fbpx
Economía

El sector cárnico irá a la huelga

Si no hay acuerdo sobre el convenio colectivo

El sector cárnico irá a la huelga los próximos días 25 y 26 de noviembre y también del 3 al 8 de diciembre como medida de presión si antes no se produce un acuerdo entre la patronal y los sindicatos respecto al nuevo convenio colectivo que se encuentra en fase de negociación.

 

Ical.- Así lo anunció este miércoles en Salamanca el secretario general de la sección sindical de UGT de Campofrío y miembro de la mesa negociadora a nivel nacional, Hilario Sancho, quien recordó que, en Castilla y León, el convenio afecta unos 10.000 trabajadores, de los que 4.000 están en la provincia salmantina, que cuenta entre sus fronteras con 298 empresas.

Sancho recordó en comparecencia pública que UGT y CCOO llevan un año negociando este convenio y reveló que la patronal continúa aduciendo pérdidas para no acceder a las pretensiones de los trabajadores. “Fuimos esenciales durante la pandemia y dimos de comer a la población. Entonces nos daban la ‘palmadita’ y ahora nos quieren dejar tirados”, denunció el representante sindical.

El miembro de UGT recordó que el cárnico es el principal sector de alimentación y quinto en cuanto a volumen de todo el país, por detrás de la automoción. Con más de 100.000 trabajadores y más de 3.000 empresas en todo el territorio nacional, en 2020 facturó cerca de 28.000 millones de euros. “Es un sector potente y dinámico que queremos que lo siga siendo”, reflexionó Sancho, quien señaló además que por debajo de un uno por ciento de los trabajadores se acogieron a un ERTE durante la pandemia, una cifra “irrelevante”.

La última oferta de la patronal, según reveló UGT, contempla una duración de tres años para el nuevo convenio colectivo y unos incrementos salariales que oscilan desde el 2, 5 por ciento en 2021, al dos por ciento en 2022 y el 1,5 por ciento en 2023. “Nos parece insuficiente porque la vida está como está”, valoró Sancho, mientras mencionaba los precios de la luz, el gas o la compra. “Queremos unas subidas más acordes a la situación actual y con clausulas de revisión para no perder valor adquisitivo”, apostilló.

Por otro lado, el representante sindical denunció que la patronal pretende incrementar la bolsa de horas de libre disposición de las empresas de 120 a 170 horas, con las que “pueden jugar” hasta el cierre del primer trimestre del año siguiente. “Son trabajos de una intensidad muy alta en los que si algún día el trabajador se va a diez horas es mucho y eso puede conllevar accidentes y un montón de circunstancias que no queremos que ocurra”, señaló, insistiendo en que “es contraproducente”.

UGT agradeció que los trabajadores puedan disponer de ocho horas para llevar a sus hijos al médicos, tal y como dispone la propuesta de la patronal, aunque reclamó que se amplíe a familiares de hasta segundo grado. Por otro lado, el sindicato se negó a aceptar la jornada de lunes a domingo, ni quiera creando un nuevo turno de trabajo voluntario para nuevas contrataciones porque el precio, unos 40 euros, resulta “irrisorio”. “Quieren más flexibilidad de jornada para abaratar costes de contratación, pero nosotros solo queremos un convenio justo, digno y moderno que consiga ensalzar al trabajador, en lugar de precarizarlo”, concluyó Hilario Sancho.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba