fbpx
Más noticias

Una médica objetora le niega la eutanasia y se tira por la ventana

En Zaragoza

Emilia, una mujer de 83 años, se ha tirado al vacío desde su casa. Había intentado tramitar su solicitud de eutanasia en varias ocasiones, sin éxito en ninguna de ellas, a pesar de que cumplía con los requisitos.

La mujer se suicidó este sábado tirándose al vacío desde su casa de Zaragoza, tras reclamar su derecho a la eutanasia en varias ocasiones y no recibir respuesta. Ha adelantado ‘El Periódico de Aragón’, en base a una denuncia de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD).

Desde DMD han criticado el “silencio total” del médico de la anciana, así como de su centro de salud. Según la asociación ni siquiera tramitaron la solicitud de Emilia para tener una muerte digna, a pesar de que la mujer “cumplía los requisitos para pedirla”.

La fallecía padecía una luxación de cadera congénita, enfermedad que no tenía solución ni posibilidad de mejora. Esta luxación le había provocado un grave deterioro físico, y desde hacía tres años no podía ni salir a la calle. Estaba postrada en la cama con dolores constantes y tenía que ser atendida por su familia.

Emilia se había informado en varias ocasiones sobre la eutanasia, y ya “había intentado suicidarse dos veces”. Cuando se aprobó la Ley que regula la eutanasia comenzó los trámites para llevarla a cabo y, a primeros de julio presentó por primera vez la solicitud. Sin embargo, su médico de cabecera no quiso tramitarla, ha denunciado la asociación DMD.

Tras un primer intento, Emilia trató en dos nuevas ocasiones que le tramitasen la solicitud, pero no consiguió que le hicieran caso. Desde la asociación reconocen el derecho a la objeción de conciencia de los médicos. Sin embargo, exponen que, en estos casos, otro profesional tendría que hacerse cargo del caso.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba