fbpx
Local

Clece contrata a 29 mujeres víctimas de la violencia de género en el último año

La empresa muestra su apoyo a las mujeres de Castilla y León frente a la violencia machista

En lo que llevamos de año 37 mujeres han sido asesinadas víctimas de la violencia machista en España. Junto a ellas, cinco menores han perdido la vida también a causa de esta lacra social contra la que este jueves, 25 de noviembre, fecha en la que se celebra el Día Internacional Contra la Violencia de Género se alza la voz con el fin de conseguir la igualdad real, condenar todo acto contra la mujer y pedir justicia para las fallecidas y para quienes la han sufrido y siguen sufriendo

Así, y con motivo de la conmemoración de este día, los más de 6.800 trabajadores con los que cuentan Clece y sus filiales en Castilla y León muestran su absoluto rechazo a este problema. Para ello, desde hace días todos los centros de trabajo con los que cuenta la compañía en la Comunidad castellano y leonesa lucen un gran lazo morado y sus redes sociales se han inundado de mensajes de apoyo a las víctimas, dando la espalda al agresor mediante una manifestación digital bajo el hashtag #UnaVidaSinViolencia.

Asimismo, la empresa Talher, filial de Clece dedicada a los servicios medioambientales y gestora del servicio de Mantenimiento de Zonas Verdes del Ayuntamiento de Salamanca, ha repartido macetas de pensamientos morados entre la ciudadanía junto al alcalde, Carlos García Carbayo, para llamar la atención sobre este problema social e invitar a sus receptores a compartir una reflexión en redes de apoyo a las víctimas.

Trabajadores de Clece.

No obstante, el respaldo de Clece a las mujeres que han sufrido y sufren maltrato en cualquiera de sus formas no se limita a un único día, ya que este es uno de sus principales caballos de batalla. Tanto es así, que en el último año la dirección de operaciones de Clece Noroeste ha contratado a 40 mujeres víctimas de violencia de género de las que 29 pertenecen a Castilla y León, con el objetivo de prestarles una oportunidad para rehacer su vida.

Todo, dentro de una política y una manera de hacer las cosas que lleva a quienes trabajan en la compañía a detectar posibles casos entre sus compañeras para ayudarlas en todo lo que puedan necesitar llegando, incluso, a favorecer el traslado de empleadas víctimas de violencia de género por todo el territorio nacional para ayudar a poner kilómetros de por medio con su maltratador y dándoles un nuevo trabajo y un hogar digno con los que rehacer su vida.

Porque hoy y siempre se debe luchar contra la desigualdad desde las empresas, por #UnaVidaSinViolencia.

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba