fbpx
Castilla y León

Castilla y León vuelve a descartar nuevas restricciones

Porque el incremento de la incidencia no se traslada al hospital

La Junta de Castilla y León descarta aplicar nuevas restricciones para controlar la evolución del COVID-19, porque el incremento de la incidencia acumulada no se traslada en la misma medida a las hospitalizaciones e ingresos de las unidades de cuidados intensivos. Además, da por aplicadas ya el 70 por ciento de las recomendaciones de sus expertos.

 

Ical.- En la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz de la Junta y consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, reconoció que la incidencia está subiendo, pero a diferencia de otras olas, señaló que el número de contagios no es el único parámetro, al no existir en su opinión la misma correlación entre incidencia e ingresos, gracias a que el 90 por ciento de la población diana está vacunada.

En una jornada en la que se notificaron más de 5.000 casos, Fernández Carriedo argumentó que el crecimiento a un ritmo “muy alto” de la incidencia no se traslada a la hospitalización. Por ello, insistió en que se mantiene el marco actual y se remitió al nuevo decreto ley aprobado por el Gobierno, que la Junta espera revisar una vez se publique, tras aprobarse hoy por el Consejo de Ministros.

“Leeremos el decreto ley”, dijo Fernández Carriedo, para después convocar al comité de expertos que asesora a la Junta, por parte del consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez. No obstante, el portavoz no precisó si la reunión se producirá esta semana para analizar las propuestas que se propongan.

Asimismo, el consejero remarcó que la Junta ya cumple “muchas de las recomendaciones” de los expertos, un porcentaje que llegó a situar en el 70 por ciento, como son el refuerzo en la realización de test, los cribados, el rastreo y la campaña de vacunación. “Muchas de estas recomendaciones se están desarrollando ya”, dijo sobre el último acta, en el que este grupo de científicos planteaban medidas restrictivas sobre la hostelería.

De la misma forma, Fernández Carriedo reiteró el mensaje de prudencia de la Junta que expresó ayer su presidente, Alfonso Fernández Mañueco, sobre las reuniones familiares estas fiestas, con el consejo de que se reduzcan las unidades familiares y el número de personas. Además, sobre la celebración de actividades navideñas, como las cabalgatas, pidió a los ayuntamientos que se programen en espacios abiertos, “muy amplios” y con suficiente recorrido para que la “concurrencia” que tengan pueda distribuirse de manera “adecuada”.

Por otra parte, el portavoz de la Junta expresó la voluntad de “escucha” y “diálogo” de la Comunidad con otros territorios, si bien destacó que Castilla y León actuará en defensa del interés propio. Así se pronunció al ser preguntado por la decisión de País Vasco y Navarra de consensuar restricciones conjuntas con otras autonomías limítrofes.

Fernández Carriedo confirmó que no se habían producido esos contactos, puesto que el consejero de Sanidad se encontraba en la reunión del Consejo de Gobierno. Finalmente, el consejero concluyó que la Junta es un gobierno “de diálogo”, que está dispuesto a “escuchar”, y que lo hace con la “mano tendida”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba