fbpx
Castilla y León

La incidencia a 14 días supera los 100 casos en CyL

Regresa a cifras de inicios de septiembre

La incidencia acumulada de COVID-19 a 14 días en la Comunidad supera ya la barrera simbólica de los 100 casos por cada 100.000 habitantes y se sitúa, concretamente, en los 105,52, una cifra que no alcanzaba desde el 10 de septiembre (cuanto anotó 108,6 casos).

 

Ical.- Así, en la última semana ha crecido en 39 positivos -en tasa-, en línea con la tónica general de los últimos días, desde que el pasado jueves registrara 66,5 positivos por cada 100.000 habitantes. Desde ayer el incremento ha sido de ocho casos en este índice. Se trata de una subida del 58 por ciento en los últimos siete días.

Por provincias, Ávila registra de nuevo un importante crecimiento, desde los 179,5 de ayer a los 209,94 de hoy, la única provincia en nivel de riesgo alto. En riesgo medio se encuentran Burgos (136,45), Valladolid (116 casos), Segovia y León (98,3), Salamanca (79,8) y Palencia (75,4); y en nivel bajo, Soria (42,7 casos) y Zamora (48).

A siete días, el ritmo de incremento de la incidencia se reduce ligeramente, al pasar de los 39,3 casos del pasado jueves a los 65 notificados por Sacyl hoy, un 65 por ciento más (frente al 70 de ayer). De nuevo Ávila ofrece la noticia negativa, al pasar hoy a riesgo muy alto, con 139,5 casos por cada 100.000 habitantes. León está en nivel alto (75,15), mientras que Burgos descienden a nivel bajo (73,2), en el que permanecen Valladolid (73,1), Salamanca (50,1), Segovia (42,3) y Palencia (41,1). Por último, Zamora (20,5) y Soria (23,6) cierran en riesgo bajo.

Además, la tasa de incidencia en el colectivo mayor de 65 años alcanza los 114,55 positivos a dos semanas, en nivel de riesgo alto. Si bien Ávila y Burgos presentan guarismos de riesgo muy alto, con 294,17 y 194,66, respectivamente. A siete días, Castilla y León apunta 72,3 casos (riesgo alto), con Ávila, Burgos y Valladolid en muy alto (192, 104,9 y 86,5, respectivamente).

Sin embargo, este incremento de la incidencia no afecta a las unidades de críticos con COVID, cuya ocupación se estabiliza en el entorno del 4,57 por ciento en Castilla y León, lo que supone encontrarse en el parámetro de nueva normalidad. El porcentaje es similar al de hace una semana, del 4,6 por ciento.

Cuatro provincias se mantienen sin pacientes con coronavirus en las unidades de cuidados intensivos: Palencia, Soria, Zamora y Salamanca. En nueva normalidad también se encuentra Valladolid, con el 4,85 por ciento, por debajo del cinco. Mientras, en riesgo bajo están Burgos, cuya ocupación es del 6,67 por ciento; León, con el 8,57, Segovia, con el 6,45 por ciento, y Ávila, con el 5,56 por ciento.

Por su parte, la tasa de ocupación en planta, mientras tanto, se mantiene también estable desde hace unos días, con el 2,05 por ciento. Ávila empeora los registros, hasta el 6,4 por ciento, en nivel de riesgo medio. En bajo están Burgos (2,9 por ciento), Zamora (2,5) y Valladolid (2,3) y las otras cinco provincias, en parámetros de nueva normalidad.

La positividad global de las pruebas diagnósticas sigue en aumento hasta alcanzar hoy el 6,07 por ciento (seis décimas más que ayer) y el porcentaje de casos con trazabilidad disminuyó hasta el 65,6 por ciento, dos puntos menos.

Por último, el número reproductivo básico instantáneo, que indica el promedio de personas que cada contagiado puede llegar a infectar, crece sensiblemente desde el 1,29 al 1,33. León encabeza este parámetro con una tasa de 1,88 (ha crecido a diario durante la última semana), seguida por Salamanca (1,60), Ávila (1,56), Valladolid (1,27), Soria (1,22), Palencia (1,13) y Burgos (1,06). Solo Segovia y Zamora, con 0,85 y 0,84, respectivamente, se mantienen por debajo de la barrera del 1.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba