fbpx
LocalPortada

«Tu príncipe azul y tu media naranja están en ti»

La subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, analiza la violencia machista en el 25N

Este jueves, 25N, se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. La subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, analiza este fenómeno así como las vías para poder superarlo. «La denuncia es el principio del fin del maltrato. Es fundamental que las mujeres seamos independientes y libres. No hay un perfil concreto del que entiende la posesión de la mujer en la esfera privada», señala.

 

Si le digo: Príncipe azul o media naranja. ¿Usted qué nos contesta? ¿Han hecho daño estas expresiones? ¿O es una exageración de las mujeres que no han encontrado a ese hombre ‘perfecto’?
Estas expresiones han estado en los cuentos, los cuentos casi siempre buscan un final “feliz” que llena de satisfacción al lector; la vida real está construida sobre otros supuestos y, no por ello, dejan de ser envolventes y bellos aun en el dolor del camino que produce apostar por la vida.
Tu príncipe azul y tu media naranja están en ti.
Creo que es más un anhelo que una exageración cuando se utiliza la expresión, pero que nadie busque el hombre o la mujer perfecta, la perfección en sí misma considero que no es buena desde el significado que le damos en el lenguaje cotidiano, la perfección solo le logra desde el amor como donación.

Otra expresión. Es para toda la vida… ¿Cuántos ‘hombres de mi vida’ puede haber en una vida?
En tu vida puede haber cuántos hombres y mujeres se crucen en tu camino, lo importante es que las relaciones que mantengas sean sinceras, amorosas, que estén impregnadas por la lealtad y que el perdón cruce el sentimiento y la emoción cuando sea necesario. Las relaciones enriquecen la vida y es importante vivirlas con serenidad y siempre desde el ejercicio de la libertad y en condiciones de igualdad; como parte de la existencia, ella o él aparecen para construir un camino, tu camino.

Hay una canción Chica Ideal, de Sebastián Yatra y Guaynaa que es una de las que más se ha escuchado este 2021. Dice así el estribillo:

Quiero una chica, quiero una gyal
Quiero una mujer que sea muy especial
Quiero una dama que me sepa amar
Y por supuesto que se sepa menear, oh yeah

¿Qué se gana cosificando a las mujeres?
Nunca se gana, al contrario, siempre, siempre se pierde y esta es una gran verdad, a una vida no puedes encerrarla ni en una bonita vitrina de cristal ni en una caja de oro, la vida es libertad, la mujer, si es libre, puede diseñar y llevar a cabo un proyecto personal de vida que puede ser compartido; cosificar atenta contra el derecho a ser diferente, a ser yo misma y a ser respetada y querida como tal.
Los discursos peligrosos son aquellos que intentan negar la existencia de la violencia hacia las mujeres, intentar moldear el aire y aún no han descubierto que es imposible, la arcilla de la vida no se puede contener en un recipiente.

Es un problema de educación sexual, de darle menos importancia a asignaturas como ética, filosofía, historia,… ¿Cómo podemos aprender a cuidarnos y querernos las mujeres?
Una educación sexual ajustada a cada tramo de edad es nuclear en el proceso de aprendizaje.
Planteas dos asignaturas que para mí son fundamentales en cualquier espacio formativo, formal y no formal, y en todos los niveles desde primara a la educación universitaria. La filosofía para acercarnos al cómo y el porqué de la existencia, y la Ética como brújula de la vida. Esta es la mejor inversión y prevención para la gestión de conflictos y para incorporar a los otros como parte del desarrollo personal y comunitario.
Me preguntas cómo podemos querernos y cuidarnos las mujeres: es fundamental que las mujeres seamos independientes, libres e iniciar procesos de empoderamiento y autoestima; esto no es fácil cuando las mujeres viven con miedo y sometimiento; tenemos que  dar confianza y mostrar sin reservas los recursos con los que las mujeres que quieran salir del infierno en el que viven junto a sus maltratadores tienen en las administraciones públicas y en el tercer sector.
Tenemos que transmitir confianza y seguridad.

Hay un porcentaje de mujeres que tienen miedo a hablar. ¿Cómo podemos convencerlas de que todo comenzaría a irle mejor si denunciaran el maltrato?
Podemos entender el miedo que sienten muchas mujeres para denunciar a sus maltratadores, pero este primer paso puede ser el principio del fin. Tras una denuncia hay una protección para la mujer y sus hijas e hijos, no estáis solas, acompañamos el proceso desde los recursos necesarios para iniciar otra vida.
Puedo comentar algunos de los recursos con los que desde el Gobierno de España estamos trabajando.
En el año 2018, con el gobierno de Pedro Sánchez, se activa el Pacto de Estado contra la violencia de género para dar una respuesta institucional y consensuada. Se han producido cambios legislativos y, entre otras medidas, tienen presente la violencia vicaria, hacia los hijos e hijas. Durante la época de la Covid los servicios de atención a las mujeres víctimas de violencia fueron considerados esenciales. Inversiones en prevención desde los fondos del Pacto de Estado que en este año han aumentado, en el caso de Salamanca, en más de 220.000 euros con respecto al año anterior. Y hace tan solo unos días, el presidente ha anunciado una importante cuantía, 32,6 millones de euros, para la teleprotección a las mujeres víctimas de violencia.

La violencia de género –verbal, psicológico, física, vicaria…- ¿se da más en unas clases sociales que en otras? ¿Cuánta más educación y formación tiene una mujer, más dificultades encuentra un hombre para maltratarla? O no tiene nada que ver.
La violencia sobre las mujeres por el hecho de serlo no conoce de razas, ideologías, condición social, nivel educativo o económico. Entender la posesión de la mujer en la esfera privada no tiene perfil, nos sorprenderíamos de saber que nuestra amiga, nuestra hermana o nuestra compañera de trabajo o nuestra vecina sufren maltrato, cada día nos sorprendemos con noticas de quienes son maltratadores y están siendo denunciados por sus parejas.

Como profesora de Sociología. ¿Qué tiene que tener el amor auténtico?
Solo se puede hablar del amor desde el amor; ninguna disciplina puede medir y decir qué es el amor auténtico, tampoco la sociología.
Te puedo resumir lo que yo entiendo por amor: Un ejercicio de generosidad, de libertad, de comprensión, de respeto, de mutuo apoyo, de búsqueda de la armonía, de compartir el dolor y del encuentro compartido con la belleza que fluye cuando te fusionas con la vida.

Por último, como subdelegada del Gobierno en Salamanca. ¿Qué pueden hacer el Gobierno, las fuerzas de Seguridad y la sociedad misma para erradicar esta lacra que nos resta como civilización?
Son ya muchos los recursos activados para acompañar y dar respuesta a las necesidades de las mujeres víctimas de violencia.
Este gobierno tiene como prioridad erradicar la violencia machista y garantizar la atención integral de las víctimas y sus hijas e hijos y trabajar para prevenir la violencia. Es preocupante que el 20% de los jóvenes nieguen la existencia de la violencia hacia las mujeres cuando en el 2019 estaba en el 14%; un dato sobre el que tenemos que reflexionar, y el primer paso es trabajar decididamente desde los procesos educativos, el respeto, la diferencia y la gestión de los conflictos entre otras cuestiones, considero que la educación es nuclear en el proceso de erradicación; la tolerancia cero frente al maltrato, constituirnos como ciudadanía en agentes de igualdad en cado acto de la vida e intentar no dejar puntos de fuga.
El papel de las fuerzas y cuerpos de seguridad es muy importante de cara a la protección de las víctimas, tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional tienen un alto nivel de formación que les permite valorar y determinar el riesgo de las víctimas, junto a ellos las policías locales colaboran desde el sistema de VioGen. Salamanca cuenta con casi la totalidad de las policías locales incorporadas al sistema de VioGen para el apoyo, protección y seguimiento de las víctimas.
Solo acabaremos con esta lacra cuando tomemos conciencia del atentado tan grave que se está produciendo hacia las mujeres y cuando seamos también capaces de “soltar” un discurso a veces impostado para incorporar en nuestra vida como objetivo acabar con la violencia.
En este noble objetivo tenemos que sumarnos la humanidad  toda, para hacer más saludable, feliz, justa e igualitaria esta existencia; no ha de ser una utopía, ha de ser parte del destino de los hombres y mujeres.


Cuento de la subdelegada del Gobierno en Salamanca:

‘La muñeca mágica’

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba