fbpx
Economía

Los trastornos de la mudanza para los clientes de Bankia

El viernes comienza la unificación de sus sistemas informáticos

CaixaBank iniciará el viernes, 12 de noviembre, la integración tecnológica con Bankia, el proceso mediante el cual se unificarán los sistemas informáticos de ambas entidades y los datos alojados en ellos. Los trabajos se iniciarán a partir de las 15 horas del viernes, una vez las oficinas cierren al público, y prevén que se extiendan durante los siguientes dos días, coincidiendo con el fin de semana. La previsión es que la integración se haya materializado el lunes 15.

 

Tal y como informa la entidad a través de un comunicado, en esta operación se va a transmitir la información de 7,6 millones de clientes activos de Bankia con un volumen de 10,4 PetaBytes, «que equivale a 45 veces la capacidad almacenada en Spotify o al peso de 1.800 millones de canciones en formato mp3 de alta calidad». En total, son 2.500 millones de documentos digitalizados (DNI, contratos, firmas, recibos, o correspondencia, entre otros) que, extendidos en papel, ocuparían la superficie de más de 20.000 campos de fútbol.

Canales digitales

La integración comenzará con la migración de información de los sistemas de Bankia a los de CaixaBank (viernes 12 a las 15horas). En cuanto se inicien los trabajos, la actualización de saldo en los canales digitales de Bankia se suspenderá temporalmente y, al consultar su posición, el cliente solo verá los datos registrados el viernes, al inicio de los trabajos de la integración tecnológica.

No obstante, según señalan desde CaixaBank, los preparativos de la integración empezarán a hacerse evidentes algunas horas antes de que el proceso arranque formalmente. Por ejemplo, desde el jueves, día 11, los clientes de Bankia podrán observar que la actualización de su saldo en cuenta, después de realizar alguna operativa, no se efectúa de manera inmediata, sino que lo hace al cabo de dos o tres horas.

Cuando la fase de migración concluya (previsiblemente, durante la noche del sábado 13), tanto la web de Bankia, como la aplicación de banca móvil quedarán automáticamente redirigidas a la web comercial de CaixaBank, y a las aplicaciones CaixaBankNow e imagin. A partir del domingo 14, los clientes de Bankia podrán descargarse las aplicaciones de banca digital de CaixaBank y acceder a ellos. Toda la información sobre su posición habrá sido transferida a los sistemas de CaixaBank.

En su primer acceso a la banca móvil de CaixaBank, los usuarios podrán utilizar las mismas claves que utilizaban con Bankia. El sistema les solicitará las comprobaciones de seguridad habituales, para las cuales será necesario contar con su teléfono móvil.

Por este motivo, se ha llevado a cabo en las últimas semanas una campaña informativa para que los clientes de banca digital de Bankia comprueben que la entidad financiera tiene actualizado su número. En caso de que no sea así, el cliente tendrá limitada su operativa digital, ya que podrá acceder en modo consultivo, pero no podrá realizar compras por internet hasta que informe a la entidad de su numero de teléfono actual.

Desde su primer acceso a los canales de banca digital de CaixaBank, los clientes contarán con un amplio tutorial de ayuda para familiarizarse con el diseño y las funcionalidades que ofrecen CaixaBankNow e imagin.

Alteraciones en los canales

El proceso tecnológico puede causar algunas alteraciones en la disponibilidad de los canales digitales y autoservicio para los clientes de Bankia, según informa la entidad. En este sentido explican que en cuanto comience la migración de datos, los clientes de Bankia podrán acceder a su banca digital, vía web y móvil, y consultar su saldo, pero no podrán realizar operaciones. Tampoco se actualizará el registro de movimientos en caso de que el cliente realice operaciones con tarjeta o reintegros en cajero.

Desde las 15 horas del viernes 12 y hasta el fin de la migración de datos, los clientes de Bankia no podrán enviar ni recibir dinero por Bizum ni por transferencias inmediatas, incluso aunque los remitentes del envío sean clientes de otras entidades. Cualquier intento de operativa de Bizum que tenga como origen o destino un número de teléfono asociado a un cliente de Bankia mostrará un mensaje de error hasta que el servicio vuelva a estar disponible.

Los clientes de Bankia podrán realizar reintegros de efectivo con normalidad en los cajeros durante todo el fin de semana. Sin embargo, el saldo de su cuenta actualizado no se mostrará hasta el fin de los trabajos de integración. Las tarjetas emitidas por Bankia permitirán operar con normalidad mientras la integración esté en curso, con lo que podrán realizarse compras en tiendas físicas y también online. Sin embargo, hasta que acabe la integración, no se verán actualizados los movimientos realizados..

Los TPV de comercios clientes de Bankia aceptarán operaciones con normalidad. La mayor parte de ellos ya están conectados a los sistemas de CaixaBank, dado que este trabajo se ha anticipado para garantizar la disponibilidad del servicio.

Una vez concluya la migración de datos y los clientes puedan empezar a operar a través de los canales digitales de CaixaBank, se espera que todos los servicios estén habilitados y ofrezcan plena disponibilidad, incluyendo el envío y recepción de dinero a través de Bizum y las transferencias inmediatas. Asimismo, se actualizará el saldo incluyendo las compras con tarjeta y los reintegros de efectivo en cajeros realizados durante el fin de semana.

Algunos productos y servicios específicos volverán a ofrecer la información de posición actualizada durante los días siguientes. Por ejemplo, los planes de pensiones dispondrán del dato actualizado de valoración del plan el martes 16 de noviembre. Los clientes de Bankia mantendrán en CaixaBank la posibilidad de operar en los canales que lo hacían hasta ahora, de manera que podrán usar la app o la web tanto si tienen como destino CaixaBank como si es imagin.

Se prevé que los clientes de CaixaBank puedan operar con normalidad a través de CaixaBankNow, tanto web como móvil, o de la app de imagin, y que usen sus cajeros y sus tarjetas sin incidencias, con actualización de su posición en tiempo real. Asimismo, los clientes de otras entidades que efectúen reintegros en los cajeros podrán hacerlo de la forma habitual, independientemente de que se trate de un cajero de origen Bankia o de origen CaixaBank.

Integración tecnológica

Una vez finalice la integración tecnológica, CaixaBank pasará a tener unificada toda la información comercial, así como los sistemas mediante los cuales se pueden realizar operativas financieras y contrataciones de productos, incluyendo todos los canales: oficinas, cajeros, web, móvil, redes de pagos y TPV de comercios. Por este motivo, desde la entidad señalan que la integración tecnológica es una «fase fundamental» en el proceso de fusión; y recuerdan que cuando culmine, ambas entidades pasarán a operar en la práctica como un único banco, menos de ocho meses después de haber realizado la unión legal.

«Para los clientes, este hito supone pasar a disponer de una red de servicios mucho mayor, con una red de oficinas más extensa, más especialistas en atención al cliente, más gestores remotos (en el caso de los clientes del modelo a distancia inTouch) y el soporte de la primera plataforma de banca online de España, con más de 10 millones de clientes digitales», subrayan.

De esta forma, la entidad alcanza «una presencia geográfica equilibrada y diversificada, con la mayor y más especializada red de oficinas, así como con el compromiso de mantener la cercanía al territorio y la inclusión financiera que CaixaBank y Bankia siempre han demostrado». El banco tiene presencia en alrededor de 2.200 municipios, y en 389 es el único.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba