitano de Salamanca

La Junta insta alas empresas a optar a las ayudas europeas para proyectos sostenibles

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha asistido en Santa Marta de Tormes a la presentación del primer autobús 100 % eléctrico que realiza una ruta metropolitana en Castilla y León, de la empresa de transportes Avanza, principal operador del transporte metropolitano en esta ciudad.

 

Se trata de testar el comportamiento de un autobús bajo integral clase I, 100 % eléctrico, en una línea que forma parte del Plan Coordinado de Explotación del transporte metropolitano de Salamanca, que da servicio a cerca de 200.000 personas de 15 municipios.

El consejero ha valorado muy positivamente el compromiso de la empresa con la sostenibilidad y el uso de energías limpias y el abandono paulatino de combustibles fósiles, y ha animado a las empresas a optar a las ayudas que se van a convocar para proyectos de sostenibilidad.

La presentación ha consistido en la puesta en servicio un autobús bajo integral clase I, 100% eléctrico, en la línea 20, entre las localidades de Santa Marta de Tormes y Valdelagua, que forma parte del Plan Coordinado de Explotación del transporte metropolitano de Salamanca, a fin de testar su idoneidad. Supone la realización de pruebas técnicas para determinar el comportamiento de vehículos con energías alternativas (cero emisiones, ya sean eléctricos o de hidrogeno), en una línea metropolitana. Esta es la primera prueba que se realiza con un vehículo 100 % eléctrico en una ruta metropolitana en Castilla y León.

El modelo de autobús es un Solaris 12 Electric, tiene 12 metros de largo, 2,55 metros de ancho y una altura de 3,30 metros, y puede alcanzar una velocidad máxima limitada de 60 kilómetros por hora. Dispone de una capacidad para 82 pasajeros, con 26 asientos y dos espacios para sillas de ruedas. Además, está equipado con cuatro cargadores USB dobles en la zona de pasajeros, otra toma para el conductor y los más avanzados sistemas de iluminación interior y exterior.

La prueba se realizará durante 21 días y los resultados que se obtengan permitirán determinar el tipo de energía cero emisiones más adecuadas a las necesidades del transporte y serán tenidos en cuenta a la hora de establecer las exigencias en materia de flota que han de recogerse en los pliegos de las futuras licitaciones de los transportes metropolitanos en Castilla y León, un proceso que avanza con el fin de transformar en esta legislatura el transporte público de viajeros por carretera en autobús en Castilla y León, a fin de universalizarlo, hacerlo más accesible, eficaz, moderno, seguro, eficiente y comprometido con el medio ambiente.

Movilidad sostenible

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha valorado muy positivamente “el compromiso de la empresa con la sostenibilidad y el uso de energías limpias”, además del “abandono paulatino de combustibles fósiles y la incorporación de las energías alternativas cero emisiones y bajas emisiones, de acuerdo con los parámetros establecidos por la Unión Europea”.

Juan Carlos Suárez-Quiñones ha recordado que, aprovechando el marco del Mecanismo europeo de Recuperación, Transformación y Resiliencia, Castilla y León convocará ayudas directas a la empresas privadas de viajeros para subvencionar actuaciones que comprenden tanto el achatarramiento y baja definitiva de los vehículos, la adquisición de vehículos de energías alternativas, el retrofit o modificación de la forma de propulsión de vehículos y la implantación de infraestructuras de recarga de vehículos; convocatoria de la Junta por importe de 12,8 millones de euros, y ha invitado a las empresas “a que concurran a estas ayudas por tratarse de una oportunidad única de avanzar hacia una movilidad sostenible”.

Transporte Metropolitano

El transporte metropolitano de Salamanca da servicio a casi 200.000 personas de los quince municipios integrados, además de Salamanca capital: Aldealengua, Aldeatejada, Cabrerizos, Calvarrasa de Abajo, Carbajosa de la Sagrada, Carrascal de Barregas, Castellanos de Moriscos, Doñinos de Salamanca, Monterrubio de Armuña, Moriscos, Pelabravo. San Cristóbal de la Cuesta, Santa Marta de Tormes, Villamayor y Villares de la Reina.

El servicio cuenta con 43 vehículos de ocho concesionarios que se distribuyen 11 rutas con 21 itinerarios diferentes, con una media de 157.000 expediciones anuales. Desde el año 2015 el número de viajes ha ido aumentando paulatinamente, hasta llegar a los 2.573.222 contabilizados en 2019. La empresa Avanza es la principal operadora del transporte metropolitano de Salamanca.

La financiación del servicio de transporte metropolitano de Salamanca y su alfoz ha ascendido desde su implantación en 2006 hasta 2020 a 15,72 millones de euros, de los que la Junta de Castilla y León ha aportado 10,1 millones, con lo que se ha implantado los sistemas de ticketing y monética, la instalación de marquesinas y postes de parada; además, la Junta asume los déficits de explotación ordinario y el agravado por la Covid-19 tanto en sus expediciones como en las que financian los Ayuntamientos integrados en el Consejo Rector. En el año 2020 el déficit derivado del COVID ascendió a más de 700.000 euros, asumidos íntegramente por la Administración autonómica.

Asimismo, la Junta de Castilla y León financia el abaratamiento de los abonos transporte (bono por viajes ordinario y especial, bono mes ordinario y especial, y bono joven), lo que supone una reducción de precio que oscila entre el 34 % y el 58 %, según el tipo de bono utilizado. Es de destacar que el uso por las personas usuarias de los abonos transporte supone ya más del 73 % del total de los viajes efectuados por los operadores de transporte metropolitano.

Además de esta compensación, la Junta de Castilla y León continúa abonando el abaratamiento de tarifas que se produjo el 1 de enero de 2020 y que ha supuesto que los ciudadanos paguen un 10% menos por el uso del transporte.

En 2020 la aportación de la Junta de Castilla y León ascendió a 2,66 millones de euros, de un total de 3,32 millones, y la previsión para 2021 es de 3,11 millones, más del 75 %, de un total previsto de 4,11 millones, la mayoría para afrontar las subvenciones por déficit de explotación. La Junta de Castilla y León seguirá compensando en el año 2021 la caída de ingresos derivada del COVID-19, «para que los municipios no se vean afectados presupuestariamente por esta situación y el transporte público pueda seguir prestándose en condiciones de normalidad a pesar de la reducción de la movilidad generada por la pandemia”, ha concluido el consejero.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba