fbpx
Castilla y León

314 euros al día para los médicos que trabajen por la tarde

Las enfermeras no percibirán ninguna compensación

Con el objetivo de hacer frente a la alta presión asistencial y evitar el riesgo de colapso por la sexta ola del COVID-19, la Consejería de Sanidad ha aprobado una orden que, durante los próximos dos meses, permitirá a los profesionales de Atención Primaria trabajar por las tardes -de 16 a 20 horas- de forma voluntaria.

 

Ical.- Según se recoge en la orden publicada este viernes en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), se establece la posibilidad de que estos profesionales sanitarios realicen actividad en horario de tarde cuando tengan un aumento de su carga asistencial como consecuencia de la situación epidemiológica, con el objeto de poder atender la agenda programada y a demanda, así como incrementar la actividad de carácter presencial.

Además, se determina que para poder participar en el trabajo de tarde es preciso, en primer lugar, que no existan profesionales disponibles en la correspondiente bolsa de empleo temporal y, en segundo lugar, que el profesional que participe atienda su agenda completa. En el caso de que la agenda del profesional supere las 40 consultas, se entenderá cumplido este requisito con 40 citas a demanda en horario de mañana. A estos efectos, la cita a demanda incluye la cita a solicitud del paciente y la programada por el profesional, pudiendo ser en ambos casos tanto presencial, como a domicilio o telefónica.

La realización de actividad en horario de tarde se abonará en concepto de productividad. Los médicos recibirán por cada jornada vespertina 314,16 euros y los enfermeros 209,04 euros.

Desde la Consejería se argumenta que a los efectos de la pandemia se une la dificultad en la sustitución de profesionales sanitarios. Ambas circunstancias “están suponiendo un peligro inminente de colapso de la atención primaria que debe prestar atención, además de a los problemas de salud no relacionados con el coronavirus, a la patología Covid, tanto ante la determinación de casos probables como por las correspondientes pruebas de diagnóstico así como su tratamiento y seguimiento”.

Enfermeras

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Castilla y León denunció, por su parte, que con la nueva regulación publicada hoy en el BOCYL de nuevo la Consejería de Sanidad ha ignorado la oportunidad de compensar los excesos de jornada y de presión asistencial de las enfermeras y enfermeros de los centros de salud y hospitales de Castilla y León.

Con la publicación de la regulación excepcional de las jornadas de tarde en atención primaria que publica hoy el BOCYL, la Consejería ha pretendido dar respuesta a la demora de las citaciones médicas que se están produciendo en este ámbito, estableciendo un abono de 314 euros a los médicos de familia por cada prolongación de 4 horas que acepten realizar voluntariamente en jornada de tarde. Pero, aunque en la regulación de inicio se incluye a las enfermeras y los enfermeros, al no computar las actividades que estos profesionales realizan en lo que se denomina agenda común, extracciones, PCRs, vacunaciones, etc., van a quedar excluidos de cualquier tipo de compensación, a pesar de estar diariamente prolongando su jornada dada la presión asistencial derivada del COVID.

De este modo, se les van a sobrecargar aún más las jornadas ordinarias que realizan de tarde, al tener que atender a su cupo y, a mayores, las derivaciones de los médicos a los que sí se les va a abonar el prolongar su jornada.

Desde SATSE Castilla y León denuncian que de nuevo la Consejería ha obviado la situación que están sufriendo las enfermeras de los centros de salud y hospitales de Castilla y  León, que en este último caso están viendo como cada vez tienen más pacientes asignados por enfermera en las unidades de hospitalización y se les modifican constantemente sus planillas para que acudan a trabajar en sus días de descanso y, de esta manera, poder dar cobertura a las necesidades asistenciales, condicionando su vida personal y familiar y sin ningún tipo de compensación por ello.

Los profesionales enfermeros llevan dos años sufriendo un importante incremento de la presión asistencial, pero como esta no queda reflejada en las estadísticas de las listas de espera y demora, no entra dentro de las prioridades de la Consejería de Sanidad tomar medidas para paliarlo o compensarlo.

Desde SATSE Castilla y León se considera que va a ser imposible atraer profesionales enfermeros a nuestra Comunidad si no se les ofertan unas condiciones laborales adecuadas, lo que debería reflejarse en contratos de un mínimo de 6 meses o 1 año de duración, la cobertura de todas las ausencias de los profesionales enfermeros para no incrementar aún más unas ratios que ya están muy por encima de la media europea, un respeto a sus planillas de trabajo para que puedan conciliar su vida personal y familiar y que por fin se instaure en Castilla y León la jornada de 35 horas para equipararnos a comunidades autónomas limítrofes como Cantabria, Asturias, Extremadura o Euskadi.

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Botón volver arriba