fbpx
Cosas de la vida

Cómo limpiar los faros del coche con productos caseros

Sin comprar productos especializados

Una buena iluminación en los automóviles sirve tanto para ver bien como para que te vean los demás conductores. Para ello es fundamental mantener los faros del coche bien limpios. Para esta tarea hay multitud de productos en el mercado, pero hay un truco casero, efectivo y más barato y ecológico.

Ante la llegada de las lluvias, la carretera se llena de agua y barro, por lo que los faros del coche se ensucian fácilmente. Cualquier producto para limpiar estas luces cuesta alrededor de 10€ cada bote. Por ello, hay un truco muy fácil y barato, que solo requiere de un limón y bicarbonato de sodio.

En primer lugar, hay que exprimir el limón, y posteriormente añadir un par de cucharaditas de bicarbonato. Una vez removido, se moja una esponja o paño con la mezcla y se limpia con ello el faro, que quedará reluciente y libre de suciedad. Por su parte, hay quien prefiere cortar el limón en mitades, echar encima bicarbonato y frotar los faros con ello. Sin embargo, esta técnica es menos recomendable, puesto que la propia carne de la fruta puede dejar rastro sobre las luces.

Esta mezcla es muy común en limpieza, pues el limón desinfecta, y el bicarbonato actúa como reactivo, por lo que juntos hacen que la suciedad se desincruste con facilidad. Si bien es cierto, hay que destacar que esta técnica sirve para limpiar, pero no logrará reparar los arañazos u otros desperfectos que tengan los faros.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba