fbpx
Castilla y León

150 millones de la UE para cambiar las residencias

Para centrar el modelo en las unidades de convivencia y la robótica

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, aseguró este lunes en Burgos que la llegada de 150 millones de euros hasta 2023 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Comisión Europea permitirá a su departamento invertir en infraestructuras para adaptarlas al nuevo modelo de atención residencial que la Junta está poniendo encima de la mesa “centrado en las unidades de convivencia”, así como dar el salto hacia la implantación de las nuevas tecnologías de la robótica, la domotización y las nuevas aplicaciones informáticas.

 

Ical.- Blanco subrayó ante las principales entidades sociales representativas del tercer sector de la provincia que estos fondos europeos llegan “con unas condiciones” y “para unos programas específicos” y que aunque irán llegando desde este año hasta 2023, las obras e inversiones que se paguen con ese dinero se podrán ejecutar hasta finales de 2026.

Además, indicó que uno de esos condicionantes era destinar el 15 por ciento a las entidades sociales y desveló que la Consejería que preside “subió hasta el 20 por ciento” siendo, dijo, “la única Comunidad Autónoma que desde febrero está trabajando con el tercer sector para destinar el 10 por ciento de esos fondos a los proyectos que vosotros nos habéis trasladado”. “Somos la única que lo ha hecho así: hablar con vosotros antes de fijar el 10 por ciento del presupuesto que nos dan y atender vuestras demandas y necesidades dentro del marco que nos permitan y de las líneas de actuación que nos marcan desde el Ministerio”, les trasladó.

La responsable autonómica destacó la importancia de este foro para poner sobre la mesa el nuevo modelo de atención a la dependencia 5.0 que se está implantando en Castilla y León, para poder “explicar” y “resolver las dudas” de los representantes de las entidades sociales de la modernización de los servicios sociales de Castilla y León, “uno de los proyectos estrella de esta legislatura”, calificó.

Así, valoró que de los 1.216 millones de euros con que cuenta su Consejería en el presupuesto autonómico para 2022, lo que supone un 12,5 por ciento más que en el pasado ejercicio, de los que hay 775 millones para atender a la dependencia. “Apostar por estos servicios, la atención centrada en las personas, las nuevas tecnologías al servicio de las personas, de lo que ellas nos piden, de los que ellas nos demandan, la modernización de los servicios sociales pensando siempre en proteger, sobre todas, las personas más vulnerables”, resaltó.

“El modelo de atención a la dependencia 5.0 va dirigido a todos, adaptándonos a lo que cada uno de ellos necesita para mejorar su día a día”, exclamó, al tiempo que sostuvo que consiste en “cambiar una atención generalizada por una más personalizada”. Sin embargo, resumió que “más allá de la simplificación de trámites”, el modelo de atención a la dependencia 5.0 se centra en tres pilares fundamentales.

Pilares fundamentales

El primero de ello, apuntó, potenciar los servicios que ya se prestan de ayuda a domicilio, de teleasistencia o implantar esa teleasistencia avanzada. En segundo lugar, destacó la importancia de “facilitar a las personas que quieren quedarse en su domicilio los apoyos profesionales, técnicos y de adecuación de la propia vivienda, eliminando las barreras arquitectónicas, adaptándolas y, sobre todo, “que reciban esos cuidados de proximidad necesarios dentro de su propio domicilio con su propio plan de cuidados personalizado”.

El tercer pilar del modelo de atención a la dependencia 5.0 tiene que ver con el ámbito residencial, que es, subrayó, “donde mayor transformación hay que dar”. Por un lado, explicó que la Junta está tramitando la ley de atención residencial, que busca “crear esas unidades de convivencia dentro de lo que es el propio centro residencial”.

Y a la vez, agregó, “esas residencias tienen que convertirse en unos centros multiservicios que den soporte a los centros en red o distintas viviendas que haya alrededor”. “Se trata de todos los elementos que existen de manera independiente, de ser capaces de conjugarlos, engarzarlos y que unos elementos se complementen con otros para optimizar los recursos y aprovechar el uso de las nuevas tecnologías”, indicó.

Durante el foro, al que asistieron alrededor de un centenar de representantes de entidades del tercer sector, el director de Diario de Burgos, Álvaro Melcón, expuso que esta iniciativa persigue hablar de las “deficiencias” que “se deben mejorar”. “Hablemos de qué estamos haciendo bien y de qué podemos hacer mejor”, subrayó.

La encargada de moderar el coloquio fue la periodista del periódico centenario, Gadea Gutiérrez, quien formuló varias cuestiones de interés relativas a la Dependencia 5.0 a la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, tras presentar a cinco representantes del tercer sector, quienes también expusieron sus visiones o reflexiones acerca de sus necesidades sobre esta tecnología al servicio de los cuidados.

Se trata de la presidenta de la asociación de Parkinson Burgos, María Jesús Delgado; del presidente de la Asociación Castellano y Leonesa de Residencias de Atención a los Mayores sin ánimo de lucro (Lares), Jorge Sainz; de la presidenta de la asociación Autismo Burgos, Simona Palacios; de la presidenta de la asociación de Alzheimer Burgos (Afabur), Eloisa Ballestas; así como de la gerente de la Federación de Asociaciones y Fundaciones de Personas con Discapacidad Intelectual Plena inclusión Castilla y León, Vanessa García.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba