fbpx
Castilla y León

Convocadas las ayudas para seguridad y la accesibilidad de la viviendas

Comunidades de vecinos o personas físicas podrán cobrar entre 2.000 y 6.000 euros

La Junta publica este martes en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) la convocatoria de las ayudas a la rehabilitación y conservación residencial dirigidas a la seguridad y la accesibilidad. Contempla subvenciones de entre 2.000 y 6.000 euros para comunidades de propietarios o personas físicas al contar con un presupuesto de 2,83 millones, según avanzó hoy el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

 

Ical.- Esta convocatoria distribuye una cuarta parte de los fondos en los municipios menores de 20.000 habitantes y, como novedad, el resto se distribuye por provincias, según el peso poblacional relativo según datos censales más recientes del Instituto Nacional de Estadística (INE) –con independencia del ámbito municipal en el que se ubiquen las viviendas-, con el objeto de lograr un mayor equilibrio territorial por provincia en la distribución final de la ayuda.

En ese sentido, explicó que las ayudas están dirigidas a edificaciones en bloque o viviendas unifamiliares, ya sean adosadas o independientes, siempre que se trate de inmuebles finalizados antes de 1996, así como a locales comerciales. En este caso, se fija un tope en las ayudas de entre 30 y 80 euros por metro cuadrado. Además, se financiará como máximo el 40 por ciento del coste d ella inversión, que no podrá superar los 300.000 euros, ni el diez por ciento de la dotación presupuestaria de esta línea.

De esta manera podrán ser beneficiarios de estas ayudas las comunidades y agrupaciones de comunidades de propietarios; las personas físicas propietarias de vivienda unifamiliar aislada o adosada, que justifiquen ingresos de la unidad de convivencia hasta cinco veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) y cuyo destino de la ayuda sea para vivienda a domicilio habitual y permanente durante cinco años; y las personas físicas propietarias de viviendas en edificios de tipología residencial colectiva para obras de mejora de accesibilidad universal en los espacios del interior de las viviendas.

Actuaciones

Asimismo, el consejero, que compareció para presentar esta convocatoria junto a los representantes de CEOE, UGT y CCOO en la Mesa de Vivienda del Diálogo Social, explicó que se subvencionarán proyectos dirigidos a cimentación y estructura; instalaciones comunes de electricidad, fontanería, gas, saneamiento, recogida y separación de residuos y telecomunicaciones, con el fin de adaptarlas a la normativa vigente; asimismo, cubiertas, azoteas, fachadas y medianerías.

Por lo que se refiere a la modalidad de mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad, las actuaciones subvencionables se refieren a instalación de ascensores, salva escaleras, rampas u otros dispositivos de accesibilidad -incluyendo los adaptados a las necesidades de personas con discapacidad sensorial o intelectual, así como su adaptación, una vez instalados, a la normativa sectorial correspondiente, siempre que se realicen en los elementos comunes de edificios de tipología residencial colectiva o en viviendas unifamiliares en las que resida una persona con discapacidad o mayor de 65 años-; asimismo, la instalación o dotación de productos de apoyo tales como grúas o artefactos análogos que permitan el acceso y uso por parte de las personas con discapacidad a elementos comunes del edificio en su caso, tales como jardines, zonas deportivas, piscinas y otros similares; también son subvencionables las actuaciones de instalación de elementos de información o de aviso tales como señales luminosas o sonoras que permitan la orientación en el uso de escaleras y ascensores y del interior de las viviendas; la instalación de elementos o dispositivos electrónicos de comunicación entre las viviendas y el exterior, tales como videoporteros y análogos; la intervención que facilite la accesibilidad universal en los espacios del interior de las viviendas, ya sean unifamiliares aisladas, agrupadas en fila o en edificios de tipología residencial colectiva, así como en las vías de evacuación de los mismos y en el supuesto de que en dichas viviendas resida una persona con discapacidad o mayor de 65 años.

Se incluyen obras dirigidas a la ampliación de espacios de circulación dentro de la vivienda que cumplan con las condiciones del Código Técnico de la Edificación en lo referido a vivienda accesible, así como para mejorar las condiciones de accesibilidad en baños y cocinas. Y, por último, también las actuaciones intervención que mejoren el cumplimiento de los parámetros establecidos en el Documento Básico del Código Técnico de la Edificación DB-SUA, Seguridad de utilización y accesibilidad, y afecten a elementos comunes de los edificios de tipología residencial colectiva.

Igualmente, el titular de Fomento y Medio Ambiente señaló que esta línea se dirige a edificios en uso, por lo que no pretende financiar rehabilitaciones integrales, ni tampoco aumentar la superficie construida o el cambio de usos.

Finalmente, señaló que estas ayudas “contribuyen al fomento de la cultura de la rehabilitación en Castilla y León, a la recuperación y revitalización del patrimonio urbano e inmobiliario de los núcleos urbanos”, a la vez que ha destacado “la repercusión positiva de estas ayudas de la Junta, tanto a comunidades de vecinos como viviendas unifamiliares, en la actividad económica y la generación de empleo, sobre todo en el medio rural”, calculando la creación de 56 puestos de trabajo por cada millón de euros invertido.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba